Probamos a fondo los auriculares in ear Bowers & Wilkins C5

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Bowers & Wilkins C5 cabecera

Son muy escasas las ocasiones en las que se dedica un artículo para analizar unos auriculares y mucho menos si se trata de auriculares in ear. En esta ocasión nos vamos a detener y vamos a relatar cuál ha sido la experiencia de uso que hemos tenido disfrutando de dos pequeñas joyas del audio como son los Bowers & Wilkins C5.

Primeras impresiones

Una presentación esmerada y muy cuidada acorde con el precio que pagamos. Una caja negra para presentar unos auriculares que están disponibles en color negro/gris y gris titanio, siendo este modelo el que hemos probado.

Con los Bowers & Wilkins C5 nos encontramos ante una maravilla de la ingeniería acústica a los que debemos sumar un excelente diseño cuidado hasta el último detalle. Los acabados, materiales, dan una sensación de estar ante un producto de una gran calidad. Además en el estuche vamos a encontrar junto con las ya clásicas almohadillas de distintos tamaños y un bonito estuche transportador con forma semicircular para colocar nuestros auriculares.

Especificaciones

Producto Bowers & Wilkins C5
Respuesta a frecuencias 10 Hz a 20 kHz
Tamaño del dispositivo 9 milímetros
Nivel de presión de sonido 118 dB/V a 1 kHz
Impedancia 32 ohmios
Longitud del cable 1.2 m
Tipo de clavija 3.5 mm

Disponibilidad y precio

Disponibles en distintas páginas como pueden ser las de Apple o Amazon, así como en comercios especializados, los rangos de precios varían sensiblemente según el lugar en el que los compremos, con rangos de precios que van desde los 180 euros en la Apple Store a los 132 euros de Amazon en Alemania.

Bowers & Wilkins C5 Diseño

Diseño

Al hablar del diseño de estos Bowers & Wilkins C5, no se puede añadir algo más que no llame la atención a simple vista. Nos encontramos ante unos auriculares de tipo in ear, muy cómodos para su uso en actividades intensas presentados en forma de una cápsula en titanio similar a una bala.

La almohadilla o membrana presenta una tonalidad interna de color naranja, algo que le da un aspecto más sofisticado al conjunto, a la par que una discreta nota de color. Las almohadillas presentan cuatro tamaños de forma que se adapten perfectamente a nuestro pabellón auditivo. A su vez, el cable ofrece una sensación de calidad, aunque no aparenta mucha resistencia, por lo que tenemos esa sensación de que vaya a romperse a consecuencia del uso. Por otro lado, es un cable muy propenso a liarse sobre si mismo, a diferencia del cable plano usado en los Beats Tour.

El aspecto que más me ha gustado, no obstante, es el llamado lazo seguro, un nuevo sistema de sujección, diferente al que había probado por ejemplo en los Beats Tour. El cable realiza una forma de lazo cuando llega a cada auricular de forma que podemos ajustar y acoplar el auricular a nuestra oreja y así evitar que se salga con cualquier movimiento, algo fundamental para muchos usuarios, entre ellos el redactor que lo escribe.

En el cable encontramos insertado un micrófono y un mando incorporado, que podemos usar con el conocido sistemas de las pulsaciones continuadas. Este mando sirve tanto para reproducir canciones o pararlas, avanzar o retroceder, como para subir y bajar el volumen o colgar y descolgar una llamada.

Funcionamiento

Llega la hora de probar lo que pueden dar de sí estos auriculares. Viniendo de unos Beats Tour, el nivel de exigencia era alto, pues estos me habían proporcionado una gran experiencia de uso.

Pero al empezar a usar estos Bowers & Wilkins C5 he apreciado diferencias a mejor en algunos aspectos. Principalmente en unos sonidos que se aprecian más limpios y puros, con unos graves más intensos y un mejor aislamiento del ruido exterior. El primer aspecto favorecido por una parte exterior, compuesta por un filtro que impide que parte del sonido de los auriculares escape hacia el exterior, a la vez que impide molestas intrusiones de sonido ambiente, lo que provoca un sonido más puro.

Este filtro está compuesto de un tejido microporoso a base de pequeñas bolas de acero que logra un efecto reverberante, causando la sensación de un mayor espacio, como si nos encontrásemos en una sala de fiestas, algo que se nota sobre todo en canciones con una mayor cantidad de instrumentos y elementos más espectrales en el ruido.

Respecto al aislamiento del ruido exterior, esto es posible por el buen aislamiento que permiten las membranas de forma que si el sonido exterior no es excesivo, podremos escuchar música a un volumen no muy alto sin interferencias pero a la vez sin impedir el que podamos percibir sonidos fuertes de alarma, como un teléfono, un claxon o una llamada.

Bowers & Wilkins C5

Además estos Bowers & Wilkins C5 han recibido el certificado de Apple, ¿qué quiere decir esto? Desde la empresa californiana, valoran la especial compatibilidad y adaptación que presentan estos auriculares si los usamos con un iPhone, iPad o iPod, algo que se pone de manifiesto en la inclusión del mando antes reseñado o por su disponibilidad para la venta en la Apple Store. En mi caso los he probado con un iPad, un iPod nano un Samsung Galaxy Note 3 y un LG G2, y han sido el iPod nano y el LG G2 los dispositivos que mejor calidad de sonido han proporcionado.

Los Bowers & Wilkins C5 son muy cómodos de llevar, si bien los primeros días puede molestar algo el oído en la zona encargada de acoger el ajuste en forma de lazo, sobre todo si antes se usaba otro método de sujección. Su escaso peso y conseguido diseño hacen el resto, si bien ofrecen un punto negativo, al menos en mi impresión. Mientras los Beats Tour hacían uso de una clavija plana que permitía una mejor integración con el dispositivo, en el caso de los Bowers & Wilkins C5 usan una clavija jack normal, resultando mucho menos estética y sobre todo menos cómoda de usar.

Conclusión

95

Si te gusta la música de calidad, con los Bowers & Wilkins C5 estamos realizando una compra sobre seguro. Unos auriculares que son caros, no se puede negar, pero que ofrecen un sonido como hasta ahora nunca había disfrutado en unos auriculares de tipo in ear. Esto se une a un diseño cuidado, con materiales de calidad y ofrece como resultado un accesorio básico en nuestro día a día.

Como aspecto menos positivo, la presencia ya citada de una clavija jack normal y un cable que da la sensación de endeblez, al menos si lo comparamos con el que presentan los Beats Tour, plano y más grueso. No obstante estos dos pequeños matices no impiden remarcar que estamos ante los que quizás sean los mejores auriculares in ear del mercado.

Archivado en Análisis, Android, Auriculares, Beats Audio, Bowers @ Wilkins C5, Bowers & Wilkins, iPod, iPod Nano, Música
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs