Cómo la motivación influye en el aprendizaje

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Cómo funciona la motivación

Os hemos hablado de cómo motivarte al hacer deporte, y también de cómo motivar la creatividad entre otras cosas. Pero esta vez vamos a ver cómo la motivación influye en el proceso de aprendizaje.

Para distinguir a una persona que sufre el llamado problema de la procrastinación —también conocido como vagancia—, de una persona motivada, tenemos que ir a una parte del cerebro llamada estriado ventral. Y es que, como leemos en Muy Interesante, neurocientíficos franceses han descubierto que es ahí donde la motivación para ponerse a hacer deporte o para llevar a cabo tareas que exijan esfuerzo mental —como estudiar— tiene lugar.

La motivación interviene en el proceso de aprendizaje potenciando la atención y la memoria. Ya que el foco de nuestra atención cambia constantemente (alternancia de la atención) debido a los múltiples estímulos que nos rodean —lo cual se debe a que es un mecanismo de supervivencia que nos permite centrarnos en la posibilidad de que aparezca un peligro o una recompensa y podamos actuar a tiempo—. La motivación no consigue centrar la atención en algo en concreto, pero sí que nos ayuda a mantenerla, y es por eso que cuando algo no nos gusta —como puede ser estudiar cierta asignatura— nuestra atención se acaba yendo con cualquier otra cosa que tengamos a nuestro alrededor.

La liberación de dopamina cuando nos sentimos motivados es la que consigue mantener esta atención para alcanzar una meta, y es por eso que podemos decir que funciona como anticipación del placer, y además nos hace realizar las actividades sin apenas esfuerzo e incluso altera nuestra propia percepción del tiempo, haciendo que las horas pasen como minutos. Mantener la atención implica al mismo tiempo potenciar la memoria, ya que sin atención no hay memoria, y es por eso que en lo que nos gusta y nos motiva tendemos a ser auténticos expertos con respecto al resto de asuntos que nos afectan.

Teniendo todo esto en cuenta cobra bastante sentido lo de: estudia lo que te gusta en vez de lo que tiene mejores salidas. Y es que si estudias o haces lo que te gusta no solo eres más feliz y lo haces con menos esfuerzo y de buena gana, sino que también es cuando realmente vas a explotar todo tu potencial y a marcar la diferencia respecto a los demás.

¿Qué es lo que te motiva a ti? ¿Dedicas tiempo a trabajar en lo que más te interesa?

Archivado en Aprendizaje, Cerebro, Dopamina, Memoria, Motivación
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion