Un smartphone plegable puede ser el arma secreta de Samsung para el 2016

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Smartphone plegable

¿Un smartphone que se pliega? Puede parecer absurdo, pero eso es lo que se ha filtrado que prepara Samsung para el año que viene. Este 2015 la empresa nos ha conquistado con el Samsung Galaxy S6 edge que tanto nos gustó cuando analizamos, y eso que los bordes curvos se trataban sólo de un detalle estético. Una pantalla plegable funcional, que realmente aporte ventajas en el uso diario, se convertiría con facilidad en una prestación estrella, capaz de multiplicar las ventas de Samsung en la gama alta y situarla como la marca líder del sector.

Lo mejor es que, al contrario que otros rumores, en este caso sí que hay motivo para creer que el producto se encuentra en desarrollo, ya salga en el 2016 o más adelante. Así que vamos a repasar un poco la trayectoria de Samsung como fabricante de componentes innovadores para dispositivos móviles, analizaremos la filtración del modelo con pantalla plegable, e intentaremos discernir si lo veremos el año que viene o se trata de una fecha poco creíble. Comienza nuestro recorrido:

Samsung, líder en pantallas y procesadores

Sin duda Apple se trata de la empresa que más gana en el negocio de los smartphones y tablets. Tal vez siga siendo la más innovadora a nivel de experiencia de usuario. Pero está claro que Samung lleva la delantera a nivel puramente tecnológico. Samsung fue la primera empresa en lanzar pantallas AMOLED, que con el paso de los años empiezan a dominar el mercado. También lanzó el Samsung Galaxy Round, el primer móvil con pantalla curva, que se convirtió en un experimento fracasado, pero que demostró su capacidad de producción.

Smartphone Samsung Galaxy S6 Edge

En el Samsung Galaxy S6 se usaron tres tecnologías desarrolladas por las distintas divisiones de la multinacional, y que llegaron primero a su smartphone estrella. La primera es su pantalla dual edge, con ambos bordes laterales curvados hacia abajo. Puede que la utilidad de esta característica resulte escasa, pero lo cierto es que ha atraído a muchos consumidores. Además, la marca tenía el procesador Samsung Exynos 7 Octa 7420 en exclusiva, más avanzado que el de sus rivales, lo que evitó a la firma sufrir los problemas de calentamiento de los fabricantes que confiaron en chips Qualcomm. Por último, el almacenamiento interno del terminal es UFS 2.0, con un rendimiento que no tenía igual en el mercado.

El concepto del teléfono plegable

Samsung parece haber comprendido que, dado que no puede competir con Apple en prestigio, debe hacerlo en tecnología. Lo cierto es que la idea de la pantallas flexibles está presente desde que en el 2012 se mostró la línea de paneles táctiles YUOM. No sabemos el formato qué va a usar la firma para su nuevo móvil, solo que podría salir en 2016 y que su nombre actual es “Project Valley”, de acuerdo a los datos de la fiable página SamMobile. Pero, a la vista de las patentes de la empresa, podríamos encontrarnos con un dispositivo que cerrado es un smartphone y una vez abierto se transforma en una pequeña tablet, como en la imagen de cabecera.

De hecho, la fotografía procede del vídeo inferior, que Samsung enseñó en el 2013 para demostrar lo que creía que lograría con sus pantallas en unos años. Échale una ojeada:

La filtración concreta más: habla de que Samsung está probando los procesadores Snapdragon 820 y Snapdragon 620 de Qualcomm en Project Vallley, que piensa incluir 3 GB de RAM y que ofrecerá ranura para tarjeta microSD, aunque la batería no volverá a ser extraíble. Al parecer, otro de los objetivos, aparte de analizar cómo reacciona el público ante las pantallas plegables, es probar cómo se comporta el Snapdragon 820, quizá con vistas a montarlo luego en el Samsung Galaxy S7 si cumple con las expectativas.

¿Es posible para 2016?

Aunque SamMobile se trata de una fuente de cierta fiabilidad, quizá se equivoque, o tal vez su información no resulte exacta. Pero la posibilidad de que Samsung cree un smartphone plegable lleva rumoreándose desde hace años. Es evidente que trabaja en ello, y que tarde o temprano el producto estará listo. ¿En febrero del 2016? Puede parecer pronto, pero no lo considero imposible.

De todas formas, que veamos un smartphone o tablet plegable dentro de unos meses no quiere decir que se vayan a popularizar tan pronto. Podría tratarse de un dispositivo con disponibilidad reducida, que sólo se venda en Corea del Sur, país de origen del la multinacional. Está claro que un modelo no será barato, pero tal vez se venda a un precio tan alto que impida que llegue inicialmente al segmento de gran consumo. Por último, no hay que descartar que la tecnología no convenza en su primera generación, y pasen años antes de que realmente valga la pena.

Prototipos de dispositivos con pantalla flexible en el CES

Un futuro lleno de posibilidades

Considero obvio que las posibilidades de las pantallas plegables resultan enormes, en cualquier casi cualquier dispositivo electrónico, ya sean smartphones, tablets, portátiles o incluso smartwatches y televisores. La idea de un teléfono que se despliega y se convierte en una pequeña tableta es ingeniosa, pero representa sólo una de las numerosas posibilidades que los diseñadores irán descubriendo en los próximos años. Muchas no tendrán éxito, pero resulta casi seguro que unas pocas nos cambiarán la vida.

Así que no debemos descartar que un smartphone plegable represente el arma secreta de Samsung para el 2016, aunque dudosamente este dispositivo va a ser el Samsung Galaxy S7. O puede que Project Valley se retrase, pero lo que tengo claro es que la marca surcoreana ha encontrado una forma de competir contra Apple: ofreciendo antes que nadie la tecnología más puntera.

¿Qué opinas de esta filtración? ¿Ves posible que Samsung lance un teléfono plegable en el 2016, o crees que algo tan “futurista” todavía supone sólo un sueño?

Archivado en Android, Pantallas flexibles, Samsung, Smartphones
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion