Un equipo de robots de una universidad australiana gana la RoboCupSoccer 2014

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Esta semana se ha celebrado en Brasil la RoboCup 2014 que, además de otras competiciones robóticas, también organiza torneos de futbol de varias categorías, según el tipo de robots, y que, en la modalidad standard, acaba de ganar rUNSWift, un equipo de la universidad australiana de New South Wales.

En Xombit ya os hablamos de la importancia de desarrollar robots con personalidad, y hace pocas semanas, nos hacíamos eco de una exposición en Tokio que mostraba los robots humanoides más realistas. Incluso publicamos una noticia del primer robot nombrado directivo de una empresa.

En esta ocasión os traemos la RoboCup, una competición que muestra la faceta más competitiva de la robótica, y que este año se ha celebrado en Brasil, al igual que la Copa del Mundo, pero en la ciudad de João Pessoa.

El proyecto RoboCup se fundó en 1997 para promover la investigación y educación en el mundo de la robótica. A lo largo de su historia, se fueron creando diferentes competiciones como RoboCupRescue para realizar tareas de salvamento con robots, RoboCupJunior para los más jóvenes, RoboCup@Home para demostrar el uso de robots en la vida diaria, y, por último, RoboCupSoccer.

RoboCup Soccer es una competición futbolística con diferentes categorías, según el tamaño y funcionalidades de los robots a competir. Persigue el ambicioso objetivo de conseguir, para el año 2050, que un equipo de robots autónomos pudiese derrotar al país ganador de la Copa Mundial más reciente, siguiendo las reglas oficiales de la FIFA.

Este año, el equipo ganador en la categoría standard fue rUNSWift, un equipo de una universidad australiana de New South Wales en Sídney. Este equipo venció en la final 5-1 a HTWK, el equipo de la universidad alemana de Leipzig, que ya había resultado ganador en la final de 2013.

La categoría standard, una de las más vistosas, está formada por equipos de 5 robots idénticos que sólo se diferencian en el software y el código utilizado para programarlos, un código muy complejo que puede llegar a alcanzar más de 125.000 líneas. Además cada robot cuenta con 2 cámaras para analizar el entorno y realizar los movimientos según los objetivos programados.

Los robots son completamente autónomos, y sólo se comunican entre ellos, y también reciben instrucciones del árbitro, todo ello vía inalámbrica. Cada partido tiene 2 partes, como sus homólogos humanos, pero sólo duran 10 minutos cada una.

Si se compara este partido con competiciones de hace 10 años, como la Robocup 2004 celebrada en Lisboa, puede verse la gran evolución que ha experimentado este campo, con _robots_más rápidos y precisos, aunque todavía siguen cayéndose bastante, pero se levantan con gran agilidad.

Archivado en Brasil, Fútbol, Inteligencia artificial, Robótica, Robots
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (10)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion