España convoca a su embajador en Estados Unidos por el caso de las escuchas

COMPARTIR 0 TWITTEAR

El caso PRISM cada vez va creciendo más y más, aumentando en gravedad e implicaciones internacionales. Si ya el espionaje a ciudadanos por parte de la NSA sin garantías judiciales representaba un escándalo, ahora el asunto va empeorando al desvelar Edward Snowden que los Estados Unidos han espiado a 35 líderes mundiales, entre los que se encontrarían Angela Merkel o incluso Mariano Rajoy, que aún mantiene la confianza, pero ya ha tomado las primeras medidas al respecto.

Logo paródico de la NSA

El caso PRISM va a camino de transformarse en una versión vitaminada de WikiLeaks. Edward Snowden, antiguo trabajador de la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense, reveló la recopilación sistemática de información de los usuarios de Internet, sin que existieran sospechas sobre ellos ni disfrutaran de ninguna garantía judicial. Desde entonces, los documentos del contratista no han hecho más que provocar escándalos y, ahora, también graves problemas diplomáticos. Hace poco supimos que el presidente de México Felipe Calderón sufrió un hackeo de su cuenta de correo electrónico, a pesar de que no se trataba de un político “enemigo” del país de las barras y las estrellas.

Pues bien, ahora las revelaciones crecen: al parecer, 35 líderes mundiales han sido espiados, entre ellos la canciller alemana, Angela Merkal. Esta habría llamado a Barack Obama para pedir explicaciones y, en estos momentos, las relaciones entre los dos países se encuentran en un estado delicado. Respecto a España, parece que resulta inminente la publicación en un diario importante la información de que algún presidente del gobierno se ha visto afectado. Sin embargo, las palabras de Mariano Rajoy resultan cautas por ahora:

No tenemos constancia de que España haya sido espiada.

A pesar de todo, el tema está siendo investigado, y el embajador de España en Estados Unidos ha sido convocado a raíz del incidente. Lo cierto es que siempre resulta problemático iniciar un conflicto con una potencia tan grande, pero también me parece evidente que el actual ejecutivo se beneficiaría de un escándalo en el que no le tocara un papel comprometido. Tendremos que seguir la evolución del caso, que parece aclarar que el país norteamericano muestra tan poco respeto por la privacidad de los ciudadanos comunes como por la de los líderes de otros países, incluso aunque se traten de aliados.

¿Qué opinas del tema? ¿Crees que debe prepararse una ofensiva diplomática en caso de que se confirme lo peor, o mejor dejar la respuesta en mano de las instituciones de la Unión Europea?

Archivado en Angela Merkel, Edward Snowden, Espionaje, PRISM, Sociedad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion