Detrás de la fotografía: Sombras de la larga exposición

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Ha llegado la hora de embarcarnos en un viaje donde nos adentraremos en lo más profundo de la fotografía, su técnica. Pero tranquilos, no es necesario llevas salvavidas, el viaje es muy relajado. Hoy nos detendremos en un puerto conocido para nosotros, pero del que hay tanto que experimentar que da para mucho, la fotografía de larga exposición. ¿Nos acompañas en nuestro viaje?

Sombras en el suelo

Regresa el lunes y llega la hora de la fotografía, ¿me extrañavais? , espero que sí pues me encanta hablaros de cómo hice mis fotografías. Puede que no sean perfectas, pero seguro que aprendéis incluso de mis errores como os mostré la semana pasada. Hoy saco de paseo la cámara pero en esta ocasión espero a que caiga la noche y voy en busca de sombras.

Os hemos hablado repetidas veces de la fotografía de larga exposición, pero es que siempre hay alguna forma diferente de utilizarla y os confieso que me encanta dedicarle tiempo a las fotos. La fotografía que os muestro hoy es un ejemplo de lo que se puede lograr con la luz lejana de una farola.

Realizada junto al río Guadalquivir, me adentré en una zona poco iluminada con la noche cerrada. Un camino de tierra cerca de la rivera del río sin iluminación fué el lugar elegido. Todas las imágenes que realicé ese día superaron los sesenta segundos de exposición. La única fuente de luz era una lejana farola junto a la carretera, donde comenzaba el camino, que hacía tiempo que deje a mis espaldas.

Y curiosamente por dejarla tras de mí conseguí esta fotografía nocturnas, en la que dos sombras toman protagonismo.¿Qué estarían haciendo dos sombras en esos lugares? Pues fotografías que si no. Seguro que ya habéis adivinado que una de las sombras soy yo, los lectores de Xombit sois muy listos. Pues bien la otra sombra es simple, es mi acompañante.

Pues este tipo de fotografías van acompañadas de elementos fundamentales que no debemos olvidar:

  • Un trípode
  • Una linterna
  • Baterías cargadas de nuestra cámara
  • El móvil
  • Compañía

Sombras de dos personas en el suelo durante la noche

Es fundamental ir acompañado, entre otras razones porque la espera en compañía se hace más entretenida. Además siempre viene bien algo de ayuda cuando andamos por lugares poco iluminados cargando nuestro equipo. A parte de que si nos pasase algo tendríamos teléfono móvil y alguien para ayudarnos. Pues aunque en las imágenes parezca que se ve perfectamente, por norma general no se ve nada.

Por ello, componer en este tipo de fotografías se hace complicado. Por norma general, realizaremos varias tomas hasta encontrar el encuadre deseado. En este aspecto entra en escena la linterna y el ayudante, pues si mientras observamos por el visor nos iluminan lo que tenemos ante nosotros por un lado nos será más fácil componer y si utilizamos el enfoque automático de la cámara, también ayudaremos a nuestra fiel compañera con esta labor.

El proceso entonces quedaría de la siguiente forma:

  1. Disponer cámara sobre el trípode.
  2. Enfocar y encuadrar con la ayuda de la luz de la linterna.
  3. Apagar linterna y medir la luz para fijar el tiempo de exposición. Si fuera necesario comprobaríamos el enfoque.
  4. Disparar y esperar.

Cómo veis es un proceso que puede alargarse, por eso de nuevo la compañía se agradece. Y si tienes un amigo amante de la fotografía como tu, pues os ayudáis mutuamente y disfrutáis de una actividad diferente. Sólo os queda experimentar con las diferentes técnicas de larga exposición, de las cuales hace tiempo que os hablamos en una serie de artículos.

¿Os gusta este tipo de fotografías?¿Habéis probado diferentes trucos y os gustaría compartidlos con nosotros? Aprovecha y comenta lo que quieras a continuación.

Archivado en Larga exposición, Nocturnas
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (5)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion