Asistimos al pre-estreno de Jobs, la película esperada por los fans de Apple

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Hoy se estrena la película de Jobs en la que Ashton Kutcher interpreta el papel de Steve Jobs, uno de los fundadores de Apple y el genio que hizo de los ordenadores personales algo más que una herramienta. Nosotros hemos tenido la oportunidad de verla ayer durante su pre-estreno y hoy os vamos hablar de ella. ¿Es amena? ¿Cómo retrata al genio de Apple? ¿El actor ha dado la talla? Todo esto lo descubriréis si seguís leyendo.

JOBS

El actor que interpreta al fallecido Jobs es mas conocido por papeles bastante más gamberros. Ya sea en el cine o la televisión , Kutcher se ha dedicado principalmente a la comedia. Se ha especulado mucho respecto al interés personal del actor de interpretar a la cara mas representativa de la compañía californiana, ya fuera por la admiración conocida que Ashton profesaba a Jobs o por el deseo del actor en hacerse ver en otro registro. La elección de este para interpretar el papel protagonista solo se clasificaba de buena idea por el parecido físico que guarda con el joven Jobs.

Ahora tras ver su interpretación, nos preguntamos si realmente fue la mejor elección. No lo hace del todo mal pero quizás veamos demasiado Ashton Kutcher y poco Steve Jobs. Su intento de andar como el antiguo director general de Apple se queda a veces en la parodia y aunque sus gestos se parecen se ve forzado. No obstante su interpretación, aunque mejorable, ha estado mejor de lo que se espera de este actor lo cual merece un halago al mismo, que parece estar empezando a descolgarse de la imagen a la que nos tiene acostumbrados.

Tráiler de la película Jobs

Interpretaciones aparte, aunque la película se titula Jobs, no es la historia de este hombre, es la historia del nacimiento de Apple y de la leyenda en que se ha convertido Jobs. Pues aunque pasa ligeramente por encima de ciertos aspectos personales, la historia se centra en la creación de la compañía y en su papel como fundador de una marca que no solo vende tecnología sino una filosofía. Por ello no es de extrañar que toda la película sea un continuo homenaje a su persona y a los diseños que todos sus fieles seguidores admiran y mitifican.

Vamos a cambiar el mundo

Se repite una y otra vez a lo largo del largometraje y realmente no podemos negar que las cosas son diferentes. Ya sea por la genialidad de Jobs o por ser capaz de convencer al mundo, su equipo incluido, de que sus creaciones no eran simples productos sino una revolución. Y es probable que Apple revolucionara con sus productos pero ¿fueron los únicos?, ¿las revoluciones no suelen ser cosa más bien de un colectivo?

En la película hacemos un recorrido desde 1976 hasta 1997, aunque comienza con una escena de presentación del iPod en 2001. En mi opinión dejando muchas cosas en el aire, cómo el interés de Jobs por la caligrafía o por qué cambia el trato con algunos de sus amigos. Sin duda han dado por sentado que todos conocemos los detalles de la vida del co-fundador de Apple, lo cual hace que si no eres un fan de Steve Jobs a veces no termines de entenderlo todo. Sin duda es una película de fans para fans.

Ya sabíamos por varios de los que vivieron el nacimiento de la compañía que no se trata de una representación fiel de los hechos, no deja de tratarse de una película y como tal se permite ciertas licencias para crear más dramatismo o destacar la importancia de ciertos momentos dentro de la historia. Los cuales ayudan a que el espectador capte la importancia que esos momentos tienen, para todo lo que ha venido detrás.

Legado de Steve Jobs

No obstante, se trata de una película entretenida, con algunos puntos de humor que hacen reír a la sala entera y que si buscamos un parecido con algo, seguramente pensaremos en la película ‘La red social’. Deja abierta la idea de que sin Jobs la compañía va a menos, cuestión que muchos han destacado en varias ocasiones y que mitifica aun más a Steve Jobs como individuo, ampliando con esta película la fama de mesías tecnológico que ya tiene.

Se trata de una obra interesante para los seguidores de la marca, que nos muestra a un Steve Jobs a veces inaguantable y malvado y otras brillante, que sin duda pueden ser reflejo de la personalidad de alguien que realmente creía en su propia filosofía y cuya meta era revolucionar como nadie lo había logrado, y ya puestos llevarse algunos dólares.

Nadie es perfecto, ni Jobs la persona, ni Jobs la película. Pero sin duda la cinta cumple su cometido, homenajear, entretener y lanzar un mensaje a todos los que se consideran diferentes o “raritos”. El mundo puede cambiar si nos proponemos cambiarlo, basta con crear y creer firmemente en nuestras ideas.

¿Vais a verla? ¿Sois de los que opinan que Steve Jobs fue un genio o pensáis que esta sobrevalorado? ¿Sois de los que ganasteis las entradas en Applesencia y os apetece opinar? Pues este es el momento, dejad vuestro comentario a continuación.

Archivado en Apple, Ashton Kutcher, Jobs, Steve Jobs
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion