Las rebajas de Steam, o cómo convertir piratas en clientes satisfechos

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Las distintas industrias de contenidos siempre se quejan del daño que hacen las descargas ilegales tanto a sus resultados económicos como a la cultura en general. Sin embargo, en un mercado con un índice de piratería tan alto como el PC, y que además se encuentra en decadencia frente a las consolas, Valve ha sabido hacerse un hueco gracias a una exitosa tienda digital que hace del precio bajo una de sus señas de identidad, y que logra captar usuarios gracias a promociones periódicas extremadamente atractivas.

Captura de Steam

Valve, empresa creadora de sagas tan notables como Half Life o Portal, fue la primera en acertar con la distribución digital de videojuegos. Diseñaron una tienda, Steam en la que el precio bajo era la principal ventaja, como no puede ser de otro modo cuando se ahorran el coste de fabricación y distribución. Por desgracia, los juegos sí tienen engorrosas protecciones anticopia, pero al menos el proceso de compra es sencillo, se puede pagar con PayPal y en general la experiencia resulta de primera. Un trabajo bien hecho que, sin embargo, no se trataba más que del primer paso hacia el éxito.

Y es que para ninguna empresa resulta posible tener precios rompedores todos los días y en todos los títulos. Ni lo permitirían los creadores de los juegos, ni el negocio podría funcionar siempre de este modo. Así que, aunque en general los precios son buenos, a veces rozan lo ridículo en los períodos de “rebajas”. Y esto se ha vuelto absolutamente clave para el éxito de la plataforma, las bajadas de precio son tan grandes y tentadoras que representan la mejor publicidad para Steam, y son el principal motivo por el cual cada vez tiene más clientes.

Y entre esos compradores, incluso hay personas que en condiciones normales recurrirían a la piratería pero que, viendo un coste más que asequible, y conscientes del trabajo que hay detrás del producto, se deciden a pagar por él. Esto represente un aspecto muy importante, pues consigue traer más usuarios al decadente mercado del PC. Respecto a los jugones legales habituales, en muchos casos las ofertas de Steam implican que compren una gran cantidad de juegos que pasan a engrosar sus bibliotecas digitales, pero que no está claro que lleguen a poder disfrutar algún día. Un comportamiento curioso, pero que trae beneficios a la industria.

Logo de Steam

En definitiva, las rebajas del Steam pueden suponer el riesgo de que los consumidores perciban menor valor en los juegos, pero a cambio consiguen ventas masivas entre los aficionados, y logran convertir a algunos piratas en usuarios de pago, algo muy importante y meritorio. No cabe duda de que la tienda de Valve se ha eregido líder por un motivo, y que su estrategia bien trazada es en buena parte responsable de que los ordenadores no estén en una situación aún más desventajosa frente a las consolas. Sin duda, la forma correcta de luchar contra las descargas ilegales.

¿Qué opinas de este tema? ¿Crees que un pirata nunca pagaría por un juego, por pequeña que sea la cifra, o piensas que se les pude “redimir”?

Archivado en Rebajas, Steam, Valve, Videojuegos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion