¡Con las patas para arriba! 8 cómicas fotografías de caídas muy aparatosas

COMPARTIR 0 TWITTEAR

La última galería fotográfica que os ofrecimos mostraba la belleza de las abejas en primer plano, pero hoy vamos a optar por algo más divertido. Os enseñaremos el trabajo de Sandro Giordano, que conocemos gracias a Cribeo. Se trata de la serie In extremis, (bodies with no regret), en la que el autor retrata a sus modelos en aparatosas caídas, que siempre acaban con la cara por los suelos y las piernas en alto. La verdad es que muchas de las imágenes resultan hilarantes, por lo que hemos realizado una selección de las más locas para que las disfrutes:

El vivo al hoyo…

¿Quién no se ha caído nunca en un atúd? Si a Obélix sumergirse en la marmita de la poción mágica le supuso una gran fuerza, este mujer tal vez… ¿consiga el poder de transformarse en un zombie? Mejor no pensar en ello y olvidar el desafortunado tropiezo.

Caída en un ataúd

Señorita, ¿es usted una espía?

No creo que esta mujer sea la responsable del programa de espionaje PRISM de los Estados Unidos, porque me parece un poco torpe por su parte caerse en la calle, perder la peluca y desparramar por el suelo sus pasaportes falsos. ¡Menudo desastre!

Caída de una espía

¡Hoy nos quedamos sin comer!

Esta pobre señora ha sufrido un accidente desafortunado, que va a hacer que pase un poco de hambre hoy. Eso sí, nos parece genial que sea consciente de la importancia de incorporar frutas y verduras a la dieta, aunque sorprende bastante que se le haya abierto un lata que llevaba, pero no se le rompieran los huevos.

Caída con la compra

Esto es forzar

Una sale a patinar con su hula hoop mientras hace pesas y practica con sus pompones de animadora y claro… se encuentra unas escaleras que le hacen perder el equilibrio. La verdad, como hombre siempre he encontrado fascinante que las mujeres pudieran hacer más de una cosa a la vez.

Caída en patines

¡Árbol va!

¡Pa’ haberse matao! Esto sí que es un accidente laboral que dejaría alucinando a un inspector de trabajo. Pero también se trata de un caso de justicia poética: el leñador ha derribado al árbol, pero luego él también cayó.

Caída de un leñador

Abuelo, ¿se encuentra bien?

No sabemos muy bien si se trata de un abuelo a abuela, pero está claro que es un poco canalla. ¡Revistas cochinas y cerveza! Igual es que ha leído que esta bebida previene problemas del corazón, pero no tenemos claro que se resulte muy compatible con toda la medicación que toma.

Caída en una silla de ruedas

Hoy comemos tortilla

Este caballero se ha metido un buen golpe contra una caja de huevos… ¿o estará haciendo el pino? Entre su caso y el del leñador, empiezo a pensar que la vida rural resulta más peligrosa de lo que creemos los de ciudad.

Caída en una caja de huevos

¿Me puede explicar esto?

Cosas que te encuentras en el día a día: una mujer saliendo de un coche fúnebre con un taladro en la mano. Me pregunto si esta situación no irá en contra de las sorprendentes leyes que regulan el mundo sobrenatural… ¡Ya no hay respeto ni por los muertos!

Caída de un coche fúnebre

Sin duda, una recopilación muy original, que nació cuando Giordano sufrió un accidente en bicicleta. ¡Esperamos que no supusiera que su cara se arrastrase por el suelo y sus piernas apuntaran hacia el cielo! La verdad, el autor ha sacado mucha inspiración de esa vivencia, y su imaginación ha conseguido recrear alguna de las caídas más hilarantes que he visto en mi vida. ¡Anda con cuidado si no quieres acabar igual!

¿Qué opinas de estas imágenes? ¿Has sufrido alguna vez un tropiezo así de aparatoso, o procuras ir con cuidado?

Archivado en
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (15)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion