Guía práctica: cómo estar actualizado en el mundo de la tecnología sin arruinarse

COMPARTIR 0 TWITTEAR

La tecnología resulta cara, todos lo sabemos, por mucho que las marcas hagan esfuerzos por volverla más asequible. Y para un geek el problema es grave, ya que suele querer siempre lo último de lo último en un sector en el que no paran de salir novedades. Hoy te damos algunos consejos que, si bien no pueden hacer milagros para solucionar tus ansias consumistas, seguro que te ayudarán a controlar un poco mejor el dinero que dedicas a este apasionante mundo digital.

A todos los geek nos pasa lo mismo: salen continuamente montones de gadgets interesantes, y queremos tener cada uno de ellos. Es más, muchos en concreto no nos llega con poseerlos, sino que queremos actualizarlos anualmente con las últimas novedades. El resultado es que las cuentas no cuadran, un sueldo dentro de lo normal no se puede permitir seguir el ritmo del avance de la tecnología. En Xombit llevamos muchos años siendo apasionados de la electrónica de consumo, y hemos ido aprendiendo truquitos para sacarle el máximo partido a cada euro invertido. Por eso te ofrecemos esta lista de ideas que te permitirá disfrutar lo máximo de la tecnología por un coste mínimo.

Imagen parcial de monedas de uno y dos euros

¿Realmente lo necesitas?: a todos nos ha pasado que nos hemos comprado algo llevados por la ilusión del anuncio, por impresiones exageradas o por el entusiasmo generado, y luego ha sido un pésima elección. ¿Vas a usar esa consola portátil teniendo una sobremesa? ¿Necesitas una cámara compacta teniendo un buen smartphone? ¿Lees lo suficiente como para sacar partido a un ebook? ¿Teniendo una Xbox 360 te hace falta una PlayStation 3? Piensa en este tema aplicado a ti, y te darás cuenta que alguna vez habrás caído en este error, y que muchas otras veces te ha tentado.

Aprovecha gamas medias y generaciones pasadas: si compramos lo último de lo último, pagaremos la máximo. Pero, ¿acaso no hace lo mismo un Samsung Galaxy S III mini que un flamante Samsung Galaxy S 4? El truco es saber lo que necesitamos y lo que vamos a utilizar. Si nos dejamos engatusar por un capricho muy caro, podemos estar perdiendo la oportunidad de comprar otro gadget adicional que nos reportará mayores beneficios. Mejor tener una tablet low cost y un móvil de gama media que un solo dispositivo más caro.

Recurre a la segunda mano: si tienes un iPhone 4 y quieres el iPhone 5… ¡vende el primero para financiar el segundo! Y si el nuevo iPhone también es de segunda mano, ahorrarás aún más al tiempo que “reciclas” los gadgets. Puedes recurrir a tiendas especialistas, de mayor confianza y garantía, pero con precios peores, o hacerlo con un particular, más arriesgado pero con unos márgenes más ajustados. Sea como sea, hay que mirar y comparar muchos precios para asegurarnos de cuál es el coste real de mercado tanto de lo que vendemos como de lo que compramos.

Ahorra en los accesorios: por un lado, cuando acabamos de adquirir nuestro precioso nuevo aparato, tendemos a hacer compras impulsivas de accesorios, así que debemos pensar cuáles son los que realmente vamos a utilizar, normalmente muy pocos. Pero además, estos productos en las tiendas habituales suelen tener precios elevados, mientras que en las conocidas tiendas “chinas” (ya sean físicas u online) muchas veces hay un accesorio igual que apropiado por una fracción del coste normal.

¡Échale un poco de cara!: ¿te acuerdas de esas Navidades en las que tu hermana te regaló un chaquetón horrible, tu madre una trilogía de libros que se encuentra en un estante cogiendo polvo y tu padre una carísimo reloj que no te pondrías ni muerto? Pues explícale a tus seres queridos, con mucha sutileza, que la próxima ocasión en la que te quieran agasajar harían bien en crear un fondo común para comprarte ese gadget que tanto te gusta y que no adquieres tú por no parecer un derrochador.

Cuidado con las marcas: todos sabemos que Apple rezuma calidad por los cuatro costados, que HTC hace grandes personalizaciones de Android y que ASUS fabrica muy buenas tablets. Pero hay marcas menos reconocidas que también hace buenos productos por bastante menos dinero. Sólo debemos informarnos debidamente de las características y experiencia de los usuarios del gadget “semidesconocido” que nos vamos a comprar, y puede que ahorremos mucho, sobre todo con los competitivos precios de las marcas chinas.

Hasta aquí nuestros consejos, que son más bien de corte general, y que cada uno aplicará según sus preferencias. Y es que a un fan de Apple un móvil Android no le interesará por ser más barato, o a veces querremos adquirir un accesorio caro por alguna característica exclusiva. Esta guía general pretende ser útil para gastar nuestros ahorros con sentido común, y puede resultar ideal para quien no tenga aún mucha experiencia el sector de la electrónica de consumo.

Imagen | Images_of_Money

Archivado en Gadgets, Segunda mano, Smartphones, Tablets
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (7)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion