Mundos paralelos | Historia del ojo de Georges Bataille

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Próxima estación: la novela erótica. Hemos superado la etapa inglesa y es tiempo de volver al continente. Aquí y allá se habla de un libro de literatura erótica que despierta todas las pasiones y desaparece de las estanterías como si se tratara de pan caliente. ¿Será que el “Divino Marqués” se ha puesto de moda de nuevo? Nadie como los franceses para este tipo de cosas y vaya que hasta el señor Grey podría aprender trucos nuevos.

Sección de literatura en Xombit

Carlos Girón. Billom, Francia, es septiembre de 1897 y el mundo le da la bienvenida a una de esas mentes privilegiadas: Georges Bataille. Sus ideas han influido en autores como Michel Foucault y Jaques Derrida, aunque en sus días fuera menospreciado por figuras de la talla de Jean-Paul Sartre. El erotismo, la transgresión y lo sagrado son temas que se entrecruzan en sus escritos en donde, además, están presentes tanto su interés por el misticismo como la influencia de Nietzsche, el Marqués de Sade y Freud. Una figura de primer orden para quien en estos días se siente atraído por la literatura erótica. Sé que Gorka ha leído esa trilogía de la que todo el mundo habla (sobre todo el auditorio femenino). ¿No es así mi estimado?

Gorka Iriondo. Frunzo el ceño. Veo que nuestro “buen rollo” ha durado solamente una edición de Mundos paralelos, Carlos, que has cambiado de táctica, y ya me lanzas la tarta a la cara. Qué golpe bajo… ¡sí! ¡Lo leí! Me empujaron al pozo de Las 50 sombras de Grey, me ataron a la cama con unas esposas, no pude oponer resistencia. Cuando recuerdo esas semanas de tinieblas, siento sudores fríos. Como soy vasco y admirador de Ernst Lubitsch, cierro con llave la puerta de mi habitación. Pero con el corazón en la mano derecha, y un reloj derretido en la otra, tengo que decir… que quiero deslizar mis dedos por las páginas de ese libro. ¡Quiero leerlo ya! Erotismo, surrealismo y transgresión… una mezcla explosiva. Me atrae muchísimo una frase que he leído en la sinopsis: “el goce en su plenitud sabe siempre a muerte”. Inquietante…

Importante escritor francés (C.G) ¡Nada de eso Gorka! Debo confesar que casi caigo en ese foso, pero no he tenido la fuerza de voluntad necesaria para continuar. Admiro por eso tu valentía, coraje y disciplina. Yo peco de impaciencia y la falta de imaginación en un libro que pretende rozar con lo erótico me exaspera. Así que sin duda serás más objetivo que este pequeño gruñón. Mira que Bataille me ha dado mucho que pensar a través de sus ensayos: “Podemos decir del erotismo que es la aprobación de la vida hasta en la muerte” (Georges Bataille, El erotismo). Nada más mundano que la caducidad de la vida y la aromática sexualidad: ¡bendito mundo! ¿Crees que podamos invitar a quien ha sido menos cobarde que yo a comparar el tratamiento de este tema entre Bataille y James? Puede que descubramos que la cosa no es como la pensábamos.

(G.I) Yo creo que la trilogía protagonizada por Anastasia puede ser la primera piedra de un gran acueducto. Y espero que pronto, haya manifestaciones de mujeres mojadas en las plazas de toda España. ¡Y hombres! No te fustigues por no haber leído esas novelas, Carlos. Son de un erotismo blando, superficial, vulgar e inverosímil. Una prosa desnuda, repetitiva. La señora James tiene secuestrada su propia imaginación en la habitación roja. Nosotros sí vamos a contribuir al calentamiento global, vamos a colocar otro pedrusco de lava ardiendo. Y espero que tras acompañarnos en esta nueva aventura, nuestros miles de lectores se sientan más vivos y desaten sus pasiones incluso en la cama. ¡Pervertidos! Ups… aún no soy capaz de silenciar por completo mi conciencia religiosa, necesito un botón de mute

Obra de Marcel Duchamp

(C.G) ¿Soy yo o la habitación se ha tornado más caliente? Venga que ya he dicho que la paciencia nos es mi mayor virtud. Es tiempo de meterse en la cama, pero para ejercitar una capacidad lamentablemente dormida: ¡la imaginación! Una dosis de Baudelaire seguramente nos ayudará a despertar ese aderezo necesario de la sexualidad. Además de disfrutar de un buen libro, claro está. Hay varios pequeños capítulos Gorka, ¿te parece si vamos de “El ojo del gato” a “Simone” esta semana?

(G.I) Mientras no sea el ojo de Buñuel en Un perro andaluz, perfecto. ¡Qué dolor! ¡Qué asco! ¡Qué grima! Inolvidable. ¿Nos dejará mi tocayo alguna imagen tan poderosa? De todas formas, me da que esta lectura no va a durar mil y una noches, es un libro anoréxico. Bataille no cayó en el error de James y usó una navaja de afeitar para cortar la grasa, lo sobrante. El sábado que viene será un placer sentarme en una silla de mimbre para “criticar” y disimular mi sonrojo. Carlos, voy a elegir un poco de música para acompañar la diversión, dejo que despidas el artículo.

Película de Buñuel

(C.G) Así sea. Mientras Gorka tararea ya las notas de una erótica melodía y comienza a danzar en la mecedora es tiempo de emprender el viaje. Las aguas turbulentas de Historia del ojo comienzan a agitarse, nosotros tenemos una cita en una semana. Ya nos llegan los aromas del primer trayecto, ¿nos acompañais? Yo me muero de ganas por saber lo que habrá en la otra orilla. Nietzsche, Sade y Freud, ¡vaya compañeros de embarcación en esta edición de Mundos paralelos!

Archivado en Georges Bataille, Historia del ojo, Literatura, Mundos paralelos, Opinión
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs