500 días de PlayStation 4, ¿ha cumplido con las expectativas?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Videoconsola PlayStation 4

El 15 de noviembre del 2013 se lanzó en Estados Unidos la videoconsola PlayStation 4, por lo que hoy la máquina de Sony cumple 500 días de vida. Realmente a Europa llegó 9 días después (y con tres meses de retraso a Japón), pero creo que estamos en el momento adecuado para repasar qué es lo que nos ha ofrecido la plataforma durante este tiempo. Realmente las valoraciones de este tipo se suelen hacer al año del lanzamiento, pero PlayStation 4 ha necesitado un poco de tiempo extra… y aun así, no va a salir muy parada en nuestro análisis.

Los comienzos de las consolas son duros, es difícil hacer juegos para un nuevo sistema, así que durante los primeros meses la sequía de títulos interesantes es grave. Además, las máquinas anteriores suelen encontrarse aún en un buen momento, con muchos juegos atractivos. Así que vamos a ver qué nos ha ofrecido PlayStation 4 en estos primeros 500 días:

Potencia muy justita

Lo cierto es que la potencia tanto de Xbox One como de PlayStation 4 resulta bastante escasa. Ya vimos hace tiempo que el motivo de fondo es económico, mientras PlayStation 3 se vendía muy por debajo de su coste de fabricación, PlayStation 4 se trata de un producto low-cost que está saliendo muy rentable. La consecuencia es que los juegos, aunque representan un salto visual respecto a la anterior generación, tampoco son espectaculares. Algo que se daba por hecho, jugar a resolución 1080p y a 60 fotogramas por segundo, resulta inalcanzable para muchos desarrolladores.

Lo cierto es que, a pesar de que las consolas siguen vendiendo bien, cada vez tienen menos sentido para un jugador serio. Por algo más de dinero se puede comprar un PC mucho más competente, y adquirir el software a muy buen precio en la popular tienda digital Steam. Es verdad que, a los largo de los 500 días de vida de PlayStation 4, hemos visto gráficos cada vez más espectaculares gracias a la mayor experiencia de los programadores. Pero también ha quedado claro que las capacidades de la consola son bastante humildes.

Imagen promocional de Watch Dogs

Prestaciones a cuentagotas

Ya hemos analizado que en esta generación las consolas son un producto en desarrollo continuo, que llegaron sin apenas prestaciones, y que han ido mejorando por medio de actualizaciones de su sistema operativo. Y lo cierto es que, en este tiempo, Sony ha aportado muchas cosas:

Share Play: permite que nuestros amigos disfruten con nosotros de un juego por Internet, incluso aunque no posean una copia, siempre que el título lo soporte.

Aplicaciones: PlayStation 4 llegó sin demasiadas funcionalidades, pero ahora cuenta con aplicaciones muy útiles como las de vídeo (YOMVI, YouTube, Wuaki.tv…) u otras como la reproducción de MP3, que parece increíble que no viviera por defecto.

Modo reposo: se anunció hace casi dos años, pero aún acaba de lanzarse. Se trata de un sistema que permite poner la consola en stand-by y que, al encenderla, aparezca directamente la partida tal y como la dejamos.

Detalles: montones de detalles se han ido mejorando, desde cambiar el fondo de los menús hasta añadir opciones de accesibilidad para personas con problemas para usar el mando. Optimizaciones en la retransmisión de juegos, en la lista de amigos, corrección de bugs… Prácticamente todo en PlayStation 4 ha sido retocado.

Imagen de la PlayStation 4

500 días sin apenas exclusivas

En lo que llevamos de nueva generación ha sido común lanzar un juego para PlayStation 3/Xbox 360 y una versión con mejores gráficos para PlayStation 4/Xbox One. Por desgracia, lo que queremos los usuarios son exclusivas que saquen todo el partido a nuestros sistemas, y de esas hubo pocas.

Por ejemplo, Assassin’s Creed Unity decepcionó por sus graves bugs. El esperado Destiny (que también salió para la pasada generación) prometió mucho y ofreció poco. Watch Dogs generó una lluvia de críticas por sus gráficos demasiado sencillos. En general, han sido 500 días desastrosos para quien quisiera disfrutar de grandes superproducciones.

Sin embargo, todos estos juegos que he mencionado están disponibles tanto para las consolas de Sony como las de Microsoft… ¿y si nos fijamos en los exclusivos de PlayStation 4? Pues la cosa no pinta mejor, gracias a los datos de la popular web Metacritic he realizado un gráfico que demuestra que la recepción de las exclusivas de PlayStation 4 ha sido bastante discreta. Aquí están las notas:

Gráfica con las notas de los juegos exclusivos de PlayStation 4

Desde luego, que entre los exclusivos no haya ninguno que llegue a la nota de 90 se trata de una decepción en toda regla. En este inicio de generación los retrasos han representado una constante que ha impacientado a muchos usuarios, pero títulos como Driveclub o The Order: 1886 han resultado mediocres a pesar de que contaron con muchos meses extra de desarrollo. En esta gráfica falta el reciente Bloodborne, pero no me he olvidado de él, enseguida le tocará su turno.

Cómo vivir del refrito

Los mejores juegos de PlayStation 4, a día de hoy, son versiones mejoradas de títulos de anterior generación: The Last of Us y Grand Theft Auto V. Pero el número de refritos que hemos sufrido se ha vuelto preocupante, desde la saga Metro al último Devil May Cry, pasando por Tomb Raider o Sleeping Dogs. Y no parece que esta tendencia vaya a darnos una tregua, puesto que hace poco se ha anunciando una nueva versión de God of War III.

Lo cierto es que, entre los juegos que son remasterizaciones de la anterior generación y los que salieron a la vez tanto para PlayStation 3 como para PlayStation 4, el contenido original ha resultado escaso. Aunque algunas personas no tenían la consola anterior, a muchos otros aficionados les ha desagradado esta forma de ganar dinero fácil de las compañías.

Imagen promocional de The Last of Us

Se vislumbra luz al salir de túnel

Lo cierto es que recientemente ha salido la primera exclusiva que vuelve interesante la PlayStation 4. Se trata de Bloodborne, una excelente aventura de acción centrada en el combate cuerpo a cuerpo, de ambientación terrorífica y con un nivel de dificultad muy elevado. No es un juego para todos, dado lo complicado que resulta avanzar en él, pero quien se compra una consola al principio de su vida tiene bastantes posibilidades de ser un aficionado experimentado al que no le dan miedo los retos.

Aunque PlayStation 4 nos ha enseñado que los juegos que se retrasan pueden acabar decepcionando mucho a pesar del tiempo extra de trabajo, durante los próximos meses se acercan algunos que ofrecen bastantes garantías de calidad. Todos llegan tarde, pero lo que importe es que nos convenzan:

The Witcher 3: Wild Hunt: un juego de rol de acción en un mundo abierto creado por unas de las desarrolladoras más prestigiosas del mundo. Desde luego, sería raro que no valiera la pena. Eso sí, se trata de un título multiplataforma.

Batman: Arkham Knight: una aventura de acción y sigilo protagonizada por Batman que promete mucho, a la vista de la calidad que atesoraban los anteriores títulos de la saga. De nuevo, saldrá para consolas y PC.

Uncharted 4: A Thief’s End: iba a ser la exclusiva estrella de las próximas Navidades, pero se ha retrasado para 2016. Una aventura de disparos y plataformas que se convertirá en el título estrella de PlayStation 4 en cuanto salga a la venta.

Esto es lo que más destaca ahora mismo, pero debemos tener en cuenta que Sony seguramente lanzará alguna exclusiva para estas Navidades, y tal vez entre las sagas anuales (Call of Duty, Assassin’s Creed) veamos algo que valga la pena.

Dual Shock 4, el mando de PlayStation 4

Así que esto han sido los 500 primeros días de PlayStation 4, una viaje por el desierto, que se inició con la decepción de su escasa potencia y falta de prestaciones, y que continuó con muchos meses sin juegos interesantes. Desde luego, el que haya comprado la consola en su lanzamiento no estará nada contento. Pero Sony sí está vendiendo mucho con PlayStation 4 ante la falta de competencia a la altura, hasta el punto de que representa la principal fuente de ingresos de una compañía en serios apuros económicos.

Obviamente, PlayStation 4 no se va a volver más potente, pero durante el 2015 veremos algunos juegos muy interesantes que sacarán mayor partido a las capacidades de la máquina. Tras 500 días en blanco, la consola de Sony se prepara para empezar a ofrecer diversión de calidad a sus compradores.

Archivado en PlayStation 4, Sony, Videojuegos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion