¿Necesita OS X un cambio radical al estilo Windows 8?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El sistema operativo de escritorio de Apple lleva muchos años evolucionando lentamente, puliéndose y mejorando, pero siempre partiendo de las mismas bases. Sin embargo, a finales del 2012 su máximo rival, Windows, se atrevió con un cambio radical en toda su interfaz y funcionamiento, motivada principalmente para adaptar la plataforma a las pantallas táctiles. La pregunta que se plantea es si los chicos de Cupertino deberían tomar ejemplo, y lanzar un nuevo OS X rediseñado desde las bases.

OS X de Apple

El año pasado Microsoft lanzó Windows 8, una versión que representaba un cambio absoluto respecto a lo que resultaba tradicional en el sistema. En realidad, el motivo último era hacerlo amigable para un uso con los dedos y así competir en el mercado de las tablets, pero la compañía no se conformó con realizar las modificaciones más o menos imprescindibles, e innovó prácticamente en cada aspecto de la experiencia de usuario. A día de hoy está a punto de salir la primera gran actualización, y me parece un buen momento para plantearnos si la marca de la manzana mordida no debería seguir el mismo camino con OS X.

Y es que el software que corre en los Mac actuales data de hace más de diez años y, aunque ha disfrutado de numerosas mejoras e inclusión de muchas características novedosas, las bases de la interfaz y del funcionamiento general siguen igual. Se trata de un paradigma de sistema operativo probado, que ha funcionado durante mucho tiempo y que agrada a los usuarios. Por eso mismo resulta bastante aburrido a día de hoy, a pesar de la gran cantidad de detalles curiosos que ha ido incorporando de iOS, y empieza a verse agotado.

¿Sería bueno un cambio de planteamiento radical? No cabe duda de que sí, en una industria en la que la innovación resulta clave, nunca está de más lanzar algo nuevo. Pero no se puede poner patas arriba el sistema sólo por las ansias de lavarlo de cara. Hay que tener una buena idea, trabajar duro en un nuevo concepto de usabilidad, crear una experiencia no sólo novedosa, sino también práctica. Algo que se puede hacer, pero que requiere trabajo, tiempo y ganas de hacer una inversión grande, todo lo contrario de lo que representan las últimas versiones de OS X, basadas en pequeñas mejoras acumulativas.

Apple es una empresa capaz de revolucionar los sistemas de operativos de escritorio, seguramente con mucho más éxito que Windows 8, que estaba más bien concebido para dispositivos móviles. Pero la mayor parte de los ingresos de la compañía no provienen ahora de la gama Mac, sino del iPad y del iPhone. Aparte de eso, los chicos de Cupertino sufren la presión de lanzar los tan rumoreados iWatch e iTV, proyectos muy ambiciosos. Por lo, sencillamente, no creo que tengan interés en realizar la ambiciosa tarea de cambiar radicalmente OS X, sobre todo considerando que los usuarios no le achacan actualmente ninguna carencia grave.

¿Qué opinas del tema? ¿Te gustaría que OS X disfrutara de una renovación profunda, o crees que a día de hoy no necesita cambios de gran calado?

Archivado en Apple, OS X
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion