Gorilla Glass, el guardián de nuestras pantallas

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El uso que le damos actualmente a nuestro teléfono móvil difiere mucho del que le dábamos hace unos años. Lejos quedan esos tiempos donde nuestro teléfono únicamente nos servia para llamar o enviar mensajes de texto. A día de hoy, un smartphone tiene como principal reclamo el consumo de datos en las cada vez más generosas pantallas, y es por ello por lo que algo tan básico como el panel con el que visualizamos todo el contenido presente en nuestro terminal, debe protegerse adecuadamente. Aquí nace Gorilla Glass, una tecnología que con unos añitos a sus espaldas, actúa como protector de las pantallas de nuestros teléfonos inteligentes.

Lámina de Gorilla Glass

Evidentemente , el uso que le damos a nuestro teléfono móvil nada tiene que ver con el objetivo principal con el que fueron creados hará unas dos décadas atrás. Hemos pasado de llevar en nuestro bolsillo un aparatoso chisme con una diminuta pantalla y generosas teclas con las que poder marcar adecuadamente el teléfono de nuestros contactos, a contar hoy día con modernos terminales que nos permiten navegar por internet, visualizar películas y fotos, sacar instantáneas y poderlas compartir al instante con nuestros amigos, jugar a vídeo juegos o hacer uso de interesantes aplicaciones.

Con el fin de sacarle partido a las nuevas características que definen al teléfono móvil actual, las compañías han otorgado a nuestros terminales de pantallas acordes con el nuevo uso que les damos. Estos paneles, más generosos día tras día, permiten una visualización de todos los contenidos de forma mucho más cómoda, dejando atrás esos años en los que con minúsculos paneles, debíamos realizar todas las tareas propias de la época como buscar un contacto, consultar la agenda o también jugar a sencillos juegos de scroll lateral (en su mayoría). Todo eso ha quedado atrás, y aunque estas características se dan por sentadas en todo teléfono que se precie, el añadido de las nuevas funciones han hecho que nuestros móviles hayan evolucionado y algo secundario como la pantalla, haya pasado a ser el protagonista absoluto.

Por suerte, desde 2007 nuestras pantallas ya no están expuestas a todos los peligros con los que nuestros móviles deben verse día tras día. Que si llaves por aquí, una moneda suelta en nuestro bolsillo, una caída accidental u otros percances típicos. Actualmente, Corning Inc., fabrica una lámina de alta resistencia que permite que las pantallas de nuestros smartphones queden bien protegidas de cualquier percance. Esta cubierta se estrenó en el 2007 con el primer iPhone con el nombre de Gorilla Glass, tecnología que desde entonces, ha ido evolucionado y ha permitido que la protección frente a rayaduras y golpes sea cada vez mejor.

Actualmente , la mayor parte de los smartphones que pueblan el competido mercado presentan esta cubierta compuesta por una combinación de alcali-aluminosilicato. Gracias a ella, teléfonos como el Samsung Galaxy S4, el HTC One y también tablets como la Kindle Fire HD de Amazon o la Google Nexus 7, pueden permitirse el lujo de ser compañeros de viaje en nuestros bolsillos o bolsos junto con otros objetos que poco tiempo atrás, habrían sido enemigos de nuestras delicadas pantallas.

Personalmente, agradezco este tipo de tecnologías pensadas para aumentar la resistencia de nuestros aparatos, ya que aunque las fundas siempre han sido fieles compañeras desde que el uso del teléfono móvil se empezó a extender, nadie se había preocupado demasiado de los paneles que equipaban los terminales. Al fin alguien ha sabido entender las necesidades del sector, y aquí está Gorilla Glass como fiel guardián de nuestras pantallas.

Finalmente, para que los escépticos hacia esta lámina acaben de convencerse, que mejor manera de comprobarlo que en este genial artículo donde acompañado por un vídeo, vemos cómo esta delgada cubierta es capaz de aguantar lo que sea.

Archivado en Corning, Gorilla Glass, iPhone, Smartphones
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion