9 trucos para cuidarnos y evitar la indigestión post-fiestas

COMPARTIR 0 TWITTEAR

dolor de estomago

Cada año llegan las fiestas, las reuniones familiares y las comidas típicas que abundan de platos que todos recordamos, clásicos de cada familia, la pasta de la abuela, el postre de la tía y las entradas de las madres. Los excesos y la gula nos llevan a un típico problema de fin de año: “la Indigestión”.

¿Qué es la indigestión?

Según el sitio MedilinePlus la indigestión (dispepsia) es una sensación vaga de malestar en la parte superior del abdomen o el vientre durante o después de comer. Esto puede abarcar:

  1. Una sensación de calor, ardor o dolor en el área entre el ombligo y la parte inferior del esternón.
  2. Una sensación de llenura que es molesta y ocurre poco después de comenzar la comida o cuando ésta ha terminado.

Problemas con las comidas de fin de año

Los platos de las fiestas son riquísimos, pero presentan diversos problemas, entre ellos podemos mencionar la cantidad que comemos, ya que cada fiesta nos extralimitamos con esas delicias que nos gustan y conllevan al dolor estomacal y la indigestión, también el alcohol que ingerimos, y el hecho de que disminuimos las buenas costumbres y ejercicio físico que llevamos el resto del año.

Problema del “Efecto Lavadora”

Imaginemos un lavadora que lo encendemos con una camisa y media hora mas tarde le ponemos un vaqueros, media hora más tarde un suéter y media hora más tarde medias y remeras, nos encontraremos con una ropa lavada, ropa a medio lavar y ropa bastante sucia y mojada. Cuando nos reunimos desde temprano en las fiestas hacemos lo mismo, comenzamos a probar las entradas, luego de un rato consumimos el plato principal, cerca de la media noche el postre y para el amanecer diversos manjares típicos de Navidad o Año Nuevo. El resto del año comemos menos cantidad y en un periodo más corto y consumir de manera espaciada y en cantidad daña nuestro estomago e hígado.

Recomendaciones y trucos para tener en cuenta

Desde Xombit te traemos esta pequeña lista de consejos que esperamos que les den la oportunidad de disfrutar sin problemas las comidas de fin de año.

  1. Comer disfrutando, para llenarnos, evitando los excesos comunes de esta época.
  2. Tomar agua, algo tan simple como esto nos ayuda a mejorar la digestión, evitando las gaseosas que suelen causar acidez (en especial con los más pequeños de la familia) y el alcohol.
  3. En las comidas utilizar alimentos light, como las cremas, mayonesas o salsas light que marcan una gran diferencia.
  4. Intentemos reducir las harinas (budines, pan o tortas), ya que durante la digestión absorben agua en el intestino y nos hinchan la barriga.
  5. Evitar lo frito, lo rico en grasas animales y optar por carnes blancas.
  6. La mesa dulce, llenamos de azúcar la mesa, con panettones y panes dulces, turrones y confites, chocolates y más dulces, no está mal consumirlos, evitar los excesos es la clave.
  7. Privilegiar el consumo de frutas secas (nueces, almendras, avellanas) ya que estas aportan ácidos grasos que ayudan a la eliminación de grasas y ayudan al hígado a procesar aquellas cosas que consumimos.
  8. Consumir frutas. Las frutas aportan agua, azucares naturales y si las comemos bien lavadas la cascara ademas aporta fibra.
  9. Las porciones deben ser normales, ni que rebalsen el plato ni que sean extremadamente pequeñas, comer hasta estar satisfechos sin privarnos de nada ni excedernos.

La creatividad es siempre la clave

Podemos reemplazar la mayonesa por cremas light en las entradas y las salsa, o sí somos golosos para el postre podemos diluir el chocolate con un chorrito de leche y utilizarlo en frutas ya que es mas rico y sano que comer chocolate solo, también deberíamos optar por las gaseosas light.

Sí es costumbre consumir vinos durante la comida se recomienda al momento de brindar a las 12 tomar una copa de agua previamente ya que diluye el contenido de alcohol en sangre.

Ejercicios el 25 y el primero de año

Salir a caminar al día siguiente es recomendable pero esta debe ser una caminata lenta y tranquila, y disfrutando del paisaje y no debemos intentar extralimitarnos en el ejercicio, correr una maratón luego de una larga noche de comida calorífica nos perjudicará mucho más que lo que nos aliviará. El ejercicio es recomendable todo el año!

Los trucos de la abuela

earl1-700x400

Sí aún después de cuidarnos con todos estos métodos tenemos una indigestión podemos recurrir a los trucos de la abuela, un té cargado de limón, anti-ácidos (como el Omeprazol o la Ranitidina, ambos de venta libre) o té de boldo.

Resumiendo

Cuidarnos es sólo una cuestión de cantidad, comer de todo pero moderarnos, cuidarnos de las gaseosas ácidas o el exceso de alcohol en la comida. Existen alternativas medicas o caseras para aliviar la posible indigestión y sí estamos preocupados por las calorías demás que hemos consumido podemos ejercitarnos al día siguiente con una caminata suave.

¿Qué otras propuestas nos tienen para evitar y aliviar el dolor? ¿Suele suceder en casa que hay más de un glotón indigestado? ¡Esperamos sus historias!

Archivado en Comida, Fiestas, Navidad, Recomendaciones, Trucos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion