GameStick, la consola de bajo coste basada en Android que ha nacido para competir contra OUYA

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Da la impresión de que las consolas de sobremesa que utilizan el sistema operativo de Google están de moda, gracias a que en este ecosistema ya hay una considerable cantidad de juegos disponibles y permite ofrecer máquinas a un precio muy reducido. Hoy nos llegan noticias de GameStick, una propuesta nacida para enfrentarse con OUYA, la precursora en este campo. ¡Parece que este año podremos disfrutar de grandes títulos por muy poco dinero!

Android nunca ha sido una plataforma demasiado amigable con los videojuegos, al contrario que el controlado y uniforme ecosistema de Apple. Pero el éxito del robot verde ha terminado por atraer a los desarrolladores, y cada vez hay más y mejores títulos. Gracias a la libertad que ofrece Google, son ya varias las propuestas de hardware centradas en el ocio electrónico disponibles, como el tablet Archos GamePad o la consola de bajo coste OUYA. Ese último proyecto, sufragado en la página de financiación colectiva Kickstarter, es precisamente la inspiración de la iniciativa que hoy os traemos, basada en componentes de smartphone para lograr un precio de venta muy bajo.

Imagen de la videoconsola con Android GameStick

Como se ve en la foto, GameStick es una consola muy compacta. La compañía PlayJam lleva un año trabajando en ella, y promete vídeo a 1080p gracias a su procesador Amlogic 8726-MX, 1 GB de RAM y 8 GB de ROM. Unas especificaciones discretas que le permiten que su precio ascienda a sólo 79 dólares. Aunque primero será necesario que recauden 100.000 dólares en Kickstarter para disponer de fondos, algo sencillo considerando que llevan unos 90.000, a falta de 28 días para que llegue la fecha límite. Según parece, 250 desarrolladores ya están trabajando para adaptar su software a la máquina, como Madfinger, creadores del exitoso Shadowgun.

Lo cierto es que, existiendo OUYA, creo que esta alternativa no tiene mucha razón de ser: no ofrece ninguna ventaja importante, su precio resulta similar y las especificaciones parecen inferiores. El tamaño compacto representa un punto a favor, pero no me da la impresión de que sea suficiente para garantizarle el éxito. Ya hemos visto que algunos proyectos financiados mediante crowdsourcing han sufrido problemas, y GameStick va a tener que encontrar alguna forma de diferenciarse de su competidor si quiere robarle ventas cuando estén disponibles en las tiendas. Por ahora, la aventura de PlayJam sigue viento en popa, y reunir el dinero requerido parece que no resultará complicado.

¿Qué te parece este concepto? ¿Lo prefieres a OUYA, o piensas que vale la pena hacerse con los dos considerando su reducido coste?

Kickstarter | Gamestick

Archivado en Android, Kickstarter, OUYA, Videojuegos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion