Las actualizaciones de Android 5.0 Lollipop, un desastre que debería avergonzar a Google

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Lollipop, imagen de varias piruletas

A todo el mundo le gusta recibir actualizaciones en sus dispositivos electrónicos, ya que se tratan de una muestra de que el creador del software sigue comprometido con su trabajo. Muchas veces añaden nuevas características muy útiles, casi siempre solucionan errores, y en no pocos casos parchean problemas de seguridad que llegan a poner en peligro la privacidad de los usuarios. Las actualizaciones de los sistemas operativos casi siempre son muy bien recibidas, aunque resulte un poco molesto instalarlas. Pero en el caso de Android 5.0 Lollipop el asunto se ha descontrolado bastante, hasta el punto de que lo que deberíamos percibir como un gran trabajo por parte de Google empieza a parecer una chapuza.

Así que vamos a echar una ojeada a las distintas versiones de Android 5.0 Lollipop que se han ido lanzando hasta el momento, para luego analizar por qué Google se ha equivocado. Por último, intentaremos explorar qué debería hacer la marca del buscador con el tema de las actualizaciones de software de su sistema operativo, un tema que siempre le ha dado problemas. Empieza nuestro análisis:

Las actualizaciones de Android 5.0 Lollipop

Empecemos echando una ojeada a lo que ha originado el problema, la gran cantidad de versiones menores de Android que han aparecido en los últimos meses. Debemos suponer que no veremos muchas más (aunque no lo sabemos), pero lo cierto es que no se puede decir que resulten pocas.

  • Android 5.0 Lollipop: el lanzamiento inicial, que se realizó el 15 de octubre del 2014, aunque desde julio de ese año se ofrecía una edición beta. Se trata de la versión principal, que aportó una interfaz completamente rediseñada, un retocado sistema de notificaciones, mayor duración de batería y un sinfín de pequeñas mejoras.

  • Android 5.0.1 Lollipop: la primera actualización llegó en diciembre, y corregía varios bugs: Wi-Fi, reinicios de aplicaciones, problemas de seguridad… Realmente, es normal que se escape algún fallo y que se haga necesario parchearlo.

  • Android 5.0.2: sólo 20 días después salía una nueva versión con pequeñas correcciones y mejoras. No se ha concretado mucho qué modificaciones trae, pero la verdad es que sorprende que resulten necesarios dos lanzamientos tan seguidos, porque actualizar representa una molestia para el usuario.

  • Android 5.1 Lollipop: hace unas semanas salió una update con cambios en la interfaz, como en el comportamiento de las notificaciones, los ajustes rápidos o el LED del terminal. Me parecen novedades interesantes, pero no hay ningún motivo para que no hubieran haber podido llegar el primer día.

  • Android 5.1.1 Lollipop: al parecer esta nueva versión está en camino, y arreglaría una fallo con la memoria RAM que afecta desde la versión 5.0, y que es grave. También se ha hablado de Android 5.2 Lollipop, pero ahora se trata sólo de un rumor. Lo que está claro es que este bug tiene que arreglarse.

Dispositivos con Android 5.0 Lollipop

¿Por qué es un desastre?

Microsoft puede permitirse lanzar muchas actualizaciones de Windows, al igual que Apple de iOS. Tal vez molesten un poco al usuario por tener que pasar por el proceso de actualización, pero todo el mundo las va a recibir. Por desgracia, no pasa lo mismo con Android. El sistema operativo del robot verde sufre de un complicado mecanismo de actualización, en el que el fabricante del teléfono personaliza el software y, en muchos casos, también el operador de telefonía correspondiente.

Todo esto hace que el coste de la actualización suba, así como el tiempo necesario para realizarla. Muchas marcas, sencillamente, deciden emplear el software más moderno del que disponen cuando lanzan un samartphone, y nunca vuelven a molestarse en actualizar el terminal. En estas condiciones, lo lógico es que Google ofreciera pocas versiones de Android, pero muy pulidas. Esto debería haber ocurrido con Android 5.0 Lollipop, porque ha tardado un año entero en desarrollarse, frente a los seis meses de anteriores lanzamientos.

Pero lo cierto es que Android 5.0 Lollipop salió lleno de bugs, y que se han ido realizando retoques muy poco a poco. Los que tuvieran un terminal de la familia Nexus las disfrutaron todos, pero otros sólo recibirán una update, y se perderán todas las posteriores. La verdad, no puedo entender que resulten necesarias cuatro actualizaciones en menos de seis meses, sobre todo porque algunas han sido realmente pequeñas. Y los cambios en la experiencia de usuario de Android 5.1 Lollipop los encuentro injustificables, cualquiera de esos pequeños cambios podría haberse realizado antes, si se hubiera planificado el desarrollo con cabeza.

Google tiene que cambiar de modelo

La marca del buscador siempre ha tenido problemas con las actualizaciones. Cuando presentaba una versión de Android cada 6 meses los fabricantes no eran capaces de seguirle el ritmo, ahora que se lo toma con más calma los inunda con pequeñas actualizaciones. Pero el problema de fondo es mucho más grave: Android debería replantearse muy profundamente para permitir actualizaciones más rápidas.

Lollipop (chupa chups) y Google Nexus

Está claro que Google no se va a atrever, pero lo mejor para los usuarios sería que se prohibieran las personalizaciones de fabricantes y operadores. También tendría que presionar a las marcas que desarrollan los componentes para que el trabajo de añadir los drivers se volviera rápido y sencillo. El objetivo debería ser que actualizar Android resultara muy rápido y económico. En ese contexto, no habría problema en lanzar muchas versiones con pequeños cambios, porque estaría asegurado que les irían llegando poco a poco a los usuarios. Sin embargo, a día de hoy esto representa más bien un sueño lejano.

Mientras eso no ocurre, lo que debería hacer el Google es lanzar una versión de Android cada año, cuidada y pulida. Obviamente, no se puede descartar que aparezca algún fallo que necesite un arreglo, pero habría que intentar acumular varios y lanzar un parche grande. Y, desde luego, aprovechar una revisión menor para incluir nuevas características en la interfaz no tiene ningún sentido. Ha quedado muy claro que las actualizaciones de Android 5.0 Lollipop han supuesto un desastre del que Google se debería avergonzar, así que esperemos que alguien en la multinacional del buscador haya tomado buena nota para no volver a repetir estos errores.

¿Qué opinas del tema? ¿Consideras aceptable ir lanzando nuevas versiones de Android cada pocas semanas, o crees que no se trata de un modelo válido para este sistema operativo?

Archivado en Android, Android 5.0 Lollipop, Google
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Josep dice:

    <

    p>Muy deacuerdo en todo!

  • luis carlos dice:

    Estoy muy de acuerdo con el artículo, me parece que el sistema en estos casos debería parecere mas al ios que almenos les llega a todos al tiempo y no tienen tantos errores como los que ha presentado lollipop.

  • Omar dice:

    Tengo una Nexus 7 con Lollipop 5.1, pero lo tuve que cargar yo, porque la tenía rooteada y me daba error la actualización.

    Y un Moto G 2013, con 5.0.2, también lo tuve que instalar con la PC, porque en el momento que me llego la actualización, tenia cortada la linea telefónica de mi casa, y por 3g no me permitía actualizar

  • Javi dice:

    Mu bonito el artículo pero : si ya para empezar nos cuentas que el 5.0 salio en octubre del 2015 , cuantas veces necesitarás tu actualizar el artículo para que nos cuentes algo coerente. Prudencia y respeto con el trabajo de los demas

  • incom2 dice:

    No suelo comentar una noticia por frases, pero me parece que el tema de las actualizaciones es bastante complejo y voy a hacer una excepción, porque estoy muy de acuerdo con lo que se dice pero en absoluto con el título. Veamos:

    ”El sistema operativo del robot verde sufre de un complicado mecanismo de actualización, ” ”en el que el fabricante del teléfono personaliza el software y, en muchos casos, también ” ”el operador de telefonía correspondiente.” Sí, aquí está el quid de la cuestión. Google dejó barra libre a esos dos grandes dictadores, dos auténticos tiranos en sus respectivos campos, que hacen y deshacen a su antojo pensando los primeros únicamente en los beneficios por venta de terminales y los segundos en los beneficios por conexiones y uso de sus infraestructuras y tarifas y demás.

    Antes de Android, cuando los teléfonos no eran inteligentes, las operadoras metían mano a los firmwares que nunca o casi nunca se actualizaban porque tampoco había necesidad de ello: mi viejo Motorola V980 (que fue de los últimos teléfonos NO inteligentes que tuve) lo compré con Vodafone y tenía el color rojo de la operadora hasta en el subrayado de las palabras, uno de los botones principales estaba maliciosamente dedicado a conectarse a internet con Vodafone Live! (que era carísimo) sin siquiera preguntar, habían capado opciones que Motorola ofrecía si comprabas el terminal libre (como personalizar el aspecto o cargar aplicaciones JAVA desde USB), y un largo etcétera en un caso más de ”personalización/crapware” de la operadora que te comías sí o sí.

    Llegó Android, y yo no sé si por abanderar lo del software libre, modificable por cualquiera y open-source y todo eso, o porque Google quería hacerse un hueco y que los fabricantes confiaran en su sistema y les permitió a los fabricantes hacer todo lo que quisieron, o un poco las dos cosas… la cuestión es los fabricantes decidieron seguir con su modelo de personalización y lo llevaron al extremo: ¿todos los teléfonos con Android, y qué nos va a diferenciar de la competencia? Vamos a personalizar cuanto más mejor, vamos a ser diferentes, y claro, esto tiene un coste: programar y mantener al día esa capa en un sistema que ya no es un firmware inamovible como en mi viejo Motorola V980, sino todo un sistema operativo en un teléfono que casi es un ordenador y que tendrá nuevas versiones, correcciones, mejoras y parches. Y eso, no se lleva bien con las personalizaciones porque hay que volver a ”compilarlo” todo y cuando lo hace un fabricante que sólo gana dinero cuando vende el teléfono, eso le supone tiempo, recursos y pérdidas monetarias se mire por donde se mire. Y lo mismo con las operadoras: ellas viven del servicio que ofrecen, de las ”megas” que gastamos, de los minutos que llamamos.

    ”En estas condiciones, lo lógico es que Google ofreciera pocas versiones de Android, pero muy pulidas.” Eso sería lo ideal y es bochornoso que Android 5.0 haya salido con tantos bugs. Pero prefiero que lo arreglen en pocas semanas a tener que capear durante meses esos fallos sólo porque los fabricantes y las operadoras no tienen ganas de actualizar todo el carro de teléfonos que tienen ahí afuera. Si nos paramos a mirar por ejemplo a Apple y el desaguisado de iOS 8, llevan sacando versiones y revisiones desde el primer día y cuando no falla una cosa falla otra, y lo último que esperarían los usuarios de iPhone y iPad es que Apple se pasara varios meses para arreglarlo. Lo mismo con Microsoft: ¿una vulnerabilidad que permite a un usuario malintencionado tomar el control del equipo y bla bla bla, que no se arregle en una semana? ¡Ahí estarán los de Project Zero de Google denunciando el agujero! (y que den caña, claro que sí).

    ”Android debería replantearse muy profundamente para permitir actualizaciones más rápidas.” Yo esto lo reformularía como: Google debería obligar por contrato a quien instale Android, a permtir actualizaciones como en los Nexus. Tengo un Nexus 5, el otro día me llegó el aviso de actualización a 5.1, le dí al botón de descarga y mientras vaciaba y llenaba de nuevo el lavavajillas en casa el teléfono se actualizó y quedó listo sin tener que hacer nada más ni preocuparme por nada. Por eso me compré un Nexus y no otro modelo más barato o con mejores especificaciones, porque viniendo de un iPhone 4 y acostumbrado a tener la última versión de iOS a la semana de ser anunciada, tener que esperar meses o tener que buscarme la vida por ahí con ROMs cocinadas para actualizar mi nuevo teléfono me parecía impensable.

    ”pero lo mejor para los usuarios sería que se prohibieran las personalizaciones de fabricantes y operadores” Ahí está. Esta frase resume magníficamente la situación actual: Google AHORA tiene el poder para poder obligar a ello. Pero quedaría como el malo de la película y puede venirle con efecto rebote como parece que ha ocurrido con Wear que muchos fabricantes han preferido embutir Android o Tizen o sistemas propietarios antes que ceder a la uniformidad controlada que pide Google. Pero con Android, ¿sabéis que es lo mejor? Pues que a estas alturas ya no tiene por qué hacer esto: Sacamos Andoid 5 lleno de novedades y ponemos a la gente a salivar con el caramelo, cansados ya de chocolatinas y postres anteriores. Y llegan los primeros buques insignia y los primeros gama media y gama baja con la piruleta. ¡Guay! Uy, pero es que tiene fallos chungos… actualización 5.0.1. Los usuarios se enterarán, están sufriendo esos fallos, pedirán que se arregle. Uy, más fallos… venga la 5.0.2. ¿Otra actualización? ¿Qué hace mi fabricante/operadora que no me actualiza el teléfono que compré hace un mes? Uy, pero es que el caramelo estaba verde, ¡vamos con Android 5.1! ¡5.1.1! ¡5.2! ¡…! Aquí ya los usuarios empiezan a estar cabreados: Google NO tiene la culpa de mejorar y meter más y mejores cosas a Android, ¡es el fabricante de turno o la operadora de turno la que no está actualizando y durmiéndose en los laureles! Google queda como la empresa guay e innovadora de la película, los fabricantes y operadoras como los malos de la película, y la piedra del cabreo de los usuarios ya no quedará en el tejado del androide verde. Táctica REDONDA.

    ”Las actualizaciones de Android 5.0 Lollipop, un desastre que debería avergonzar a Google” Así que termino con el título del que discrepo proponiendo otro alternativo de mi cosecha: Las personalizaciones de Android, un desastre para las actualizaciones que debería avergonzar a los fabricantes.

    Siento mucho la extensión y el formato ”por frases”, pero este tema es algo sobre lo que vengo pensando desde que cambié de iOS a Android, que yo he capeado por tener un Nexus pero que todos mis amigos, conocidos y familiares con Androids de otras marcas sufren, y me preguntan (lo malo de ser ”el informático” -_-UU), y que la mayoría siguen en KitKat y lo de tener que decirles ”sí, ya sé que tienes un teléfono pepino pero mira, el fabricante –cual– no tiene pensado actualizar tu modelo, podemos echar un vistazo por ahí a ver si hay alguna ROM que te sirva y bla bla bla”. Y luego ver que teléfonos como el vetusto Samsung Galaxy SII funcionan magníficamente bien con una ROM cocinada de Android 5.1, dejando patente que el fabricante se ha desentendido no sólo por dejadez reincidente sino para obligar así a sus usuarios a comprar otro teléfono más nuevo… pues es algo que nada tiene que ver con Google y que debería hacer pensar muy seriamente a la gente si vale la pena darle un dinero a un fabricante que trata como agua de fregar a sus clientes.

    Un cordial saludo 🙂

    • incom2 dice:

      No sé qué ha pasado con el formato de mi comentario, creo que culpa de las comillas o el símbolo ”mayor que” para resaltar las frases que son del artículo de las que son mías y ha quedado todo mezclado… no tenía ni idea de que pudiera pasar esto, pido disculpas 🙁

  • Luis dice:

    A mi me ha fucnionado excelente. Antes solo lograba 1.3 gigas de ram libre, ahora tengo 1,8. Esta versión me encanta. Creo que los que experimentan “fallos” es por el terminal.

  • Agustin dice:

    Me parece sin sentido lo que plantea este articulo, están experimentando y no todo el mundo tiene acceso a el en cuanto a lo de que largan muchas actualizaciones me parece perfecto prefiero que se me actualice el celular cada 20 días a que tenga millones de errores, en cuanto a lo del software es lógico no vas a tener un nokia 1100 con lollipop .

  • Javier Capel dice:

    Android 5.1 es lo mejor que le ha pasado a mi Nexus 5: estabilidad total y un aumento increíble de la duración de batería

  • Daniel Bravo dice:

    Si hay bugs en lollipop pero la solución es formatear el dispositivo y ya no es mentira así todo desde nuevo mas rápido.

  • Mark dice:

    Es vergonzoso no poder recibir las actualizaciones, pero los usuarios tenemos la culpa, debemos reclamar todos. Si yo no recibo la actualización lollipop en menos de un mes cambiare a iPhone, esto así no sirve.

    Aunque quizás por ser un simple usuario no afecte a nadie, pero si todos lo hacemos, seria muy diferente, pues es un irrespeto al usuario dejarlo esperando meses para actualizar, solo porque la telefónica no le da la gana. Bueno queden bien.

  • en mi note 3 se actualizo a 5.0 y ya no detecta la red wifi de mí casa

  • juan dice:

    Ayer me llego la actualización de mi Motorola Moto G segunda generación (México) de Movistar Desde entonces ya no me funciona google now en la busqueda de contactos (con el microfono) solo en el navegador. Bueno corrijo no funciona como antes que te presentaba el contacto que buscaba hoy después de decir el nombre del contacto tengo que tocar el icono de la lupa para que se despliegue y se visualice el contacto, ahora no se hacen llamadas desde la lista de contactos con un solo toque (antes si) hoy tocas y se abre la tarjeta del contacto y luego tienes que tocar el número, en fin me ha decepcionado (tanto que la esperaba) esta versión.

  • […] sistemas operativos más vistosos, y que lo hace adecuado para el gran público. El problema es que Android 5.0 Lolipop salió lleno de bugs y ha recibido muchas actualizaciones, pero ha representado un gran avance. Estos son sus principales […]

  • […] hemos comentado que que las actualizaciones de Android 5.0 Lollipop han supuesto un pequeño desastre: en sólo seis meses se realizaron cuatro distintas, solucionando diferentes problemas, y algunos […]

  • […] así que entendemos que uno de sus objetivos es que no salga con tantos fallos y no se viva la vergonzosa situación de las continuas actualizaciones de Android 5.0 Lollipop. Aparta de eso, ha presentado novedades, y aquí resumimos las […]

  • […] así que entendemos que uno de sus objetivos es que no salga con tantos fallos y no se viva la vergonzosa situación de las continuas actualizaciones de Android 5.0 Lollipop. Aparta de eso, ha presentado novedades, y aquí resumimos las […]

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion