Mundos paralelos: “El maestro del Prado” de Javier Sierra

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Esta semana se ha celebrado el Día Internacional del Libro, pero nosotros seguimos enfermos los 365 días del año. Nos gusta leer, es un defecto como otro cualquiera. Carlos Girón y yo mismo, somos esclavos de las palabras escritas. En esta ocasión “Mundos paralelos” escarbará en el arte y en la historia, recorriendo los pasillos del Museo del Prado de la mano de un maestro, en busca de los secretos que esconden las obras renacentistas. Rafael, Tiziano, Leonardo… ¿Te apetece comentar con nosotros la nueva novela de Javier Sierra? Pasa, estás invitado…

El maestro del Prado

Gorka Iriondo: Mundos paralelos sube su tercer escalón, ya no somos aquellos inocentes y utópicos chavales que querían hablar de literatura, ahora hemos perdido pelo y el cansancio modela nuestras facciones… ¡soy un exagerado! ¡Parezco de Bilbao! Hola, Carlos, ayer estuve hablando con Aránzazu y me habló de un libro que le habían recomendado, El maestro del Prado de Javier Sierra, ¿qué te parece si lo leemos, y lo comentamos en nuestra sección? Así calmamos nuestra histeria erótica…

Carlos Girón: ¡Qué tal Gorka! Salgo ahora del confesionario porque mi conciencia no podía descansar después del Podcast de la semana pasada. ¿Javier Sierra? Debo decir que no lo conozco, pero el título lo he visto por todas partes este martes. Vaya, veo que el autor tiene su propia página web y todo. Dice que está trabajando en sus próximos tres libros al mismo tiempo¿De verdad?

El maestro del Prado

G.I.: Se puede querer a dos mujeres a la vez, pero es imposible escribir tres libros al mismo tiempo, ¿no crees? A no ser, que seas esquizofrénico y tus voces sean artistas que te van dictando las historias. Ahora en serio, Javier Sierra no es un cualquiera, es un superventas, el primer escritor español que entró en el Top Ten de la lista de los más vendidos de Estados Unidos del The New York Times. Es un misterio que no haya leído ningún libro suyo, pero sé que los enigmas de la historia son su pasión y su delirio, porque le escuchaba hace unos años en un programa de radio, que radiografiaba la historia: La rosa de los vientos. Algún día dedicaré un artículo a Juan Antonio Cebrián. Un comunicador genial, que nos dejó demasiado joven.

C.G.: Sí, también he visto ese dato de la lista neoyorquina. Aunque no me quedaba claro si era para presumir o como advertencia. Por lo que dices me parece entender que el buen Sierra podría ser una especie de versión hispana de Dan Brown. Aunque espero que su tratamiento de los aspectos simbólicos en el arte sea un poco más riguroso. Además, entreveo por ahí esa postura que sostiene que la muerte de la Historia (con mayúscula) nos ha dejado con nada más que historias. Con su respectiva conclusión por demás peculiar: gran parte del contenido que nos presentan como hechos históricos no es sino material novelado. Puede ser interesante si el autor juega con esto. Momento… ¿él mismo es el protagonista de la novela?

Javier Sierra

G.I.: Interesante pregunta… para la que no tengo respuesta; hasta que no me siente en mi sillón para leer. ¿Era necesario mentar al diablo? ¡Te mereces una colleja, Carlos! Dan Brown, qué horror… en fin, era inevitable. Tenía que salir su nombre, y no será la última vez, me temo. Javier se lo ha buscado, pero hay que reconocer que ser un fisgón, y hacer zoom para ver más de cerca un capricho de la Historia relacionado con el arte, y después añadir unos filtros, es muy atractivo. ¿Qué te parece si leemos esta semana los cinco primeros capítulos, y vemos qué nos está pareciendo? Recuerda que tiene miles y miles de lectores. Casi tantos como nosotros…

C.G.: Bueno, bueno. Nuestros queridos lectores rusos nos ayudan mucho en estos casos. Ya sabes que eso de la literatura se les ha dado muy bien históricamente hablando. Pero dejemos el frío siberiano para centrarnos en la calidez del museo. Cinco capítulos me parecen más que suficientes, así podemos ir desgranando poco a poco la intriga que nos propone Javier Sierra. Aunque desde ahora tendrá el rostro de Javier Bardem que bien podría encarnar el personaje en la versión cinematográfica. Sí, lo sé, voy muy lejos. Mejor te dejo dar el mensaje de despedida Gorka y nos vemos aquí dentro de una semana para abrir fuego.

G.I.: ¿Javier Bardem? ¿Estará la historia a la altura de este actor mayúsculo? Ay… aún no he leído una sola línea y ya estaba pensando en David Fincher para dirigirla, creo que ya estoy preparado para ser un gran productor de Hollywood, después de todo, David O. Selznick tampoco se leyó la novela de Lo que el viento se llevó

Me centro. La semana que viene ya tendremos argumentos para criticar o alabar esta obra, así que voy a dejar de fabricar Donuts para vender el agujero. Vamos a morder, que es lo que nos gusta.

Archivado en Libros, Literatura, Mundos paralelos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion