Siete razones para no elegir uno de los nuevos móviles Android de gama alta

COMPARTIR 0 TWITTEAR

En el ecosistema de Google parece que el lema es llevar todo un paso adelante, superando generación tras generación todas y cada unas de las prestaciones de los terminales. Normalmente, en Xombit estamos a favor del progreso, pero los nuevos dispositivos con el sistema operativo del robot verde ofrecen algunas características tan exageradas que pensamos que más que útiles son simples reclamos de marketing que no aportan nada a la experiencia del usuario final.

Se aproxima una nueva generación de teléfonos inteligentes con Android que, como es normal, pretende superar a su antecesora en todo lo posible. Pero el inconveniente con el que nos encontramos es que en la plataforma de los chicos de Mountain View los fabricantes sienten la presión de la elevada competencia, y no dudan en “mejorar” todas las características que pueden hasta puntos ridículos. Y, a veces, se dejan llevar por las tendencias del momento de manera preocupante, y toman decisiones que hacen sus productos incoherentes. Hoy os explicamos por qué creemos que modelos como el Sony Xperia Z, el LG Optimus G Pro, el HTC Droid DNA o el ZTE Grand S deberían ser productos de nicho, y no transformarse en los dispositivos más deseados por los consumidores en los próximos meses.

Imagen del smarthpone Sony Xperia ZL

  • Densidad de píxeles absurda: cinco pulgadas de pantalla que albergan una resolución 1080p supone 446 puntos por pulgada, una cifra que va más allá de las capacidades visuales humanas, y que pienso que supone un reclamo comercial más que una característica interesante. A veces hay límites que no tiene sentido superar, y las marcas parecen no darse cuenta de que están ofreciendo resoluciones que superan lo que el sentido común dicta.

  • Cámaras de fotos dudosas: las cámaras de fotos de los smartphones aún tienen mucho que mejorar, ya que somos muchos los que desearíamos que pudieran sustituir nuestra compacta. Pero las capacidades que necesitamos son una superior respuesta en entornos de poca luz, zoom de calidad y una buena estabilización de imagen. Aumentar sin sentido el número de megapíxeles del sensor puede servir como estrategia de marketing, pero no tiene mucha utilidad real cuando la mayoría de las fotos acaban colgadas en redes sociales.

  • Potencia sin control: es inherente a la gama alta ofrecer procesadores muy rápidos y mucha memoria para el sistema, pero lo cierto es que Android se mueve con perfecta fluidez en modelos bastante más humildes que los que nos ocupan, lo que nos hace preguntarnos si no sería mucho mejor idea ofrecer menos potencia y moderar el consumo, de forma que la autonomía (punto débil de los smartphones) fuera algo más razonable.

  • Tamaño desproporcionado: quizá el tema más polémico y preocupante, ya que estas máquinas alcanzan unas dimensiones que los hacen incómodas de transportar en muchos bolsillos, e imposibles de manejar con una sola mano en demasiados casos. Cuando un aparato se hace difícil de controlar, tengo muy claro que debe estar destinado a un público con unas necesidades específicas, no a los consumidores generales, que buscan un terminal práctico y sencillo de utilizar.

  • Precio innecesariamente alto: como se trata de terminales tope de gama, su precio es muy elevado, pero la mayoría de los usuarios no sacarán partido a sus características. De hecho, ya hemos visto que algunas son de muy poca utilidad, así que podemos decir que estamos pagando por funciones prescindibles. Sólo los más exigentes necesitarán realmente las extremas capacidades de estos modelos, aunque las marcas intentarán darnos a entender que son ideales para cualquier consumidor.

  • La gama media será mejor opción: la consecuencia del anterior punto es que, si empiezan a surgir opciones con pantallas 1080p de cinco pulgadas, procesadores excesivos y cámaras exageradas, es sólo cuestión de tiempo que en la gama media aparezcan alternativas económicas con paneles 720p de 4,3 pulgadas y buenos procesadores y cámaras, que representarán una elección más sensata y adecuada para el consumidor medio, ya que ofrecerán prestaciones muy razonables a buen precio.

  • Pura vanidad: son muchos lo que adquirirán uno de estos terminales no porque lo necesiten o estén convencidos de que es la mejor opción, sino que habrán sido persuadidos por la publicidad de las marcas o la presión social por tener “lo último de lo último”. Este tipo de comportamiento no es ni lógico ni recomendable, pero sí muy habitual, por lo que queremos advertiros para que no os dejéis engañar y compréis algo que no se adapta a vuestras necesidades.

Hasta aquí llegan nuestros argumentos para que no os decantéis por la gama alta en la próxima generación Android. Ni que decir tiene que no son aplicables a todos los usuarios, pero pienso que el consumidor medio haría bien en tener en cuenta estos consejos si no quiere acabar realizando una compra muy cara que a la que no le saque todo el partido posible. Pronto llegarán estos nuevos modelos al mercado, por eso he pensado que sería una buena idea reflexionar un poco sobre ellos antes de que empiece el bombardeo comercial de los fabricantes. ¡En vuestras manos queda elegir el smartphone más adecuado!

Archivado en Android, Google, LG Optimus G Pro, Móviles, Smartphones, Sony Xperia Z
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (20)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • Totalmente de acuerdo, muy buen artículo.

  • bleyser dice:

    Estoy muy de acuerdo Quisiera saber su oponion de dos smartphons el alcatel scribe hd que quizas compre ahora tengo el alcatel 995 Y sobre el nokia pure? No recuerdo el modelo pero respecto a la camara con tanyos megapixeles cual es su opinión?

    • Miguel Regueira dice:

      No soy tan experto como para poder recomendarte el Alcatel Scribe HD o no, sobre el papel parece un terminal interesante que seguro que tendrá un buen precio, pero sin haberlo probado no me atrevo a dar un veredicto.

      Sobre el Nokia 808 PureView sí que tengo claro que una cámara tan buena como esa se merece un buen sistema operativo, que no es el caso de Symbian. Así que no considero que resulte una compre inteligente.

  • Yo no estoy de acuerdo. A mi me gusta la gama alta de Android.

    El problema que yo veo, es en general, que ponen como gama alta los fabricantes todos los modelos que quieren, cuando no lo son en realidad. Y no solo en Android, si no también fuera de Android. Yo nunca pondría tampoco un iPhone como gama alta por sus características.

    Lo que si es cierto es que a lo mejor están un poco desproporcionados los precios, pero en todas las gamas, y eso hace que muchos Smartphone superen los 600€.

  • benga dice:

    venga ya listillo. razonez de m13rd@.. es lo dices teniendo un movil de gama alta.. que payaso. tus razones son ansurdas sin sentido. procesador.. rezolucion.. precio. medidas. ecc. mucha gente si no la mitad usan los moviles para trabajar y cuando trabajas t hace falta mas y mas. ya que en la mayoria de los casos el. movil sustituie el ordenador y por eso tiene que estar a la altura. pero d todos modos un tio wannabe el tipico espanol creido listillo

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion