El error de las noticias basadas en las reacciones de los usuarios de redes sociales

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Facebook

Una de las ventajas de sitios como Facebook y, sobre todo, Twitter es que cualquiera puede expresar su opinión. Si resulta interesante (o sencillamente viral) puede llega a millones de internautas. Además, los ciudadanos comunes tienen la opción de interpelar y hacer preguntas a empresas, famosos y políticos, abriendo las puertas a interesantes debates. Pero en las redes sociales existen todo tipo de opiniones, y hay quien se fija en las más polémicas (aunque irrelevantes) en su propio beneficio.

Muchos medios (incluso algunos que se consideran muy “serios” y quieren aprovecharse de la tasa Google) escriben artículos sobre las reacciones ante determinados sucesos. En realidad suelen estar sacadas de redes sociales, y sólo pretenden provocar discusiones gratuitas. Es obvio que, si se busca bien, se van a encontrar opiniones de todo tipo, pero… ¿posee interés informativo el parecer de un desconocido, que no sabemos ni siquiera si escribe en serio? Un ejemplo han sido las críticas a la serie Cosmos por parte de fieles de distintas religiones. Ciertas declaraciones extremas llaman mucho la atención, pero parecen más un aporte de un troll de Internet que algo relevante para redactar una noticia.

Otro tema sorprendente son los comentarios fuera de lugar de militantes de base de partidos políticos. Personas sin cargos públicos, prácticamente desconocidas, que son sacadas a la fama por algún tipo de opinión completamente disparatada. Por desgracia, resulta imposible que todos los afiliados a los partidos sean razonables. Hacer públicos estos casos se trata de un tipo de guerra sucia partidista en la que los medios no deberían participar. Sobre todo porque hay mucho que se puede decir sobre políticos de primer nivel, tal vez menos impactante, pero más útil para una sociedad democrática.

La responsabilidad la compartimos muchos medios que, en busca de un titular llamativo, damos importancia a tweets o comentarios (lanzados muchas veces desde el anonimato) que ni reflejan una opinión mayoritaria ni provienen de una persona con algo de relación con el tema. Con la capacidad de transmitir información que ofrece Internet, muchas veces olvidamos que la mayoría no es relevante, y que siempre hay personas dispuestas a llamar la atención, a las que no deberíamos dar más importancia de la que merecen. Al menos los medios digitales nativos, porque está claro que a los tradicionales sólo les importa el dinero.

¿Qué opinas del asunto? ¿Crees como yo que se abusa de noticias sobre opiniones en las redes sociales, o consideras que resulta enriquecedor conocer otros puntos de vista?

Archivado en Internet y redes sociales, Periodismo
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (4)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion