¡Los cables me inundan! Siete ideas para disfrutar de un poco de organización tecnológica

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Imagen de varios cables

Creo que a todos nos ha pasado: entre consolas, televisores, ordenadores y tablets, tenemos nuestra casa hecha un lío de cables. Aunque el caos puede haberse ya extendido, siempre han existido dos puntos críticos. Uno de ellos lo encontramos detrás del televisor principal, normalmente el del salón, y el otro en el escritorio en el que tenemos el ordenador que más se usa. El efecto visual es pésimo y, cada vez que debamos hacer un cambio, nos volveremos locos, por lo que hoy hemos elaborado una lista de pequeños trucos para mantener el orden en nuestra vida tecnológica:

  • Un cargador para dominarlos a todos: a día de hoy, casi todo se puede cargar por Micro-USB, así que lo mejor me parece hacernos con un buen cargador con un cable largo, y usarlo para todos nuestro gadgets, en vez de emplear uno distinto para cada aparato. Por mi experiencia, resulta raro que debamos cargar dos a la vez, pero siempre podemos usar un puerto del ordenador si sufrimos un apuro.

  • Usar estándares actuales: supongo que ya nadie empleará cables de componentes, salidas VGA o cables Ethernet, ¿no? Algunas personas se verán obligadas por motivos técnicos, pero lo mejor es optar por HDMI (ahorra mucho lío) y por Wi-Fi siempre que resulte posible.

  • Periféricos inalámbricos si tu ratón debe cambiar de pilas cada mes, igual es mejor uno con cable (o comprar uno con un autonomía decente). Pero, en general, teclados, ratones e impresoras inalámbricos aportan mucho orden.

  • Sacar partido de la nube: si necesitamos una copia de seguridad de un disco enorme, veo obvio que tendremos que hacernos con una unidad de respaldo, seguramente externa. Pero archivos pequeños pueden mantenerse a salvo en la nube (o en un lápiz USB), con lo que ahorramos la compra del nuevo disco, aparte de un dispositivo extra molestando.

  • Dispositivos todo en uno: hay personas que estiman mucho el sobremesa con su torre y monitor (sobre todo aficionados a los juegos), pero tendremos todo mucho más ordenado si optamos por un portátil o un todo-en-uno. ¿Aún posees un router que lleva el Wi-Fi en un aparato externo? ¡Es buena hora de que tu proveedor de Internet te cambie el aparato!

  • Usar bridas: ya sean de plástico y especialmente diseñadas para agarrar cables, o simples alambres de los que cierran las bolsas de pan de molde, estas piezas resultan extremadamente útiles. Si enrollamos con ellas lo que nos sobra de cada cable, toda la instalación quedará mucho más limpia y ordenada.

  • ¡Racionalidad!: ¿de verdad necesitas tener en el salón esa Nintendo Wii que sólo usas en una fiesta una vez al año? ¿O un lector de DVD, cuando ves todo el contenido el streaming? Todos somos un poco vagos, pero si retiramos los dispositivos que nunca utilizamos, nos evitaremos ir acumulando cables y gadgets que no sirven para nada.

Estos son mis consejos, fruto de muchos años como maniático del orden tecnológico. Futuros avances como el vídeo inalámbrico o el USB sin cables ayudarán mucho, pero también podemos mejorar la situación con un poco de esfuerzo. Por supuesto, entiendo que habrá personas a las que no les importe tener sus escritorios o salones completamente cableados, algo perfectamente respetable. Pero, si no es tu caso, espero que estas ideas te ayuden a a organizarte algo mejor.

Imagen | Dennis Brekke

Archivado en Cables, Micro-USB
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (14)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs