Videojuegos en resolución 4K, ¿valen la pena a día de hoy?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Gaming PC

Si vamos a una tienda a comprar un televisor, es probable que nos intenten “colar” un modelo con resolución 4K/Ultra HD. Lo cierto es que hay disponibles muy pocos contenidos en esa calidad a día de hoy, pero los videojuegos son uno de ellos. De un tiempo a esta parte casi todos los lanzamientos importantes ofrecen esta opción, y se han optimizado en cierto grado para esa configuración. Sin embargo, para jugar a 4K hace falta un equipo de una considerable potencia, que no se encuentra al alcance de todos los bolsillos.

Así que vamos a conocer exactamente qué quiere decir “jugar en 4K”, comprobaremos que es algo que no podemos hacer a día de hoy con las consolas, y veremos cuánto costaría un PC adecuado para este fin. Con estos datos, podremos responder a la pregunta de si valen la pena los videojuegos en resolución 4K a día de hoy. Empieza nuestro análisis:

¿Qué es jugar a 4K?

En un sentido estricto, jugar a 4K es que los gráficos se generen a una resolución de 3.840 x 2.160 píxeles, que se conoce como Ultra HD y no como 4K si queremos ser muy puntillosos. Se trata de cuatro veces el número de puntos que hay en los habituales monitores 1080p o Full HD, y eso requiere mucha potencia por parte de las tarjetas gráficas. Obviamente, un juego se ve mejor a 4K que a 1080p, pero eso se trata de sólo una parte de la ecuación.

The Witcher 3

Quien desea jugar en 4K aspira a una buena experiencia, y eso supone que los ajustes gráficos del título se puedan poner bastante altos. ¡No tiene sentido bajar la configuración al nivel de una PlayStation 2 para subir la resolución! Por supuesto, también resulta necesario que la tasa de fotogramas sea aceptable para que el título resulte jugable. Lo deseable son los 60 frames por segundo, pero para eso el equipo necesario saldría muy caro. Ya conseguir los 30 frames por segundo (lo mínimo aceptable para muchos) representa un reto.

Olvídate de las consolas

Para un jugón experto es obvio, pero debemos dejarlo claro para los menos aficionados: la resolución 4K se encuentra por completo fuera de las posibilidades de PlayStation 4, Xbox One o Nintendo Wii U. No van a aparecer juegos 4K en estas plataformas, y me atrevería a decir que sus sucesoras tampoco serán capaces de mover resoluciones tan elevadas. Ahora mismo, quien quiera lo mejor de lo mejor, tiene que invertir en un ordenador avanzado.

Así que vamos a intentar determinar cuál sería el más adecuado para disfrutar de una aceptable calidad gráfica sin gastar más de lo necesario. Un consola se trata de un equipo cerrado, mientras que un PC lo podemos montar por nuestra cuenta. Sin embargo, no todo el mundo tiene conocimientos, tiempo ni habilidad para crear su propio ordenador, aunque eso le permita ahorrar dinero. Así que vamos a partir de un configuración prediseñada.

Un PC 4K para jugar

Tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 980

Tomaremos como referencia un PC ya construido a la venta en una popular tienda de informática española, que suele ofrecer buenos precios. Partimos de la base de que una tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 980 es lo mínimo que necesitamos para el 4K. Este es el equipo completo:

  • Procesador Intel Core i7-5820K.

  • 16 GB de memoria RAM.

  • SSD de 120 GB y HDD de 2 TB.

  • Tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 980.

La broma sale en más de 1.700 euros, más el coste de la licencia de Windows, si necesitamos una. A eso hay que sumarle un monitor o televisor 4K, que no encontraremos por menos de 500 euros. Si vamos a añadir accesorios (altavoces/auriculares, teclado y ratón gaming, un mando de Xbox One…) podemos gastar un par de cientos de euros más. Al final, montar un equipo para el 4K se dispara hasta los 2.500 euros enseguida. Y eso sin contar los juegos, aunque eso se trata del menor de los gastos en medio de este dispendio desmedido.

Adelantado a su tiempo

A día de hoy se puede jugar a 4K, pero se trata de un privilegio al alcance de los más adinerados. Además, para lograr una tasa de fotogramas elevada el gasto se dispara aun más. La verdad, me parece una locura invertir más de 1.000 euros en un par de tarjetas gráficas punteras. Si ahora mismo pudiera montar un ordenador para jugar con un presupuesto generoso, me centraría en una resolución de 2.560 x 1.440 píxeles, con 60 frames por segundo y ajustes gráficos altos. Pasar de ahí me parece ir demasiado lejos, un lujo que roza la obscenidad.

Captura del videojuego Batman: Arkham Knight

Así que el 4K es una tecnología elitista, que tardará en llegar al ordenador del usuario medio, y mucho más a las consolas… ¡dudo que Xbox Two y PlayStation 5 puedan con esta resolución! Por lo tanto, mi respuesta a la pregunta del título es muy clara: a día de hoy, los videojuegos en 4K no valen la pena, y tardarán todavía unos años en transformarse en una opción razonable. Disfrutar de lo último en gráficos nunca ha salido barato y, con la tecnología 4K estamos comprobando que los precios suben de una forma absurda.

¿Qué opinas de este tema? ¿Te comprarías un PC para jugar en 4K si tuvieras presupuesto, o crees que eso supondría una forma escandalosa de tirar el dinero?

Archivado en 4K, Ultra HD, Videojuegos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion