Las tipografías más utilizadas por los diseñadores y su historia IV

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Llega el miércoles y seguimos hablando de las tipografías más utilizadas. En esta cuarta entrega de este especial nos adentraremos en una tipo nacida para la señalización. De manos de un tipógrafo que nos otorga varias familias de letras muy populares. Hoy es el día de la tipografía Frutinger, vamos a adentrarnos en otra gran creación suiza. ¿Me acompañáis?

cabecera las tipos más utilizadas 4 Tras hablar la semana pasada de letras en el espacio con la tipografía Futura, regresamos a la Tierra para hablar de algo básico en nuestro mundo moderno: la señalización. Tranquilos, no es que tenga pensado cambiar de tema. Simplemente, la protagonista de hoy tiene mucho que ver con la señalización, pues fue creada para ello.

Su creador, Adrian Frutinger, se encontró en 1968 con un encargo. Este consistía en el diseño de la señalización del nuevo aeropuerto de París, Charles de Gaulle. Un reto difícil, pues no sólo tenía que combinar con el estilo moderno y vanguardista de la arquitectura, también debía ser extremadamente legible. Los pasajeros tenían que ser capaces de leerla desde lejos y andando deprisa.

Adrian Frutinger y Hansjürg-Hunziker trabajando

Para ello, el señor Frutinger, al contrario de los que muchos pensaron, desechó la idea de usar la tipografía Univers y decidió diseñar esta familia tipográfica de la que hoy hablamos. Esta nueva creación se bautizó con el nombre de Roissy, dada a conocer en 1975 por La Fundición Stempel. No obstante, no acogería esta denominación durante mucho tiempo, pues en 1978, cuando Lynotipe compra los derechos de reproducción de la misma, pasa al nombre por el que hoy la conocemos.

Esta tipografía de palo seco, tiene la peculiaridad de no tratarse de una tipo estrictamente geométrica. Pues existen diversos detalles, como por ejemplo la altura de las astas de las minúsculas, que sobrepasan el tamaño de las mayúsculas. Diversas variaciones de la tipografía frutinger La familia siguió creciendo, creando nuevas variaciones de la tipografía inicial desde 1976 a 1980, siendo diseñadas por Adrian Frutiger y su ayudante Hansjürg Hunziker. Pero este sólo fue el inicio, pues bajo el mismo nombre, Frutinger siguió creando familias. El número es tan extenso que sorprende, pues algunas de ellas ya poco tienen que ver con la original. Pero teniendo en cuenta que toman su denominación del apellido del creador, tampoco sorprende. Al fin y al cabo, son familias tipográficas diferentes.

Sus líneas sencillas y atemporales la han convertido en una buena elección para diversos proyectos gráficos. Desde señalización (para lo cual se diseñó inicialmente) a imagen corporativa, es una herramienta perfecta para el diseñador. Algunos ejemplos los podréis ver en la galería de este artículo.

¿Por qué ha tenido tanta aceptación? Quizás porque no sólo es estéticamente hablando atractiva, sino que además es muy funcional. Con un alto grado de legibilidad y con un estilo que difícilmente pasa de moda, no es de extrañar que los diseñadores la elijan. ¿Qué os parece a vosotros?.

Archivado en Adrian Frutinger, Las tipografías más utilizadas, Letras, Tipografía
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion