El móvil es cosa del pasado, la nueva revolución son los robots

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Robots RD-D2.jpg

La industria tecnológica es muy cambiante, por lo que se caracteriza por tener muchos ciclos diferentes en un corto período de tiempo. Hace pocos años, las grandes compañías como Apple o Samsung, nos presentaban los smartphones como la próxima revolución, que estamos viviendo aún actualmente. Sin embargo, nos estamos aproximando a un fin de ciclo, en el que las innovaciones en smartphones son cada vez menos importantes y se aproximan nuevas maneras de vivir la tecnología. Así pues, se rumorea en el sector, que la siguiente gran revolución son los robots, pero no de la manera como nos los imaginamos.

Cuando hablamos de robots, lo primero que se nos viene a la mente es un dispositivo, del tamaño de una persona que nos sigue a todas partes haciendo preguntas e intentando satisfacer todas nuestras necesidades. Lo cierto es que puede que eso sea una pequeña parte, pero la idea principal es que sean dispositivos, más o menos invisibles, que trabajen para nosotros. Una manera de llamarlo podría ser refiriéndonos a la inteligencia artificial o a los asistentes digitales, pero no es exactamente adecuado.

portátil, tablet y smartphone

Las revoluciones conllevan cambios

La economía capitalista se caracteriza por ciclos, siendo las revoluciones un componente importante. Cada 10 o 15 años, se alinean diferentes factores económicos, técnicos, sociales y culturales que crean nuevos hábitos, nuevas compañías y nuevas industrias. Ya lo vimos en la revolución del PC en los años 80, la de Internet en los 90 y en la de los smartphones a principios de este siglo.

Estas revoluciones han marcado un antes y un después en la sociedad, pero cuando una tecnología está tan adaptada a la sociedad, ya no se puede hablar de revolución. Así pues, la revolución de los smartphones ya se ha terminado, la mayor parte de la sociedad tiene uno y es algo básico. No obstante, no quiere decir que se dejen de utilizar, ya que la gente sigue utilizando los ordenadores y sigue accediendo a Internet.

Lo positivo que han tenido estas revoluciones es que han conseguido hacer alguna cosa más accesible a las personas. Los ordenadores consiguieron que todo el mundo tuviera un equipo en casa y no solo en la oficina, mientras que Internet ha conseguido que tengamos la información que queremos cuando queremos. Gracias a los smartphones hemos podido coger las innovaciones del ordenador y de Internet para tenerlo todo al alcance de nuestra mano.

Smart city

Lo que nos traerá el futuro

En la actualidad podemos ver como se empieza a definir un poco la imagen que tendremos dentro de unos años. En el CES de este año muchas empresas han presentado coches inteligentes, drones, dispositivos de realidad virtual, entre otros. Si juntamos todo esto y lo que las grandes compañías están invirtiendo para cambiar el panorama de la sociedad, seguramente podremos hablar de revolución dentro de poco.

Algo que nos han dejado todas las revoluciones anteriores es que la fabricación de componentes se ha vuelto muy barata. De esta manera, podemos recoger más información de una manera más fácil y enviarla para que se procese. La sociedad ya está preparada para acostumbrarse a los asistentes digitales y a la inteligencia artificial. Los individuos estamos más ocupados que hace unos años, por lo que necesitamos facilidades para poder lidiar con las tareas que queremos hacer. La economía bajo demanda ya es algo que vivimos día a día, pero aún necesitamos más.

No nos debería extrañar que en el futuro tengamos un asistente personal inteligente en nuestros teléfonos móviles. A cambio de información acerca de nuestras acciones, actividades o contactos, podrá comunicarse con otros dispositivos de nuestro entorno para hacernos la vida más fácil. La alarma se pondrá automáticamente, las llamadas también, e incluso no deberemos llamar a un taxi, ya que aparecerá delante nuestro cuando lo necesitemos. Poco a poco las personas iremos adoptando este estilo de vida y no podremos vivir una vida sin esto.

microsoft smartwatch

Todo esto aún parece muy futurístico, ya que aún no existe la manera de hacer que estos dispositivos se relacionen entre ellos. Si intentamos hacer una comparación con los smartphones, aún nos encontramos en la etapa de los primeros teléfonos Nokia. La tecnología básica existe, pero aún no existe ninguna compañía que lo haya juntado todo, sin embargo, algún día pasará y la vida cambiará radicalmente.

¿Qué piensas de este tema? ¿Crees que llegará pronto o que aún queda mucho trabajo por hacer?

Archivado en Futuro, Inteligencia artificial, Robots, Smartphones, Sociedad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion