El iPad Air, ¿un dispositivo que lleva la delgadez demasiado lejos?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Aunque la última tableta de la marca de la manzana hace gala de un diseño con marcos laterales más reducidos y de un procesador muy avanzado, las características que lo definen (y que van en el nombre) se tratan de su delgadez y ligereza. Existen modelos menos gruesos en el mercado, pero lo cierto es que el de Apple queda a un nivel muy destacable. Sin embargo, esta vez la política de la compañía de la manzana de lanzar pocos productos me ha dejado con ganas de un modelo un poco más contundente y con mejores prestaciones.

Imagen de dos iPad Air

El iPad con pantalla Retina se trataba de un buen dispositivo, que no me parecía demasiado grueso, aunque sí un poco pesado en la mano. Pero, al igual que pasó con el iPad 2, este año la compañía de Cupertino ha querido potenciar su tableta adelgazando su perfil. También ha incluido el nuevo procesador Apple A7 y ha rediseñado el aparato, con unos marcos laterales más finos. Sin embargo, cuando Tim Cook nos enseñó el iPad Air y finalizó la keynote, la verdad es que yo quedé decepcionado. Me dio la impresión de que se podía haber realizado otra propuesta más atractiva.

Quizás por influencia de la gama Mac, esperaba que, al haber un modelo “Air”, también apareciera uno “Pro”. A pesar de que la nueva tableta no resulta tremendamente delgada, sus 7,5 milímetros se encuentran bastante conseguidos. Pero no veo razones por las que se haya vuelto imperativa esta reducción de volumen, que creo tan innecesaria como en los smartphones. ¿No estaría mejor aumentar la duración de la batería? No pienso que las diez horas actuales de autonomía se queden escasas, pero seguro que, si el grosor se elevara hasta los 9,2 milímetros de anteriores modelos, se podrían aumentar considerablemente, y eso me parecería muy positivo.

Es cierto que muchas personas necesitan un aparato ligero y compacto para que los acompañe en sus viajes. Pero no resulta menos verdad que para esas personas resulta igual de crítico que el dispositivo no se apague al final de la jornada. Y Apple lleva desde hace cinco generaciones mejorando todas las características de su tableta, pero nunca apostó por aumentar decididamente la duración de la batería. Siempre hubo otras prioridades, como la pantalla Retina o la reducción del grosor. Francamente, creo que esta hubiera representado la ocasión ideal de cambiar las cosas, inaugurando dos líneas de producto diferenciadas.

Por un lado podríamos tener el iPad Air actual, y por el otro un “iPad Pro”, que ofrecería más autonomía a costa de un mayor grosor. Además, se podrían incluir funciones adicionales como el sensor de huella dactilar o capacidades de almacenamiento superiores. No supondría fragmentar realmente la plataforma, sino dar más opciones a los consumidores. La verdad, creo que se trataría de una mejor aportación a la familia iOS que el iPhone 5c o volver a vender el iPad 2 por unos exorbitantes 379 euros. Ojalá Apple tenga en cuenta en el futuro que la ligereza y la delgadez son atractivas, pero no necesarias para todos.

¿Qué te parece el tema? ¿Crees como yo que el iPad Air se extralimita en su búsqueda de un perfil atractivo, o piensas que una tablet debe resultar lo más manejable posible?

Archivado en Apple, Autonomía, Baterías, iPad, iPad Air
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (15)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion