Las muertes por bacterias resistentes a los antibióticos, un problema creciente

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Seguramente hemos oído esta advertencia docenas de veces: no debemos tomar antibióticos sin supervisión del médico, y mucho menos por un resfriado o una gripe común. Parece que se trata de una recomendación un tanto caprichosa, pero hoy sabemos que no seguirla tiene consecuencias trágicas. Se ha revelado un estudio que ha cifrado en 23.000 las personas que mueren al año sólo en los Estados Unidos por bacterias que se han vuelto resistentes a todos los fármacos de los que disponemos actualmente.

Imágenes de varias pastillas

Muchas veces la medicina nos da buenas noticias, pero otras veces ni siquiera las soluciones más extremas pueden atajar ciertas afecciones. Hoy conocemos unos datos muy graves obtenidos por el CDC, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades dependiente del gobierno de los Estados Unidos. De acuerdo con un detallado estudio, como mínimo, hay dos millones de ciudadanos de ese país aquejados por enfermedades que muestran algún tipo de resistencia, y al menos 23.000 muertes al año son causadas directamente por ellas. Se urge a tomar medidas al respecto, ya que este problema resulta grave tanto para los pacientes afectados como para la seguridad de ofrecer tratamientos como la quimioterapia o los transplantes de órganos, ya que no se puede luchar con garantías contra las infecciones secundarias.

Los métodos recomendados son la prevención (mediante la adecuada higiene), el control de las enfermedades una vez se declaran y el desarrollo de nuevos medicamentos. Pero se pone especial énfasis en que el aspecto más importante para ralentizar la aparición de resistencias es que los antibióticos se utilicen correctamente. Es por ello que siempre deben ser prescritos por un médico, ya que han calculado que en los Estados Unidos hasta la mitad de sus usos resultan innecesarios o se realizan en dosis incorrectas. Y no hay que olvidar que la toma de estos medicamentos puede tener efectos negativos, y desembocar en enfermedades tan graves como la que se pretendía curar.

Por otro lado, también se apunta a que se utilizan estos compuestos para el engorde del ganado, lo que se considera completamente innecesario y una práctica que debe erradicarse. Los antibióticos son calificados como un “recurso escaso”, y se apunta a que resulta importante para la salud pública realizar un uso responsable de ellos. Emplearlos para una gripe común, aparte de inútil (pues la causa un virus y no una bacteria) puede representar la diferencia entre la vida y la muerte para otra persona.

¿Qué opinas del tema? ¿Estás ya concienciado del uso responsable de estos medicamentos?

Archivado en Antibióticos, Bacterias, Salud
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs