A partir de los 20 años la capacidad de tu cerebro disminuye de forma exponencial

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Se estima que cuando tenemos entre 10 y 12 años, nuestro cerebro alcanza el 95% de su crecimiento. A partir de este momento, nuestro cerebro se sigue desarrollando hasta llegar al tamaño adulto. Hasta ahora, no se sabía en qué edad concreta nuestro cerebro dejar establecer millones de sinapsis neuronales que aumentan nuestra capacidad.

Hoy, la MIT ha publicado un estudio en el que aclara que los 20 años es la edad en la que el cerebro cesa en su crecimiento. En este sentido, la MIT confirma que a partir de ese momento, no es que la materia gris deje de expandirse, sino que comienza a envejecer. Te lo explicamos a continuación

redneuronal

De qué forma envejece el cerebro

Este declive no es de forma instantánea, sino que ocurre de forma paulatina. La MIT ha querido aclarar que desconoce el porqué de tal disminución cognitiva pero que queda claro que a partir de los 20 años, se observa una modificación genética y de las estructuras neuronales ciertamente acusada.

En concreto, han observado que con 18 años, más o menos, nuestra mente alcanza un pico de aprendizaje. Es decir, a partir de esta edad, nos va costando un poco más asimilar y memorizar conceptos e información. Realizar una misma tarea, conlleva más tiempo y requiere más esfuerzo con 28 años que con 19.

Cerebro-700x500

Del mismo modo, la memoria a corto plazo disminuye cuando cumplimos los 26 años, donde empieza a decrecer también de forma muy visible. Sin embargo, es entre los 40 o 50 años cuando tenemos más facilidad para tener empatia con terceras personas. Dicho de otro modo, nuestra actividad emocional llega a su pico más alto en esta etapa.

Conclusiones

Con este estudio, queda claro que nuestras capacidades cerebrales no disminuyen al mismo tiempo, sino que vamos perdiendo diferentes aptitudes cognitivas a medida que pasan los años tal y como hemos explicado anteriormente.

Poseemos-un-cerebro-en-el-estomago

Ahora, los investigadores se centran en descubrir las causas y los motivos tangibles de dicho comportamiento. Hecho, que podría ayudar mucho a aprovechar mejor nuestra materias gris y a alcanzar una mayor capacidad en el largo plazo.

Te recomendamos: ¿Eres o no eres conformista? La razón está en tú cerebro

¿Te ha gustado este artículo? Déjanos tu opinión

Archivado en Cerebro, Investigación, LVG, MIT
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion