Logros y trofeos en videojuegos, una idea no siempre positiva

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Una de las grandes novedades de Xbox 360 en esta generación fueron los logros, unas distinciones virtuales que recibimos por realizar determinadas acciones en un juego. Sony, siguiendo la tendencia de los fabricantes de copiarse unos a otros, pronto implementó su propia versión, los trofeos. No cabe duda de que aumentan la duración de los títulos y hay jugadores que disfrutan obteniéndolos todos, pero creo que el haberlos transformado en obligatorios se trata de un grave error, que demuestra que los fabricantes no siempre entienden a los desarrolladores.

Logro en Far Cry 3

El concepto lo creó Microsoft para su Xbox 360: los logros se tratan de unos objetivos desbloqueables de los juegos, normalmente ajenos al desarrollo normal de la partida, que alargan mucho la vida del título. Obtenerlos todos en un juego no resulta fácil, pero nos podremos llenar de orgullo si lo conseguimos, pues se mostrará en nuestro perfil público. Sony vio que la idea era buena, y en esta industria nadie duda en copiar a su competidor. Así que creó un sistema no muy distinto, en el que nos daba trofeos a cambio de nuestros esfuerzos. Los chicos de Redmond incluso prepararon premios para los que se centren en los logros, aunque no resultan de excesivo interés.

La verdad, me parece que se trata de un avance bastante interesante. Consigue alargar la vida de los títulos y resulta especialmente apropiado en los sandbox. Además, a muchos jugadores les crea una sensación competitiva, tanto por rivalizar con otros usuarios como por un afán de superación personal. La PS Vita también los ofrece, y PlayStation 4 y Xbox One seguirán manteniendo los sistemas de sus antecesoras. El problema que veo es que integrar logros en un videojuego resulta una obligación para sus desarrolladores, y creo que esta restricción no resulta positiva.

Los creadores deben tener la máxima libertad a la hora de realizar su trabajo, por encima de políticas de los fabricantes. Ya que hay juegos en los que los logros/trofeos no tienen sentido. En una experiencia sensorial como Journey, ¿qué lógica tiene forzar incluir secretos? ¿Soy el único al que me resulta molesto que interrumpan la extraordinaria belleza plástica de Limbo con un aviso de que he conseguido hacer algo que no me importa lo más mínimo? Otro ejemplo sería ICO, un título lineal, sencillo y basado en una sensibilidad muy especial en el que no tiene cabida el componente completista de este concepto.

Por eso apoyo el funcionamiento de la idea en Nintendo Wii U, en la que se pueden incluir o no estos objetivos a discreción de los desarrolladores. Por desgracia, no hay un sistema que los integre dentro de la interfaz de la consola, sino que cada juego los implementa a su modo. Pero mejor eso que verse obligado a añadir logros en un título en el que no tengan ningún sentido. Y es que pueden aportar mucho en productos como GTA V, pero muy poco en aventuras clásicas al estilo Child of Light.

¿Qué opinas del tema? ¿Estás a favor de logros o trofeos en cada juego, o crees que sus creadores deben poder decidir si los quiere incluir?

Archivado en Logros, Nintendo Wii U, PlayStation 3, Videojuegos, Xbox 360
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (13)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion