Panasonic Lumix GM1: la calidad también cabe en una cámara pequeña

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Panasonic Lumix GM1

Ya estamos aquí de nuevo con un análisis de una cámara y otra vez Panasonic, lo cierto es que el fabricante nipón es de los pocos que está ofreciendo muchas cosas diferentes y variedades de cámaras que otros no hacen, y en este caso nos ofrece una EVIL de dimensiones muy compactas. En este caso nos ha tocado probar la Panasonic Lumix GM1, que si bien no es la cámara definitiva para los amantes de la fotografía réflex, sí que es una gran opción para los que buscan versatilidad y calidad en su cámara de bolsillo.

Primeras impresiones

Las primeras impresiones que tenemos con la cámara son excelentes, no hay que olvidarse y ser conscientes de que se trata de una cámara que cuenta con unas dimensiones muy reducidas, pero a la que se le ve la suficiente calidad para realizar fotografías y que nos permite modificar los diferentes parámetros fotográficos de una manera lo bastante sencilla, dentro de la complejidad que supone meter todos los mandos de ajustes necesarios en un cuerpo tan compacto.

Panasonic Lumix GM1

Además el peso que ofrece y el conjunto con un objetivo muy compacto, hacen que la primera pregunta que realices sea, ¿y esto me entra en el bolsillo de la chaqueta? Pues… ¡sí! No a todo el mundo le será posible esto, pero no ocupa mucho más que las primeras compactas digitales que salieron al mercado hace ya unos años.

Especificaciones técnicas

  • Tamaño y peso: cuenta con unas dimensiones de 98,5 x 54,9 x 30,4 mm y un peso de 204 gramos –solo cuerpo–. Con el objetivo se sube por encima de los 250 gramos de peso.

  • Sensor: dispone de un sensor de tipo Live MOS de un tamaño de 17,3 x 13 mm que ofrece una resolución de 16 megapíxeles efectivos –16,8 megapíxeles reales–. Es el sensor que montan otras cámaras mirrorless de la firma japonesa y que tan buenos resultados ofrece.

  • Objetivo: en este caso viene con una lente Lumix G de Panasonic que se trata de un 12-32 mm –24-64 mm reales– con una apertura f3.5-5.6, ya hablaremos de ella detalladamente en su apartado específico.

  • Enfoque: cuenta con 23 puntos de enfoque y diferentes modos de selección a disposición del usuario, así como la ayuda PEAK para el enfoque manual.

  • Obturador: permite velocidades que se comprenden entre 60 segundos y 1/16.000 segundos, además del modo B. Para velocidades de obturación muy rápidas utiliza solamente el sistema de obturación electrónico.

  • Formatos de archivo: en imagen fija dispone de JPEG (DCF, Exif 2.3) y RAW y para vídeo de AVCHD (formato de audio: Dolby Digital de 2 canales) y MP4 (formato de audio AAC de 2 canales).

  • Modo de disparo continuo: depende de la calidad de la imagen y de la tarjeta, permite realizar ráfagas de hasta 40 fps en JPEG de baja calidad y de 5 fps en RAW, además de la longitud de la ráfaga que variará dependiendo de esos factores ya citados.

  • Formato de vídeo: en tipo PAL dispone de Full HD 1920 x 1080 píxeles, con 25 fps (salida de sensor de 25p, 20 Mbps), 50i (salida de sensor de 50p, 17 Mbps), 50i (salida de sensor de 25p, 24 Mbps) y 24p (salida de sensor de 24p, 24 Mbps), en HD 1280 x 720 píxeles, con 25 fps (salida de sensor de 25p, 10 Mbps), 50p (salida de sensor de 50p, 17 Mbps) y VGA 640 x 480 píxeles, con 25 fps (salida de sensor de 25p, 4 Mbps).

  • Sensibilidad ISO: Auto / Intelligent ISO / 125 (Extended) / 200 / 400 / 800 / 1600 / 3200 / 6400 / 12800 / 25600.

Disponibilidad y precios

Como siempre al tratarse de un producto que lleva bastante tiempo en el mercado los precios dependen de muchas cosas, el tipo de tienda, el lugar dónde se compre y la propia tienda en sí. Cuando hablamos de tiendas físicas de fotografía o electrónica de consumo encontramos que la Panasonic Lumix GM1 con el objetivo 12-32 mm de serie cuesta aproximadamente unos 700 euros, pudiendo ser algo superior. En tiendas virtuales y cadenas de distribución on-line el precio puede llegar a bajar algo más de 100 euros.

Panasonic Lumix GM1

En cuanto a los colores tenemos dos modelos disponibles sobre el chasis metálico con un aspecto quemado al exterior, tenemos dos colores en el acabado que imita piel, un color negro y otro naranja –o algo parecido–.

Diseño

Sin duda el aspecto más destacado de este dispositivo es su tamaño, vamos que sin eso poco tiene que otras cámaras EVIL no ofrezcan –y más viendo que tiene un precio superior a los 600 euros–. Este diseño tan minimalista tiene que hacer frente a un problema, el uso. El transporte es muy cómodo y agradable pero para usarla tenemos una serie de problemas, ya que la ergonomía que ofrece no acaba de ser todo lo buena que nos gustaría, es cosa de acostumbrarse pero tampoco acaba de ser todo lo cómoda que nos gustaría. El uso de materiales nobles y los dos acabados de plástico diferenciados para la parte delantera y trasera hacen de la GM1 una cámara muy agradable a la vista.

Panasonic Lumix GM1

Además de ese tamaño reducido, hay que valorar un peso bastante ajustado, pesa sobre 200 gramos –hay smartphones o phablets que pesan lo mismo que el cuerpo de esta GM1–. Fabricada con un chasis de magnesio y un sistema de obturación híbrido, es una mezcla de un sistema mecánico y otro digital, por un lado la base del sistema es digital, como el que podemos ver en el mundo de la fotografía móvil y por otro para finalizar el proceso de obturación y cerrar el diafragma cuenta con un sistema de doble cortinilla –el apartado mecánico del obturador– que favorece a una mejor calidad, sin duda aquí Panasonic ha hecho un gran trabajo para reducir al máximo el sistema de captura de luz.

A toda esta miniaturización le han salido otros dos “inconvenientes” y es que no contamos con zapata para flash y el cuerpo no cuenta con estabilización de imagen propia, por lo que dependeremos de objetivo de tipo Micro Cuatro Tercios que dispongan de ella, algo poco habitual en el mercado actual.

Uso

Para el funcionamiento de la cámara contamos solamente con un dial, situado en la parte trasera, no es una posición muy cómoda pero como siempre dependerá de dónde vienes y cómo quieres usar la cámara. El elemento de funcionamiento más adecuado es el botón de disparo y encendido, lo cierto es que está en el sitio al que siempre te va el dedo índice automáticamente, el botón de control de vídeo está muy bien situado pero yo hubiera preferido ahí otro acceso directo, quizás a la exposición o al ISO, ya que suelen ser bastante más habituales y que está colocado en otro punto de la cámara que no acaba de ser todo lo cómodo que nos gustaría. También contamos con un dial de enfoque, donde podemos escoger entre enfoque manual, automático, simple o continuo.

Panasonic Lumix GM1

También contamos con una rueda de selección para los diferentes modos de disparo, una serie de botones de ajustes, entre los que podemos destacar el menú rápido, bastante más directo y que modifica los parámetros principales de la captura. El principal problema que encontramos de uso en este pack con el 12-32 mm es la manera de realizar el enfoque manual, ya que tenemos que realizarla desde la propia pantalla con un selección de la distancia de enfoque.

Pantalla

En esta cámara en miniatura, la pantalla tiene una importancia clave, al tratarse de un panel táctil gran parte del funcionamiento y acciones las realizaremos con ella. Para controlar los principales parámetros fotográficos podremos usar el dial selector y sus botones pero cuando nos metemos en algunos puntos concretos, siempre será más cómodo usar la pantalla, el ejemplo más claro es para escoger la distancia de enfoque.

Panasonic Lumix GM1

Como panel tenemos una pantalla con una buena calidad, nos permite ver el suficiente detalle porque nos ofrece una resolución correcta y además el brillo es suficiente para poder utilizar el dispositivo en el exterior. El funcionamiento táctil es aceptable y tiene un desarrollo más que correcto.

Batería

Uno de los puntos que realmente podemos decir que son mejorables de verdad en esta Panasonic Lumix GM1 es su autonomía, la cual es bastante justa. No estamos delante de un problema realmente muy preocupante, pero sí que deberíamos pedirle un poco más a esta cámara EVIL. En fotografías tiene un uso correcto, aunque el uso de la pantalla para realizar todas las capturas reduce la vida respecto a otras cámaras con visor –ya sea electrónico o de espejo–.

Panasonic Lumix GM1

Los 680 mAh muestran su debilidad de manera más acusada a la hora de grabar vídeo. En definitiva si te vas de viaje y te gusta grabar unos minutos de vídeo en lugares públicos, la segunda batería será necesaria. Para una jornada de paseo por una ciudad o por el campo, no tendremos problemas ya que nos ofrecerá cerca de 400 capturas.

Objetivo

panasonic-gm1-objetivo

Un objetivo que podemos valorar por seguir la línea de diseño de la cámara, siendo muy compacto y teniendo una calidad suficiente para tratarse de un objetivo mínimo. La distancia del mismo es 12-32 mm con f3.5-5.6, si bien no se trata de un objetivo con un gran recorrido, una vez cerrados como ya hemos comentado el tamaño es muy acorde al conjunto de la GM1. Además para compensar la falta de estabilización del cuerpo cuenta con su propio sistema, el MEGA O.I.S típico de Panasonic que nos echará una mano en vídeo, ya que con un 12-32 mm en condiciones normales de fotografía no tendremos graves problemas.

El funcionamiento del objetivo es bueno, ofrece una buena calidad y no se aprecian deformaciones a simple vista –solo las típicas esféricas de una lente muy abierta–, no hay nada que se le pueda achacar en el apartado de la calidad, por otro lado a la hora de utilizarlo sí que podemos ponerle un pequeño “pero” y es que su reducido tamaño ha obligado a prescindir del anillo de enfoque.

Sin duda un punto muy negativo que no podemos dejar de lado aquellos que estemos acostumbrados a las lentes típicas de cámara réflex. También le encontré un apartado mejorable y es la distancia mínima de enfoque, que son 20 cm, algo que se encuentra un poco más lejos que otros objetivos del sistema Micro Cuatro Tercios.

Rendimiento

Panasonic Lumix GM1

  • Calidad de imagen: con su sensor Live MOS de 16 megapíxeles y el procesador de imagen Venus Engine, bastante usual dentro de la firma japonesa, disponemos de unas imágenes con una calidad suficiente. No estamos delante de una cámara de calidad excelente, pero las capturas nos ofrecen buenos colores, un rango dinámico suficiente y una definición correcta, es cierto que una cámara DSLR de ese precio nos ofrecerá mejores calidades pero hay que tener en cuenta el tamaño que tiene esta GM1.

  • Resultados a diferentes luminosidades: aquí me he llevado una grata sorpresa, los ISOS permitidos sin pedir que fuerce la sensibilidad se encuentran entre 200 y 25.600. Por debajo de 800 ISO casi no encontramos problemas de ruido, y si las capturas las realizamos con entornos bastante claros, el sensor permite disparar hasta 3.200 ISO, a partir de ahí, es cierto que el problema sea cual sea el entrono es bastante acusado.

Panasonic Lumix GM1

  • Enfoque: relacionado directamente con el objetivo que usemos en este caso hablaré del que viene en el pack y un Zuiko 14-42 mm que he usado, tenemos una velocidad de enfoque más que correcta, no esperemos enfoques instantáneos, aunque dependerá del tipo de enfoque que usemos, pero sí bastante rápidos. El objetivo de serie es muy silencioso por lo que nos permitirá grabar vídeo de manera directa sin problemas.

  • Grabación de vídeo: quizás el punto que más me ha gustado, si bien es cierto que el tamaño de la cámara hace bastante incómodo su uso en condiciones normales ya que provoca muchos movimientos, la calidad del mismo y el funcionamiento que ofrece la cámara en Full HD y grabando con sensibilidades por encima de 1000 ISO es excelente. Una cámara muy a tener en cuenta para los que busquen calidad y portabilidad además de un vídeo de calidad.

Vídeo

Conclusiones

82

Una buena cámara, muy cómoda de usar y con un tamaño increíblemente compacto, por otro lado algo mejorable en el resto de apartados, pero entendibles por su miniaturización.

Puntos positivos

Panasonic Lumix GM1

  • Tamaño: sin duda y como ya he repetido muchas veces a lo largo del análisis el tamaño es el factor diferencial de esta cámara. Su reducido tamaño es sin duda su gran punto fuerte.

  • Calidad: aunque no estamos delante de una gran calidad, una cámara de este tamaño con esta calidad y estas opciones es difícil de encontrar en el mercado.

  • Objetivos: dentro de las cámaras de tipo EVIL, las del sistema Micro Cuatro Tercios, con sus dos fabricantes a la cabeza, son las que tienen un mayor rango de objetivos donde elegir, y además poco a poco terceros, como Sigma o Tamron se están uniendo a este catálogo, ampliando las opciones que podemos escoger.

Puntos negativos

Panasonic Lumix GM1

  • Ergonomía y uso: en un principio es cuestión de acostumbrarse, la cámara es muy pequeña y el uso de sus botones y pantalla táctil es “complicado” pero está lo suficientemente bien diseñado para que te puedas adaptar tras unas horas de uso.

  • Autonomía: tampoco es un punto extremadamente negativo, ya que una batería de repuesto mejorará su rendimiento y tampoco será muy cara, pero sí que se podría mejorar un poco.

Panasonic | LUMIX GM1

Archivado en Análisis, Cámara, Cámaras, Panasonic, Panasonic DMC, Panasonic Lumix, Review
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (17)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion