Deadpool: el fenómeno que ha revolucionado el cine de superhéroes

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Deadpool

En las últimas semanas hemos asistido a una auténtica revolución en la industria del cine. Deadpool ha conseguido conquistar a millones de espectadores con un estilo muy poco convencional y alejándose (mucho) de las típicas películas de superhéroes. Su debut en la gran pantalla ha supuesto una auténtico toque de atención a los grandes estudios de Hollywood y las consecuencias, seguramente, no se harán esperar.

Para entenderlo, debemos ser conscientes, primero, de lo que ha supuesto la irrupción de un personaje como Deadpool. Interpretado por Ryan Reynolds, Deadpool es todo lo contrario a lo que conocemos como “héroe”, dice palabrotas y no hay ningún tema tabú para él. Sin embargo, estamos seguros de que el gran cambio radica en su modesto presupuesto y en su clasificación (no apta para menores de 17 años sin compañía de un adulto).

El tradicional cine de superhéroes

Como todos sabemos, vivimos un auténtica era dorada en el cine de superhéroes. Los estudios de Marvel y DC se han puesto manos a la obra para regalarnos una buena tanda de taquillazos. Con todo, este tipo de cine no siempre gozó de tanto éxito.

Hemos necesitado muchos años para dejar atrás esa imagen de superhéroe enmallado y superficial. El cambio, quizás, comenzó en 1989, con el estreno del Batman de Tim Burton. A partir de entonces surgió una hornada decente con producciones como Blade, Spider-Man o Hulk, que contribuyeron a madurar un género en plena expansión.

Superman 1978

El empeño por vender, una gran lacra

No debemos olvidar que el cine es, sobre todo, un negocio. Precisamente por este motivo, los problemas suelen comenzar cuando las decisiones creativas pasan a depender de responsables de márketing y ventas. Además de ser profesionales sin criterio en este ámbito, suelen cometer un error muy común en los últimos años: intentar que todas las películas sean aptas para todos los públicos.

Con la única idea de generar beneficios, estos profesionales piensan exclusivamente en el dinero. En otras palabras, si los niños no pueden ver la película, no comprarán el correspondiente merchandising. El negocio, por tanto, no funcionaría.

Y entonces llegó Deadpool

Hasta ahora, teníamos un buen cine de superhéroes, pero carente de ese toque especial que lo hace especial. Es entonces cuando llega Deadpool, una película marginal de bajo presupuesto y para mayores de 17 años.

Pese a tener muchos factores en contra, esta película ya se ha convertido en el mejor debut de un director (Tim Miller) y en la producción más taquillera de Ryan Reynolds. La propia 20th Century Fox la hubiera ignorado por completo si no fuera por el apoyo de los internautas.

Deadpool película

¿Qué pasará ahora?

Si algo ha demostrado Deadpool con su increíble éxito es que otro cine de superhéroes es posible. De hecho, los estudios ya se han puesto manos a la obra en busca de adoptar una estrategia parecida. Por tanto, no será la última vez que veremos una producción parecida.

Lo que no han terminado de comprender es que el triunfo de Deadpool no reside únicamente en sus palabrotas o sus escenas de sexo. Muy al contrario, la culpa es de un buen equipo creativo que ha puesto todo su entusiasmo en el proyecto.

En definitiva, no se trata de copiar su estilo, sino de adoptar un modelo creativo más libre y que deje fuera a los grandes magnates del dinero.

Archivado en 20th Century Fox, Superhéroes
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion