El showrooming, ¿fenómeno en alza también en España?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

A día de hoy, la mayoría de los consumidores españoles, si quiere comprar tecnología, acude a un distribuidor especializado y, cuando se ha decidido, ejecuta la transacción en la propia la tienda. Pero en países como Estados Unidos cada vez está más extendido que, una vez se ha escogido el producto en el minorista, se acuda a las tiendas online para buscar el mejor precio, y finalmente la compra se realice allí, lo que representa un grave problema para todo el segmento de las tiendas de electrónica.

Tienda de electrónica

Hay una palabra que causa verdadero pavor entre los minoristas más importantes de Estados Unidos, como Best Buy o Walmart: “showrooming“. Se trata de una práctica consistente en que un consumidor acuda a una tienda física para ver y probar los gadgets que allí están disponibles, realizando finalmente una decisión de compra, pero abandonando el establecimiento con las manos vacías. Una vez en su hogar, buscará en Internet el mejor precio para el producto que le interesa (seguramente en Amazon) y lo pedirá para que se lo envíen por mensajería. Se trata de una práctica cada vez más común en al país de las barras y las estrellas, y que preocupa mucho a los afectados.

En primer lugar, hay que entender que el fenómeno es lógico, ya que en aparatos como tablets y smartphones resulta importante tenerlos en las manos antes de comprarlos, como ya habíamos comentado cuando hablamos del modelo de negocio sólo online de Dell. Pero considero imposible que las tiendas físicas compitan contra los menores costes de las que hay en Internet, sobre todo cuando a Amazon le parece más importante expandir su notoriedad que volverse realmente rentable. Precisamente muchas cadenas en España basan su publicidad en el precio bajo, que debería tratarse de lo último que hicieran en este contexto.

Y llega la inevitable pregunta: ¿se está generalizando este fenómeno en nuestro país? Obviamente yo no tengo las cifras de los distribuidores españoles ni su experiencia de campo, pero creo que en este sentido estamos un poco atrás. En España aún existe cierta reticencia a comprar online y Amazon lleva poco tiempo ofreciendo una versión nacional. Por otro lado, muchos clientes aprecian el valor añadido de tiendas de prestigio como El Corte Inglés o confían en la promesa de precio reducido de Media Markt o Worten. Lógicamente, conozco bastantes casos de showrooming de primera mano, pero dudo que se trate de una práctica extendida.

Eso sí, el futuro está claramente en las transacciones en la red de redes, y a las tiendas españoles no les quedará mucho que hacer al respecto, sino luchar por conseguir alguna venta entre la legión de mirones que acuda a sus establecimientos. Por supuesto que podrán desarrollar estrategias para contrarrestar el problema, pero considero difícil que logren batir en precios a sus rivales, y las otras aportaciones que puedan hacer a la experiencia de compra no siempre van a resultar suficientes. Así que, no cabe duda, el showrooming tal vez no se trate ahora mismo de un fenómeno extendido, pero pronto resultará una amenaza de primer orden para los minoristas en todo el mundo.

¿Qué opinas del tema? ¿Tú compras directamente en la tienda en la que miras el producto, o lo haces posteriormente en Internet?

Imagen | Media-Saturn-Holding GmbH

Archivado en Amazon, Showrooming, Sociedad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion