Floppytable, la mesa estilo disquete de tres y medio, perfecta para el salón de todo geek

COMPARTIR 0 TWITTEAR

¿Necesitas redecorar tu sala de estar? Si eres un verdadero entusiasta de la tecnología, te presentamos la mesa de centro ideal, que resulta cómoda y práctica, al tiempo que ofrece un diseño muy nostágico. Imita a los antiguos discos de tres pulgadas y media, que los más jóvenes ni recordarán, y que han sido una parte muy importante de la historia de la informática. Creada por el dúo alemán Neulant van Exel, la mesa representa una alternativa muy interesante para los amantes del diseño.

Floppytable, la mesa similar a un disquete de tres y medio

La verdad, si nos gusta el diseño y la decoración modernos, son muchas las opciones que surgen para vestir nuestra casa. Pero, a veces, aparte del ingenio resulta importante que las ideas que transmitan resulten acordes a nuestro estilo de vida. Los más mayores recordaréis que antes del almacenamiento en la nube, de la época de las memorias USB e incluso del DVD y del CD, existía un formato muy peculiar: el disquete de tres pulgadas y media, que guardaba hasta 1,44 megabytes de datos, no resultaba precisamente muy fiable y que fue fruto de la evolución desde tamaños aún superiores.

Hoy hemos descubierto la Floppytable, una original mesa de centro para una sala, que también puede colocarse en cualquier rincón de una habitación o una oficina. Ha sido creada por el dúo alemán Neulant van Exel, se fabrica a mano en acabados de acero y puede ser tuya desde 720 euros, más gastos de envío. Como nota curiosa, la pestaña del disquete se puede abrir y oculta un cajón, no muy espacioso pero útil. Muestra de la exclusividad del producto la tenemos en que cada unidad lleva grabado con láser su número de serie, aunque no nos consta que se trate de una edición limitada.

Imagen de Floppytable, la mesa con forma de disquete

Un mueble original, divertido y que tiene pinta de estar fabricado con mucho mimo y la máxima calidad. Por desgracia, su elevado precio no lo hace asequible a todos los bolsillos pero, quien se lo pueda permitir decorará su hogar con un verdadero toque geek. Eso sí, a más de uno le traerá muy malos recuerdos por la de veces que habrá perdido datos al acercar uno de estos disquetes a un campo magnético, o por la reducida capacidad de almacenamiento de la que hacían gala. Ahora queda en vuestras manos decidir si queréis esta peculiar mesa (que cuesta más que muchos ordenadores completos) en el centro de vuestra sala de estar.

¿Qué opinas? ¿Te gustaría hacerte con este curioso producto, o crees que representa un lujo excesivo a pesar de que resulte ingenioso?

Archivado en Decoración
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs