Detrás de la fotografía: Blanco y negro selectivo

COMPARTIR 0 TWITTEAR

La inspiración puede llegar utilizando cualquier objeto o modelo a fotografiar. Esta semana nos inspiramos en los juegos de mesa clásicos para mediante el retoque, dar un aspecto diferente a una de nuestras fotografías. Vamos a ver cómo pasar una fotografía a blanco y negro, pero sólo en parte, para darle un carácter diferente, ha llegado la hora de “detrás de la fotografía”.

Casas y hoteles del Monopoly en blanco y negro selectivo

Me encantan los juegos de mesa, no sólo porque pueda pasarme horas y horas entretenida jugando con ellos. También me ofrecen un sin fin de objetos curiosos con los que montar mis propias composiciones y poner en práctica algunas técnicas. Por ejemplo, para ilustrar el artículo de hoy he elegido una fotografía en la que uso unas piezas que seguramente han pasado por vuestras manos, las casas y hoteles del conocido Monopoly.

Pero no me apetecía fotografiar sin más las piezas, así que fui cambiando su composición y les dedique tanto tiempo como si se tratase de la modelo más cotizada del momento. Cambios de luces, cambio de ubicación, cambio de óptica… y al final me decidí por una iluminación lateral que enfatizará las sombras y las alargase más. Aquí os muestro la toma original.

Casas y hoteles del Monopoly amontonados tras dos bien puestas

Si tenéis buen ojo, ya habréis notado que las piezas son de madera y es que se trata de un Monopoly edición nostalgia, en que se nos presenta este clásico juego de mesa en caja de madera. Y por lo tanto sus piezas en lugar de ser de plástico, son de madera. Así que me dije, por qué no hacer la fotografía también en una versión nostalgia.

Para ello lo primero que hice ha sido usar el famoso Photoshop y su capa de ajustes blanco y negro. Esta capa es muy práctica pues te permite controlar la tonalidad de cada color en escala de grises, sin perder en ningún momento los datos del color. Pero en lugar de dejar toda la imagen en blanco y negro, ayudándome de las herramientas de selección, limite dos zonas para mantener en color. A continuación podéis ver como quedaba. Imagen parte en blanco y negro de casas y hoteles del monopoly

Pero aún quería darle un aspecto más nostálgico. Así que me puse manos a la obra creando una nueva capa y jugando con los diferentes pinceles, pinté un par de líneas sobre la imagen. Ajusté el modo de capa a trama y recudí la opacidad hasta que encontré el punto justo en que las líneas se fundían con la imagen. De este modo, le dí un aspecto más desgastado y viejo a la imagen manteniendo a los dos protagonista en color.

Con esta imagen no sólo tuve la oportunidad de practicar una vez más con mi flash de mano, si no que también pude recordar los ajustes de capa y los modos de capa del Photoshop, pues siempre viene bien practicar.

¿Soléis usar el Photoshop para pequeños ajustes o preferís usarlo para crear nuevas imágenes?¿Soléis usar objetos cotidianos para practicar fotografía? Cuéntanos tu experiencia a continuación en el apartado de comentarios.

Archivado en Adobe Photoshop, Blanco y negro, Detrás de la fotografía
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs