Los antibióticos están ayudando a los mosquitos a propagar la malaria

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Mosquito Anopheles

Los antibióticos curan enfermedades, o eso tenemos entendido. Pero las realidad está llena de sutilezas y, específicamente, estos medicamentos matan a las bacterias, ya sean malas para nuestra salud o formen parte de nuestro organismo. Pues bien, ese detalle es el que esté provocando que los antibióticos causen una propagación más eficiente de la malaria. Obviamente, son antibióticos que se usan para curar enfermedades en las personas, pero parece que a los mosquitos les sientan muy bien.

Y es que, gracias a ellos, los mosquitos viven más, se reproducen en mayor cantidad y transmiten la malaria con una facilidad superior. Pero, antes de profundizar en el mecanismo que da lugar a esta peculiar situación, vamos a conocer un poco mejor qué es la malaria, y por qué supone un problema de salud que no necesitaba de ninguna ayuda para representar un amenaza para millones de seres humanos cada año.

¿Qué es la malaria exactamente?

La malaria o pauladismo es una enfermedad causada por parásitos de la familia Plasmodium, que se transmiten de un humano a otro a causa de la mordedura de las hembras del mosquito Anopheles. Por este motivo se ha calificado al mosquito como el animal más mortífero del mundo. El principal síntoma de la enfermedad es una fiebre alta e intermitente, pero también vómitos, dolores musculares, insuficiencia renal e incluso coma y shock.

Parásito Plasmodium

Se calcula que mueren entre 2 y 3 de millones de personas al año por la malaria, la mayoría niños pequeños y, en menor medida, embarazadas. Los principales afectados son los países pobres del África subsahariana. Un grave problema es que no existe una vacuna suficientemente efectiva, aunque se están desarrollando varias. Ya hemos visto que se encuentra en camino una vacuna que funciona en el 100% de los casos pero, dada la extrema pobreza de muchos de los enfermos, no tengo claro que todos puedan acceder a ella.

Mosquitos y antibióticos

Cuando los parásitos Plasmodium llegan al sistema digestivo de los mosquitos, la flora bacteriana del insecto los ataca, debilitándolos. Sin embargo, los antibióticos dañan a esas bacterias. No sólo en los mosquitos, ¿nunca has estado mal de la barriga cuando te han recetado antibióticos? Así que, si un Anopheles extrae sangre de una persona con malaria y que esta tomando antibióticos, el número de parásitos que el insecto genera en su cuerpo resulta mayor de lo normal. No todos los mosquitos transmiten la malaria realmente, pero en el caso de la sangre con antibióticos, crece el número de ellos que son capaces.

Esto ha sido descubierto por unos investigadores del Imperial College London, como leemos en Motherborad. Pero, por si no fuera suficiente con que los mosquitos transmitan la enfermedad con mayor eficiencia, parece que los antibióticos les sientan muy bien.

Pastillas en un plato de sopa

Y es que, con antibióticos en la sangre, los Anopheles tienen una mayor tasa de supervivencia: su vida se alarga, y ponen más huevos. El motivo no se conoce con mucho detalle, pero los científicos especulan con que la sobreabundancia de sangre hace que la flora bacteriana de los insectos se reproduzca de una forma que afecta a su sistema inmunitario. Muchos antibióticos evitan esto, incluyendo algunos tan comunes como la penicilina o la estreptomicina.

En cualquier caso, el resultado es grave: mosquitos más sanos, muy numerosos y que viven más tiempo, con capacidades superiores para transmitir la malaria. Desde luego, un problema serio, y del todo inesperado, que recuerda un poco al del virus del VIH, que se han vuelto menos virulento para infectar de forma más eficiente a los humanos.

¿No hay solución?

Obviamente, los investigadores no abogan por dejar de usar antibióticos, que resultan necesarios para curar enfermedades graves en África. Por ejemplo, los comunes casos de tuberculosis y malaria conjunta. Lo que pasa es que, en estas situaciones, el tratamiento con antibióticos llega a durar meses, en los que el enfermo puede recibir picaduras de muchos mosquitos. Por ahora hacen falta estudios que confirmen que lo que se ha comprobado en un laboratorio también ocurre a gran escala en el medio natural.

Mosquito Anopheles Stephensi

Si se corrobora que estos medicamentos ayudan a propagar la malaria, será necesario replantearse cuáles deben usarse en África, pues no se debe descartar que otros tipos de antibióticos tengan efectos menos beneficiosos sobre los Anopheles. Los antibióticos atacan a las bacterias y no son útiles contra los Plasmodium que causan la malaria, pero se está trabajando uno nuevo que sí que podría mostrar efectividad. Sin duda, se trataría de la solución, pero por ahora resulta un tanto lejana.

Así que la naturaleza nos ha vuelto a demostrar que es más compleja de lo que pensamos, y que controlarla no resulta fácil. La verdad, problemas con los medicamentos no nos faltan, ya hemos visto que los antibióticos están perdiendo su eficacia, así que toda la investigación que se realice estos campos es poca. Sobre todo en el caso de la malaria, una “enfermedad de pobres” que seguro que estaría erradicada si afectase a los países occidentales.

¿Qué opinas de este tema? ¿Doblegar a la enfermedades resulta más difícil de lo esperado, o crees que sólo hay que dedicar los suficientes recursos?

Archivado en Antibióticos, Malaria, Mosquitos
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (11)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion