The Brick, el móvil ochentero con tres meses de autonomía

COMPARTIR 0 TWITTEAR

¿Echas de menos esos móviles de los primeros tiempos, con unos diseños de tamaño enorme, más bien cuadradotes y con unas prominentes antenas? Pues sí te van las cosas clásicas (y técnicamente muy sencillas) encontrarás en este aparato una opción muy interesante. Además destaca por una característica cada vez más valiosa: su batería resulta prácticamente interminable, por lo que no tendrás que preocuparte de perder una llamada en el peor momento posible.

The Brick

No es la primera vez que vemos un modelo de terminal que hace su punto fuerte la duración de la batería, aunque marcas como HTC piensan que preferimos aparatos más delgados y con menor autonomía. El caso es que, a día de hoy, se ha vuelto difícil que un smartphone usado de manera intensiva resulte capaz de aguantar un día entero funcionando, lo que provoca la preocupación de muchos usuarios, que incluso llegan a elaborar todo tipo de remedios caseros al problema. Pues bien, hoy se nos presenta una solución que corta por lo sano, obviando directamente cualquier prestación moderna.

The Brick (literalmente, “el ladrillo”) es un terminal de lo más básico: su pantalla de 1,8 pulgadas ofrece una resolución de 128 x 160 píxeles y sólo emplea cobertura 2G. Eso sí, hace concesiones a la modernidad al incluir ranura de tarjetas de memoria, un puerto micro-USB y la posibilidad de utilizar el aparato mediante Bluetooth para emplearlo como extensión de nuestro terminal principal si no queremos insertar en The Brick nuestra SIM. Cuenta con un potente altavoz, que podremos usar también para oír música. Respecto a la autonomía, el modelo básico permite tener el móvil en espera mes y medio o realizar 14 horas de llamadas, la Power Edition dobla esas prestaciones y la futura versión XXL ofrecerá seis meses en espera o 48 horas de llamadas.

En octubre el terminal llegará al Reino Unido por 50 libras en su versión normal y 80 libras la Power Edition. No sabemos nada de la disponibilidad en nuestro país, pero la verdad es que con ese diseño tan aparatoso sólo se logrará hacer un hueco entre los amantes de lo retro, y que lleven siempre un bolso, porque meter este “monstruo” en un bolsillo me parece prácticamente imposible. Al menos, el precio no se dispara mucho, porque no cabe duda de que nadie lo usaría como su móvil principal.

¿Qué te parece este dispositivo? ¿Un sueño hecho realidad si te gusta lo vintage, o una pésima idea que fracasará nada más salir a la venta?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion