Los gatos son menos ariscos de lo que parece y así lo demuestra un estudio reciente

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Gato aburrido

Los perros son amables, juguetones y tremendamente fieles. Los gatos, a diferencia de los primeros, son ariscos, interesados e independientes. Esta es la imagen que tenemos de los dos animales de compañía más famosos del mundo, fuertemente influenciada por la cultura popular pues no todo el mundo ha convivido con un perro o con un gato, o con ambos a la vez.

Pues bien, un estudio reciente afirma que nos equivocamos en la imagen de nuestros compañeros felinos: prefieren el contacto humano más de lo que se piensa.

El estudio llevado a cabo por varios investigadoras de la Universidad del Estado de Oregón y de Monmouth, en Estados Unidos, y publicado en Behavioral Processes, concluye que las investigaciones llevadas a cabo hasta ahora sobre gatos no han tenido en cuenta sus verdaderas motivaciones.

De esta forma, se tiende a pensar que los gatos son menos sociables o más interesados que el resto de animales, pues no se sabe a ciencia cierta cuáles son sus estímulos para actuar de una determinada manera. Sin embargo, estos investigadoras señalan que a los gatos les gustan los seres humanos más de lo que se pensaba.

Así, como podemos leer en ABC, estos felinos tienen unas habilidades socio-cognitivas bastantes complejas así como una gran capacidad para resolver problemas. He aquí el gran error de las investigaciones llevadas a cabo hasta el día de hoy, pues no entendían las verdaderas motivaciones felinas.

El experimento

Tunel decorativo para que juegue un gato

Para comprobar estas motivaciones, las tres investigadoras estadounidenses reunieron dos grupos de gatos diferentes: uno estaba formado por gatos provenientes de refugios y otro por felinos domésticos. Posteriormente, todos ellos fueron aislados durante dos horas y media en una habitación sin estímulos.

Tras el encierro, como podemos leer en La Vanguardia, los gatos fueron sometidos a diferentes estímulos en cuatro categorías diferentes: comida, olores, juguetes e interacción humana. ¿Y qué prefirieron mayoritariamente los gatos? Las caricias y el contacto humano.

De esta forma, los felinos buscaron principalmente la interacción con el hombre y dedicaron el 65% del tiempo del estudio a estar con las personas. El segundo estímulo más importante fue la comida.

Lo más interesante del proyecto es que no se observó ninguna diferencia entre los gatos domésticos y los refugiados. Las investigadoras han anunciado que continuarán estudiando este comportamiento tan curioso.

Te gustará: Esto es lo que ve un perro cuando observa la televisión

Archivado en Animales, Animales de compañía, Gato, Gatos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion