Una película y un sistema operativo, archivados en ADN

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El ácido desoxirribonucleico, más conocido como ADN, contiene la información genética que da origen a cualquier ser viviente. Encontrándose en el interior de cada una de las células del cuerpo de un ser vivo, contiene las “instrucciones” de la vida. En él radica cómo este debe ser, cómo debe formarse, así como todos lo procesos que harán posible su existencia.

El ADN se encuentra formando diminutas fibras en el núcleo celular, y para contener tal ingente cantidad de información, su capacidad de almacenamiento debe ser realmente impresionante. Por esto, un grupo de científicos estadounidenses decidió llevar a cabo un experimento sin precedentes. Intentarían usar al ADN, como el pen drive más potente que jamás haya existido.

Imagen de una ristra de ADN

215 petabytes

Como podemos leer en el diario ABC, esta es la cantidad de información que puede almacenar un sólo gramo de ADN. 215 petabytes, que equivalen a un total de 215 mil millones de megabytes. Realmente impresionante.

Los investigadores, pertenecientes a la Universidad de Columbia y al New York Genome Center, han logrado almacenar un corto cinematográfico, un sistema operativo, un virus, una placa, un cheque regalo y un estudio teórico en fibras de ADN. ¿Podría ser el ácido desoxirribonucleico el futuro del almacenamiento de información? Los responsables de este trabajo, publicado en la revista Science, creen que sí.

Para lograr algo así, debían realizar una serie de pasos. Toda la información fue en un primer momento comprimida, para más tarde ser dividida en pequeñas cantidades de código binario. Tras esto, y mediante logaritmos, consiguieron “traducir” ese código binario –formado por unos y ceros– al código usado por el ADN. Este último compuesto por 4 elementos, adenina (A), guanina (G), citosina (C) y timina (T).

Con el código ya formado, toda la información fue enviada a una empresa especializada. Esta, llamada Twist Bioscience, se dedica a sintetizar ADN, es decir, a crearlo en base a unos datos dados. Tras el proceso, los investigadores ya tenían el material genético con toda la información correspondiente.

código programación

Quedaba entonces un último paso, comprobar si podía recuperarse lo almacenado. El logaritmo usado anteriormente sirvió para poder leer la información, extrayéndola perfectamente y sin errores. Todos los archivos se encontraban a salvo.

Podemos decir sin lugar a dudas que el estudio resultó ser un éxito. Sin embargo, uno de los claros inconvenientes de este proceso es su altísimo coste, que ronda las varias decenas de miles de dólares. Hasta que no se abaraten los costes, este tipo de almacenamiento seguirá siendo algo teórico.

También puede interesarte: Descubre cómo ataca el tabaco nuestro ADN, provocando diversas mutaciones.

Y a tí, ¿qué te ha parecido este impresionante logro? No olvides dejar tu opinión.

Archivado en ADN, Curiosidades
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion