Apple, una empresa que ha perdido su carácter y su visión

COMPARTIR 0 TWITTEAR

La marca de la manzana mordida ha cambiando mucho en los últimos tiempos, sin duda porque Tim Cook ha querido distanciarse de muchas de las decisiones de Steve Jobs. Aún es pronto para valorar si las novedades son negativas o positivas, pero no podemos negar que la nueva Apple tiene unos valores diferentes. Quizá un poco de aire fresco venga bien a la multinacional de Cupertino, aunque lo cierto es que resulta arriesgado variar de estrategia cuando la anterior ha supuesto beneficios económicos espectaculares.

No es mi intención discernir si el iPad mini, el iPhone 5 o iOS 6 son productos de calidad y dignos sucesores de las míticas versiones originales. El tema que me preocupa es que demuestran que en Apple han cambiado muchas cosas en los últimos tiempos. No cabe duda de que la manera de dirigirla compañía de Steve Jobs resultaba peculiar, aunque al final se ha revelado como muy eficiente. Por desgracia, este histórico pionero ya no está con nosotros, y ahora el peso de las decisiones cae sobre los hombros de Tim Cook, un hombre que no tiene miedo a tomar su propio rumbo.

Fotografía de un iPad mini desde distintos ángulos

Y es que Apple ha modificado por completo su actitud, ha pasado de ser una marca que hacía lo que consideraba correcto sin dejarse influir por la presión externa a esforzarse por complacer a los consumidores siguiendo las tendencias del mercado de forma ciega. Atrás han quedado determinaciones polémicas como no soportar los MMS, no ofrecer multitarea para evitar limitar la autonomía o negarse a utilizar Adobe Flash. Ahora, si los competidores hacen crecer las pantallas de sus terminales, en Cupertino cambian de “tamaño ideal” y los imitan. Si los tablets de siete pulgadas se vuelven populares, Apple lanza uno, aunque hace poco pensara que ese tamaño no era adecuado.

El caso de los Mapas de iOS 6 me parece mucho más grave. Es cierto que la manzana mordida ya cometió errores como el problema de cobertura del iPhone 4, pero no dejaban de ser puntuales y difíciles de reproducir. Pero lanzar un producto claramente defectuoso e incompleto como este, sólo para no depender de Google Maps, demuestra que Apple piensa cada vez menos en la calidad final de sus creaciones y más en sus estrategias de negocio. Ojalá me equivoque, pero creo que estamos ante un prueba de que el perfeccionismo característico de la multinacional está quedando atrás.

Primer plano de dos iPhone 5 de Apple

Quizá todas estas medidas resulten un éxito y hagan subir las ventas de la empresa, realmente no me atrevo a hacer un pronóstico al respecto. Lo que tengo claro es que, obviando el halo de exclusividad que rodea a la marca, Apple cada vez se parece más a sus rivales. Ha perdido su actitud rebelde y su capacidad para llevar a cabo su visión por encima de las críticas que levante. Puede que sea el camino adecuado para seguir creciendo en un mercado competitivo, pero si siguen así, yo echaré de menos el carácter especial de los chicos de Cupertino.

¿Qué opinas de este tema? ¿Piensas que Apple ha cambiado su estilo con la pérdida de Steve Jobs, o crees que la magia de la compañía sigue intacta?

Archivado en Apple, iPad mini, Steve Jobs
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion