Cómo veíamos series y películas, cómo las vemos actualmente y cómo queremos verlas

COMPARTIR 0 TWITTEAR

En los últimos años hemos vivido un fenómeno cuanto menos curioso con respecto a la forma de ver películas y series. Internet ha evolucionado mucho, muchísimo, pero la industria del cine y las distribuidoras no lo han hecho. Mientras en Internet podemos tener casi al instante cualquier tipo de serie o película en cualquier momento, la industria sigue pensando que la televisión es la mejor forma de hacer negocio. Sea como sea, existe un grave problema que por ahora no tiene una solución decente y que satisfaga a todos.

Niños viendo Netflix

Pero Internet es grande, y los usuarios siempre encuentran una solución a las cosas, en esta ocasión: compartir gratis. ¿Dónde está el problema?, a la industria no le gusta esto porque ya no pueden llenarse los bolsillos como antes, y a los gobiernos menos aún, porque claro, ¿de dónde van a obtener impuestos si los usuarios no pagan?. Ellos también han encontrado una solución a esto, Ley Sinde y Ley de Propiedad Intelectual en España y similares en el resto del mundo.

Básicamente lo que buscan estas leyes es cerrar cualquier página que viole los derechos de copyright de autores que trabajan y distribuyen sus contenidos. ¿Es correcto esto?, por supuesto que lo es, los autores están en su derecho de cobrar por su trabajo. ¿Es justo esto?, bajo ningún concepto, de las multas que que se cobran se benefician muchísimas más personas aparte de los autores, y el más afectado de todos es el usuario final, que sólo busca una forma cómoda de disfrutar del contenido.

Los principales sitios afectados

Napster como origen y ejemplo a imitar

El origen de compartir en Internet contenidos es de antes de estas leyes. Todo comenzó con las primeras redes P2P (peer-to-peer). Napster fue por ejemplo la primera gran red P2P en triunfar, tanto es así que dejo por los suelos al industria de la música desde su nacimiento en el año 2000 hasta finales de 2001 cuando fue cerrado por orden judicial. ¿Está pasando algo parecido con las series y películas online?

Megaupload, el imperio que cerró el FBI

El servicio de Kim Dotcom ha sido el principal promotor de la piratería de series y películas en Internet durante años, y es que a principios de 2012 el FBI decidió acabar con Megaupload por los millones de dólares que obtenía gracias a la publicidad que existía en la página, así como del servicio premium de Megaupload.

SeriesYonkis y PeliculasYonkis, los primeros en caer

Logo de SeriesYonkis

Tras la nueva ley impuesta por el Gobierno en España el primer drama que se llevaron los usuarios de Internet fue con el cierre de SeriesYonkis y PelículasYonkis. Éstas dos páginas eran las que más tráfico acaparaban a la hora de ver contenido online. El catálogo era inmenso, gratuito y soportado por publicidad. Hay que tener en cuenta que no almacenaban el contenido, simplemente lo enlazaban.

¿Hacía daño a la industria éstas webs?, cuestionable, ¿se lucraban los dueños por contenido de otros?, seguro, ¿ha sido ésta la solución adecuada?, ingenuos. Ingenuos los que decidieron cerrarla, porque al rato aparecieron 5 clones más de la web, donde sólo cambiaban el nombre de la misma y los servidores dónde se alojaba. Además, siempre han existido alternativas.

SeriesPepito y PeliculasPepito, la alternativa

Una de las alternativas a SeriesYonkis y PeliculasYonkis ha sido ésta. Y es que durante meses han acogido a todos los usuarios enfurecidos y rebeldes con la industria, ofreciéndoles un sitio donde poder elegir en un amplio catálogo qué serie o película ver. Una vez más, la forma de sustento —y de beneficiarse— de los dueños era la publicidad. Esta misma semana el Gobierno ha acabado con este servicio también. El motivo es el mismo, enlazar a contenidos piratas. Veremos cuántos clones salen.

Series.ly, cuando cobras por algo que has obtenido gratis

Por último, el último caso de web afectada por la ley es el de Series.ly. El caso de Series.ly es el más curioso e indignante de todos. Para los que no estéis al tanto, Series.ly es un servicio con acceso privado a los miembros y registro mediante invitación en el que disponemos de un amplio catalogo de películas y series. ¿El problema?, ese catálogo son simples enlaces recopilados de otras webs.Logo de series.ly

El funcionamiento es muy similar a otras webs de enlaces, pero la cosa no se queda ahí. Series.ly tiene un sistema de puntos —aparte de la publicidad— para poder ver esos enlaces. Si se te acaban los puntos, o pagas o esperas para conseguir más. La otra opción es hacerse usuario premium. Es decir, Series.ly está cobrando dinero por un contenido que ni han subido ellos ni se preocupan de catalogarlo, ya que lo hace la propia comunidad de usuarios.

Ante la amenaza de que el Gobierno les cierre el chiringuito han decidido tomar la medida “drástica” de eliminar todos los enlaces a contenidos piratas, dejando simplemente los enlaces a páginas y tiendas de pago donde alquilar o comprar esos contenidos. No contentos con ello, alardean de las miles de visitas mensuales que aportan a estas tiendas, pero claro, no dicen nade de las millones que van a servidores pirata.

En cualquiera de estos casos, sigue existiendo un gran número de usuarios que creen fervientemente que ver películas y series a calidad pésima y atiborrados de publicidad es la solución.

¿Y las alternativas legales?

Logo de Netflix

Existen estas alternativas legales, servicios de Internet que nos ofrezcan películas y series de forma cómoda y si hace falta pagar por ello. Vemos las principales:

  • Netflix: Posiblemente el servicio de televisión a la carta más popular de todos. Netflix cuenta con un amplio catálogo de series y películas por tan solo 10 dólares al mes. De hecho, hasta producen series propias —y de gran calidad, como House of cards o Orange is the new Black— para tenerlas en exclusiva. ¿La pega?, no esta disponible en España, pero tenemos alternativas.

  • Wuaki.tv: Se trata de la plataforma por excelencia en España, lo que no significa que sea tan usada. En Wuaki.tv podremos alquilar series y películas a un precio bastante inferior que en un videoclub de toda la vida. Además, podremos sincronizar en la nube todas nuestras compras y disfrutarlas en casi cualquier plataforma, pues es compatible con teléfonos, televisores y ordenadores.

  • Yomvi: Se trata de la alternativa de Canal+, y es que por una cuota de menos de 10 euros al mes dispondremos de cientos de películas para ver en ordenadores, tablets, televisores y móviles.

Sin embargo, el problema de todas y cada una de estas alternativas siempre es el mismo: catálogo insuficiente. Ninguno de estos servicios dispone de un catálogo tan alto como el que puede ofrecer una web de enlaces o Internet en general. Si queremos un estreno no lo vamos a tener, y reza para que tus series favoritas estén en les servicio, y si lo están, para que dispongan de la última temporada. En definitiva, ésta tampoco es la solución, no por ahora.

¿Cuál es la solución?

El Gobierno cada vez pone las cosas más difíciles y ante la amenaza muchos deciden retirarse del juego, como Series.ly Pero el problema principal no es ni el Gobierno, ni estos sitios de enlaces. El principal problema tampoco es de la industria, el principal problema son los usuarios, somos nosotros. Es triste que permitamos este tipo de leyes, los precios de la industria del cine y hacerles el favor a páginas de enlaces para que se lucren del trabajo de otros.

Por otra parte, las alternativas legales, no cuentan con lo que realmente nos interesa que cuenten. ¿Cuál es la solución?, la solución —mientras no salga una forma de distribución legal y equilibrada para industria y usuarios— es utilizar P2P. Compartir los contenidos es algo que ningún Gobierno va a poder evitar en Internet.

Qué esperamos tener

Cuevana para Mac

Como ya he comentado anteriormente, Netflix es una buena opción, en realidad, es el camino a seguir, y posiblemente el servicio que más va a triunfar a la hora de ofrecer películas y series online. Sin embargo, le falta ofrecer un buen catálogo, que en realidad no depende de ellos, sino de las distribuidoras y productoras. Confiemos en que en un futuro próximo dispongamos de un servicio a la carta con un catálogo realmente amplio, un catálogo que ofrezca los contenidos de la mayoría de productoras y a un precio coherente.

Los usuarios aceptaremos pagar por ver series y películas, pero para ello debe ser en condiciones adecuadas, debe ser en una servicio que aporte un extra. Ha pasado en el sector de la música con Spotify y las demás alternativas y pasará con el sector audiovisual, cuestión de tiempo.

Archivado en Megaupload, Netflix, Películas, SeriesYonkis, Wuaki.tv
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion