La dudosa estrategia de Sony con las exclusivas de PlayStation 4

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Todos sabemos que lo que más ayuda a que una consola destaque por encima de la competencia se trata de las exclusividades que logre obtener. La pasada generación, la compañía japonesa superó a su rival Microsoft en este tema, pero parece que las cosas van a cambiar mucho: Xbox One tiene anunciados bastantes títulos interesantes, mientras que Sony guarda silencio respecto al trabajo que están haciendo varios de sus mejores estudios. ¿Una decisión desacertada?

PlayStation 4 con su mando y su cámara

Puede que PlayStation 4 resulte más potente que Xbox One, y que su precio sea cien euros inferior. Pero eso no servirá de nada si el catálogo de juegos no se encuentra a la altura. Disponer de títulos exclusivos, a pesar del tirón de las franquicias multiplataforma, representa una ventaja clave. Esta generación las cosas empiezan mal para Sony: sus juegos de lanzamiento son menos y, seguramente, inferiores. El interesante Killzone: Shadow Fall de PS4 se enfrenta casi en solitario a pesos pesados como Ryse: Son of Rome, Dead Rising 3 y al deseado Forza Motorsport 5.

Si echamos la vista adelante, Xbox One tiene anunciado el atractivo Titanfall de Respawn Enterntaiment (estudio escindido de Infinity Ward), Quantum Break de Remedy, del que sabemos muy poco, y Sunset Overdrive de Insomniac. Las propuestas que conocemos de Sony no se encuentran a la altura: Deep Down de Capcom, Infamous: Second Son, The Order: 1886 y el retrasado DriveClub, que tendría que haber salido con la consola. Sencillamente, a PlayStation 4 le falta algún juego futuro que llame la atención, como lo hace Titanfall, que promete volverse un verdadero vendeconsolas. Tanto la marca estadounidense como la japonesa deben guardar bastantes ases bajo la manga, pero Sony haría bien en mostrar alguno cuanto antes.

Ya que surge una pregunta, ¿qué están haciendo ahora mismo estudios como Naughty Dog, Media Molecule o Quantic Dream? Sin duda trabajan en PlayStation 4, y seguro que preparan alguno de los títulos más atractivos del 2014. Pero no se han anunciado, no se ha creado la expectación apropiada para que los consumidores se convenzan de que la máquina representa la opción ideal. No podemos descartar una estrategia premeditada: Sony, consciente de que su consola se va agotar en el lanzamiento, modera sus esfuerzos promocionales hasta que estos vayan a resultar verdaderamente útiles, y empleará sus mejores argumentos cuando tenga que convencer a los compradores, algo que no es necesario durante los primeros meses de vida.

De todas formas, me preocupa un poco el catálogo de PlayStation 4. En él hay varios juegos interesantes, pero ninguno que haga sentir a un aficionado la necesidad de cambiar de generación. Pienso que la propuesta de Sony se encuentra muy bien encaminada al éxito, pero hace falta una exclusiva de la talla de Uncharted, The Last of Us, Little Big Planet o Heavy Rain. Por ahora podemos mantener la confianza en los nipones, pero los títulos estrella se deben dar a conocer en los próximos meses para que quedemos tranquilos.

¿Qué opinas del tema? ¿Crees como yo que los juegos de Xbox One pintan mejor que los de PlayStation 4, o estás en desacuerdo?

Archivado en Juegos, PlayStation 4, Sony, Videojuegos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion