Siete razones por las que Windows 8 será un gran éxito en tablets a medio plazo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

¿Eres de los que está convencido de que el futuro de las tabletas estará dominado por Google y Apple, y que la empresa de Steve Ballmer tendrá que conformarse con las migajas del mercado mientras se ve sumida poco a poco en la irrelevancia? Pues desde Xombit vemos las cosas de otra manera, y hemos realizado una lista de motivos por los que creemos que el último sistema operativo de Microsoft logrará hacerse con buena parte del mercado de los dispositivos táctiles en un tiempo.

No me atrevo a pronosticar el futuro del sistema operativo de Microsoft en portátiles y sobremesas, porque resulta obvio que ha sido diseñado para tamaños de pantalla más pequeños. A pesar de que lo uso de forma habitual en un ordenador convencional y me siento cómodo con él, reconozco que paso la mayor parte del tiempo en modo escritorio. Pero, en lo que a tablets se refiere, creo firmemente que la multinacional de Redmond se ha adelantado a sus rivales con esta propuesta, y que va a mejorar a un ritmo más rápido que ellos. Por las razones que a continuación explico, estoy convencido que el último Windows está destinado a acabar con una importante cuota de mercado:

Windows 8

  • Gran gestión de la multitarea: este sistema ha sido pensado para utilizar dos aplicaciones táctiles al mismo tiempo en un tablet, y la actualización a Windows 8.1 sólo mejorará esta función. Si el dispositivo es x86, podremos ejecutar en el escritorio todos los programas que nos apetezca.

  • Usabilidad ideal: aunque Microsoft ha sido acusada de malgastar el espacio en pantalla, lo cierto es que las apps con el nuevo Modern UI son visualmente muy claras y atractivas, y se centran más que ninguna en el contenido, ocultando interfaz y menús contextuales innecesarios.

  • Tienda de aplicaciones creciente: se han vendido más de 100 millones de licencias del software. Aunque la Windows Store sufra muchas carencias en estos momentos, considero imposible que unos números así no atraigan a los desarrolladores a marchas forzadas.

  • Compatibilidad con el pasado: lo ideal es que un usuario de un tablet sólo necesitara las aplicaciones de nuevo estilo, aunque esto aún va a tardar en transformarse en realidad. Pero, aun cuando ocurra, siempre podremos usar un programa tradicional en caso de necesidad si optamos por un procesador Intel o AMD.

  • Gestión de periféricos: tanto en Windows 8 como Windows RT funcionan impresoras, escáneres, memorias USB… Android se esfuerza en este campo pero no está al nivel, Apple sencillamente ignora las necesidades de sus usuarios.

  • Capacidad de reaccion: la ya mencionada actualización, también conocida como Windows Blue, demuestra que los chicos de Steve Ballmer escuchan a los usuarios, y que están dispuestos a mejorar su sistema a ritmo acelerado, para evitar quedarse atrás en plena era post-PC.

  • Formatos variados: en el ecosistema Windows hay distintos tipos de tablets, que suelen ofrecer buenos teclados y a veces son casi portátiles. Y Microsoft está dispuesta a ampliar la variedad para acercarse un poco a lo que ofrece la plataforma de Google.

Estas son las razones por las que desde Xombit le auguramos un buen futuro a Windows en el segmento de las tabletas. Aunque lo cierto es que tal vez fuera buena idea crear una actualización de Windows 7 para otros formatos, o quizá retocar la última versión en preparación de forma que la interfaz Modern UI no se vuelva tan intrusiva para quienes aún trabajan fundamentalmente desde el escritorio. En cualquier caso, el futuro es imparable, y cada vez más usuarios se acostumbran a las novedades y se dan cuenta de lo prácticas que resultan, otro factor a considerar a medio plazo.

¿Qué opinas tú de este tema? ¿Apuestas por la veterana plataforma de las “ventanas”, o crees que su tiempo ya ha pasado?

Archivado en Microsoft, Tablets, Windows 8, Windows RT
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (12)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion