El escultor de Versalles: Antoine Coysevox (barroco francés)

COMPARTIR 0 TWITTEAR

En Versalles durante los siglos XVII y XVIII imperó un estilo clasicista específicamente francés que el rey favoreció y explotó para crear una estética oficial y propagandística. El famoso Palacio de Vesalles fue la gran empresa de la Academia, manipulada por el Estado. Fue una institución que prácticamente monopolizó y tiranizó el arte francés, de la que eran miembros todos los artistas amparados por la corte. A los que no dejaba individualizarse, ni tener personalidad propia. El único que pudo desmarcarse, con gran originalidad, fue Antoine Coysevox. ¿Te apetece conocer su obra?

Coysevox

La ninfa de la concha – 1683-1685 – original en el Louvre (copia en los Jardines de Versalles) – barroco francés – escultura – mármol

Antoine Coysevox (1640-1720), escultor barroco francés. Fue muy relevante en la corte francesa bajo el reinado de Luis XIV. Sus primeras obras fueron relieves en estuco y estatuas para decorar los jardines del Palacio de Versalles, entre las que se encontraba La ninfa de la concha.

Durante las décadas de 1670 y 1680 realizó muchas obras decorativas y bustos ornamentados para el interior del palacio, participando en la decoración de la galería de los espejos, en la escalinata de embajadores y del salón de la guerra.

También realizó esculturas de tema religioso y monumentos funerarios. Después de 1690 evolucionó a un barroco más desenvuelto y expresivo que prefiguró el estilo rococó.

Sus bustos constituyen sus obras maestras, y entre ellos se incluyen diez de Luis XIV y El gran Condé, que sobresalen por sus penetrantes caracterizaciones y por su expresivo modelado barroco.

En Versalles imperó en aquella época un estilo clasicista específicamente francés que el rey favoreció y explotó y que llegó a crear una estética oficial uniforme. El famoso palacio fue la gran empresa de la Academia, institución que prácticamente monopolizó y tiranizó el arte francés de los siglos XVII y XVIII, de la que eran miembros todos los artistas amparados por la corte, pero que no dejaba individualizarse a ninguno de ellos.

barroco

En las Academias es de donde parten las primeras orientaciones neoclasicistas, con programas artísticos conforme a un prefijado ideal de belleza grecorromano. Las Academias significaron la muerte de las escuelas locales y talleres particulares.

Hay una centralización del arte. Controlan las prácticas artísticas, encargándose el Estado de la enseñanza de las Bellas Artes. Los artistas ganan en conocimientos técnicos y en ciencia, pero pierden en individualidad.

Coysevox es, en cierto modo, el más original por ser el iniciador y quien puso de moda el retrato de busto, la modalidad escultórica más importante del arte francés del S. XVIII.

El primer encargo de Coysevox para la corte de Versalles fue el de copiar modelos clásicos bajo la supervisión de Le Brun (no llegó a ir a Italia, por lo que su clasicismo es indirecto). Son copias de la colección Borghèse, actualmente en el departamento de antigüedades griegas, etruscas y romanas.

La ninfa de la concha es una de una serie de copias de obras antiguas encargadas por el Rey, que manifestaba así su admiración por el arte antiguo, aunque esta obra introduce numerosas variaciones sobre el original.

Escultura de mármol que presenta una ninfa semidesnuda sobre una gran concha. Imita los ideales y las proporciones clásicos.

Coysevox

El hogar de las ninfas está en las montañas y arboledas, en los manantiales y ríos, en los valles y las frías grutas y, por extensión, se la representa en este jardín de Versalles como si de un lugar idílico se tratase.

Esta ninfa se presenta sobre una concha y con claras alusiones al agua, se interpreta como una náyade protectora de fuentes y manantiales, ideal clásico muy del gusto estético neoclásico y del gusto clasicista específico francés a finales del XVII y principios del XVIII.

La mitología fue un asunto casi obligatorio para todo escultor neoclásico. Coysevox sigue los dictados de la Academia y se convierte en uno de los más hábiles propagandistas.

Las esculturas del jardín de Versalles tienen un carácter decorativo, tan del gusto de la época, y copian el mundo clásico, utilizando muy a menudo la temática mitológica en jardines y palacios.

¿Consideras una buena opción que el Estado controlara la enseñanza de las Bellas Artes?

Archivado en Arte, Barroco, Escultura, Pintura
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion