Crystal Serenity: el crucero que surca el Ártico gracias al cambio climático

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Osos polares, renos, zorros árticos y un paisaje completamente blanco y helado son parte del escenario que contemplan los turistas que cruzan actualmente el Ártico en 32 días. Así es, el crucero Crystal Serenity que partió de Anchorage, en Alaska, el pasado 16 de agosto –el primer crucero de grandes dimensiones que realiza este recorrido por el Paso del Noroeste– llegará a Nueva York entre el 16 y 17 de este mes, como tiene programado.

crystal-serenity

El Paso del Noroeste, nombre con el que se conoce a la ruta marítima que bordea el norte de América, atravesando el océano Ártico y uniendo los océanos Atlántico y Pacífico, fue recorrida por primera vez por una expedición liderada por el noruego Roald Amundsen en tres años –nada que ver con la proeza del crucero debido al deshielo–. Así pues, entre 1903 y 1906, Amundsen completó una ruta llena de obstáculos helados y que durante dos años lo dejaron atrapado.

De esta forma, y debido en gran parte al cambio climático, en aproximadamente un siglo se ha reducido de manera extraordinaria el tiempo del viaje. Sin embargo, ¿esto es bueno? Y sobre todo, ¿a qué se debe?

El cambio climático y sus consecuencias

Según El País, entre 1948 y 2013, la temperatura anual de Canadá se elevó 1,6 grados centígrados, ascenso mayor que en la mayoría de regiones del mundo. De esta forma, el año pasado la capa de hielo ártica se redujo a niveles alarmantes nunca vistos, dejando entrever que podría desaparecer por completo en épocas estivales. También cabe destacar que, aunque este sea el primer trayecto de un barco de tal envergadura –1600 personas a bordo en una embarcación de 13 pisos–, en los últimos 100 años desde el 2006, un total de 69 barcos han cruzado esta ruta, en su mayor parte rompehielos.

artico-derrite

El futuro del Paso, principal preocupación de los ecologistas

También es verdad que los responsables del Serenity se han comprometido con el medioambiente y por el respeto al lugar en el que se encuntran mediante el uso, por ejemplo, de combustibles ligeros. Sin embargo, y como podemos leer en El Economista, según palabras de Michael Byers, profesor de la Universidad de la Columbia Británica, a los ecologistas y especialistas les preocupa más bien los futuros cruceros que atravesarán el Paso del Noroeste.

Y tú, ¿pagarías por disfrutar de un paisaje amenazado mientras, irónicamente, eres el que lo está destruyendo? Y en nuestro país, ¿cuáles son las especies amenazadas que podemos ayudar con nuestra acción?

Archivado en Alaska, Ártico, Estados Unidos, Nueva York
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (18)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion