Adobe Flash: recopilamos su historia tras los últimos cambios en YouTube

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Hace unos días que YouTube ha decidido cambiar el reproductor de vídeo de Flash a HTML5. No se trata de la única página web que se dedica a reproducir vídeos que decide utilizar este tipo de tecnología para ofrecer sus servicios. Hay algunos proveedores de vídeo como por ejemplo Netflix y Vimeo que ya lo estaban utilizando desde hace un tiempo.

Como comentan en The Verge, los navegadores que lo implementaran de manera estándar son Chrome, Internet Explorer 11, Safari 8 y versiones beta de Firefox, aunque los otros navegadores también pueden dar a escoger la opción de utilizarlo por defecto.

apertura youtube html5

En 2010 YouTube ya anunció que habría un cambio en el futuro hacia HTML5, pero hasta ahora no se ha llevado a cabo esta decisión. En el blog de API de YouTube, donde se anuncia este cambio, se puede encontrar más información acerca de los beneficios que supone usar HTML5 para la inmersión de los usuarios y la experiencia de uso.

Puede que haya sido una decisión estratégica, puesto que Flash ya se había retirado hace un tiempo de los teléfonos con Android, contrario a Apple que nunca decidió incluirlo en sus iPhone. Google ya insistió hace tiempo en avisar a los usuarios cuando visitaban una página web con Flash, por incompatibilidad con los dispositivos, así que quizá ya ha llegado el momento de deshacerse definitivamente de ello.

Lo cierto es que esta herramienta ha tenido un uso espectacular en lo que a diseño de páginas web se refiere, sobre todo en la época de auge de Internet y en el momento de empezar a tener banda ancha en las casas y poder cargar los datos de una manera más rápida. A continuación os detallamos la historia de Adobe Flash, desde sus inicios hasta la actualidad.

Historia de Adobe Flash

Logotipos Adobe usando tipografía Myriad

Los inicios de la tecnología Flash se remontan a 1993, cuando Jonathan Gay decidió fundar una compañía llamada FutureWave Software que se dedicaba principalmente al software de diseño gráfico para tabletas. En el año siguiente se decidió exportar a PC y Mac este software, pero lo que le faltaba a esta herramienta, igual que a los productos similares del mercado, era la posibilidad de crear animaciones con los gráficos una vez ya diseñados.

Cuando apareció esta oportunidad de mercado para la creación de animaciones, Gay creó FutureSplash Animator en 1996, el cual a finales de ese mismo año se vendió a Macromedia y entonces nació Macromedia Flash. Durante los años siguientes, el principal uso que se le daba a Flash fue en webs, principalmente para crear animaciones en videojuegos, y su uso se extendió rápidamente. El año 2005 Adobe Systems decidió comprar Macromedia, por lo que Flash pasó a formar parte de la Suite Creativa de Adobe.

Justamente en el mismo año, empezó YouTube, del cual ya hemos hablado sobre la gran influencia que supone actualmente en la sociedad. Los creadores de YouTube vieron una gran oportunidad que podía surgir gracias a Flash, así que empezó el auge de este software para permitir la inserción de vídeos y componentes multimedia en la web.

YouTube

Todo fue muy bien, hasta incluso Adobe creó códecs de vídeo para mejorar la experiencia de los usuarios y así hacer más fácil la subida de vídeos a la red, como también la mejora de fluidez en la navegación por las páginas que utilizaban Flash. No obstante, todos los productos que se ofrecen en el mercado pasan por una etapa de crecimiento, seguido por un ciclo de madurez, que en el caso de Flash llegó en el año 2007 a raíz de la presentación del primer iPhone.

Es sabido por todos los usuarios de la manzana que sus dispositivos no admiten la reproducción de contenido Flash. En 2010, Steve Jobs hizo un comunicado anunciando las razones principales por las que creía que Flash era innecesario, donde indicaba que una de las razones principales era el excesivo uso de batería que suponía tener este sistema instalado en el smartphone.

Este tema hizo que en su día se desencadenase una guerra entre Flash y HTML5, debatiendo cuál de los dos era más capaz de desempeñarse sin ningún problema en las plataformas móviles, llegando hasta el punto que en 2012, a partir de Android 4.1, Adobe decidió dejar de dar soporte en los móviles y la aplicación fue retirada de la Store.

Hasta ahora ya hemos visto que el uso de Flash está en descenso, pero es lo habitual en este tipo de productos, que al cabo de un tiempo empieza su etapa de declive. Si las empresas no intentan innovar de alguna manera ni intentan mantener el interés de los usuarios al final acaban desapareciendo, o bien siendo sustituidos por otra alternativa que ofrezca más características.

HTML5, ¿qué beneficios nos aporta?

HTML5

Una de las principales ventajas de utilizar HTML5 es sin duda el hecho de poder reproducir los contenidos multimedia sin la necesidad de instalar un plugin o componente adicional en nuestros ordenadores. Además de esto, es capaz de ser utilizado en smartphones sin ningún tipo de problema, ya que todos son compatibles con esta tecnología. Al fin y al cabo, todo es una cuestión de simplicidad y comodidad.

También hay un punto a destacar y es que el sistema de HTML5 corre más rápido en sistemas operativos como Linux y Mac, por el hecho de que Flash no tiene acceso a la GPU del sistema, así que tarda más en procesar los datos y transformarlos a animación.

De hecho el debate entre qué tipo de tecnología es mejor puede llegar a ser complicado, ya que hay algunos puntos en los que Flash puede llegar a superar a su competidor, por ejemplo en la fluidez y la suavidad de los gráficos, aunque aquí nos tenemos que poner en la piel de los desarrolladores para escoger el sistema que más se adapte a sus preferencias.

El futuro es incierto, pero creo que para poder competir con las ventajas que aporta HTML5, Adobe tendría que intentar mejorar en esos aspectos, o bien crear una nueva tecnología más eficiente que sea capaz de penetrar en el mercado de una manera eficaz y accesible para todos los usuarios.

En mi opinión, creo que el cambio de YouTube está muy bien pensado. En estos tiempos donde cada vez más el tráfico web proviene de dispositivos móviles, no tiene sentido diseñar la página con Flash, ya que si una persona no puede visualizar el contenido, no se va a quedar en tu página web y vas a perder clientes.

Otra cosa a tener en cuenta es la versión de ordenador, ya que requiere un programa externo para poder ver los contenidos, con los problemas de perder tiempo en actualizaciones e instalaciones que esto supone. Espero que HTML5 se convierta en un estándar y lo adopten muchas más páginas en el futuro, de manera que se pueda ver lo que ofrecen de una manera sencilla y sin complicaciones.

En Mashable | The Life, Death and Rebirth of Adobe Flash

Archivado en Adobe, Curiosidades, Flash, HTML5, Software, YouTube
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • mARIO dice:

    Pedazo de articulo! Muy completo e instructivo, no conocía muchos detalles de los que comentas sobre la historia de Adobe Flash.

    Todo indica a que en el futuro cada vez se irá utilizando menos, pero a ver cómo reacciona Adobe ante estos cambios 🙂

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion