Guía para elegir un smartphone, ¡no te equivoques en tu compra!

COMPARTIR 0 TWITTEAR

A un comprador inexperto le puede abrumar la enorme cantidad de modelos de teléfonos inteligentes disponible en el mercado, en muchos casos con notables diferencias de capacidades y características. En Xombit somos conscientes de esto, y queremos ayudarte a acertar con una serie de consejos generales que te permitirán hacer una elección que se adapte al uso que vas a hacer del terminal. ¡No te pierdas esta guía si quieres conocer un poco más las alternativas que ofrece el mundo de los smartphones!

Fotorgrafía del Windows Phone 8X by HTC

¿Estás pensando en adquirir un nuevo teléfono móvil? Pues, si no eres un apasionado del mundillo, resulta probable que te pierdas en las tablas de especificaciones interminables, los sistemas operativos y los fabricantes. Por eso queremos ofrecerte una guía para situarte a la hora de hacer tu elección. Cabe destacar que los puntos que comentamos sirven para poder comparar a primer vista modelos, pero que un terminal puede ser “perfecto” en la teoría y tener un defecto grave que lo haga inusable. Por eso os recomendamos, tras leer nuestros consejos y elegir varios modelos candidatos, informaros sobre su desempeño en reviews o por medio de algún conocido. ¡Empezamos nuestro tutorial!

Pantalla

Lo mínimo que deberíamos exigir a día de hoy es una resolución de 800×480, lo que nos aparta de los modelos de gama baja (y más económicos). Pero, realmente, 480×320 es muy poco, y 320×240 inaceptable. Si queremos dar un paso más podemos elegir una pantalla HD de 1280×720, que mejora la calidad de imagen, pero no tiene mucho sentido ir mucho más allá: los nuevos modelos Full HD con resolución 1920×1080 sólo resultan razonable en diagonales de tamaño gigantescas. Este aspecto es importante, ya que va a hacer que nuestra experiencia mejore muchos enteros.

Procesador

Actualmente, lo adecuado sería un modelo de dos núcleos, o incluso cuatro, más que nada porque todos los chips decentes se decantan por estas prestaciones. Pero fijarse en exceso en estos aspectos resulta complicado y engañoso si lo que queremos saber es qué esperar del terminal. La potencia del procesador se ve muy afectada por el sistema operativo usado, la capa de personalización que pudiera llevar y la optimización del fabricante. Así que no tiene mucha lógica dejarse llevar por los números en este aspecto, sólo comprobar que se cumplan unos mínimos, y luego leer experiencias sobre la fluidez del dispositivo concreto que nos interese.

Un lavado de cara al iPhone

Memoria RAM

Aunque si vamos justos de presupuesto y no tenemos unas necesidades excesivas nos podemos conformar con unos escasos 512 MB, lo mejor sería optar por un modelo de 1 GB de RAM. Cabe destacar que en Android suele resultar más necesaria por la considerable ansia de recursos del sistema, en el que pronto serán frecuentes los modelos con unos sorprendentes 2 GB de memoria. En cualquier caso, es un aspecto que a día de hoy la mayoría de los fabricantes suele cuidar con bastante mimo, y normalmente encontramos cantidades de RAM adecuadas a la gama de cada smartphone disponible.

Cámara

Es otro tema en que no debemos engañarnos y pensar que disponer de muchos megapíxeles nos garantiza calidad. Se trata de uno de los aspectos en los que las comparativas entre modelos se vuelven más importantes, porque terminales con cámaras “similares” pueden ofrecer rendimientos completamente dispares. Tampoco es un asunto de importancia uniforme, ya que habrá quien quiera sustituir su compacta por su smartphone y quien apenas usará la cámara para subir de manera puntual alguna foto a una red social.

Tamaño

Resulta un aspecto clave, ya que afecta directamente a la comodidad de uso. Aunque para muchos las cuatro pulgadas parecerán excesivas, debería ser lo mínimo a lo que aspiráramos si queremos que el terminal resulte fácil de usar, práctico para las aplicaciones multimedia y rápido para escribir. Subir hasta las 4,3 pulgadas, las 4,5 o incluso 4,7 son posibilidades que deberemos valorar dependiendo del tamaño de nuestras manos, la facilidad de transporte del terminal y nuestras preferencias. Dimensiones mayores sólo deberían elegirse en caso de que necesitemos una verdadera “oficina móvil” que llevar con nosotros, ya que implican muchos compromisos en los que a experiencia de uso de refiere.

Fotografía de tres Google Nexus 4

Sistema operativo

Una decisión muy importante: podemos escoger Windows Phone 8, aún algo inmaduro y con pocas aplicaciones, pero atractivo e innovador. iOS resulta una opción interesante, es un sistema moderno, con una catálogo de aplicaciones importante y tremendamente fluido. Android se está revelando como la alternativa más completa y la que más rápido evoluciona, pero sufre un grave problema: los fabricantes tardan mucho en actualizar sus terminales a las flamantes nuevas versiones, si es que lo hacen. Existen otras plataformas, pero no están lo suficientemente extendidas como para recomendarlas al público general.

Hasta aquí llega nuestra serie de consejos, que esperamos que te resulten útiles para realizar una compra acertada. Como hemos repetido a los largo del artículo, lo mejor es leer opiniones o ver una videoreview cuando estemos más o menos decididos, pero atendiendo a los aspectos que os hemos enumerado podrás hacer una preselección más rápida y precisa. Ahora sólo queda encontrar nuestro modelo favorito a un precio atractivo y… ¡a disfrutar lo máximo posible con él!

Archivado en Android, iPhone, Móviles, Smartphones, Windows Phone
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (19)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

  • David dice:

    Hoy en día, el primer aspecto que tienes que mirar (por desgracia) es cuanto puedo / quiero gastarme.

    Este aspecto puede darnos varias opciones, lo compraré nuevo y libre?, subvencionado por una operadora?, financiado? o buscaré en compra venta?

    • Miguel Regueira dice:

      Yo lo compraría libre, sin duda. Lo de financiarlo en una operadora puede traer muchos quebraderos de cabeza, sinceramente no lo recomiendo.

      Hay terminales gama media interesantes bien de precio (yo estoy incluso pensando en comprar un teléfono chino para un allegado que no tienen muchas exigencias), y la segunda mano a mí me parece una magnífica opción.

      Eso sí, la venta de ocasión tiene sus riesgos, pero si estás dispuesto a asumirlos, encontrarás cosas atractivas a precios sin competencia.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion