La guía definitiva para disfrutar de la última tecnología al menor coste posible

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Nuevos iPhone 6

Seguro que, como lector de Xombit, te gusta la tecnología. Vivimos en una sociedad consumista, y algunos son aficionados a los coches, otros a la ropa de marca y muchos… ¡a todo tipo de aparatejos electrónicos! El problema es que son demasiadas las propuestas que nos hacen las marcas, y solemos caer en ellas con facilidad. Algunos afortunados podrán costearse todo lo que deseen, pero la mayoría nos tendremos que conformar con lo que nuestro presupuesto permita.

Hace tiempo ya hicimos una guía para gastar menos en las compras tecnológicas, pero estaba más bien enfocada a personas que no eran entusiastas. La de hoy se ha pensado más para los geeks a los que les gusta disfrutar de lo último de lo último, pero tienen que enfrentarse a la realidad de que no se pueden comprar todo lo que quieren. Así que, para ellos, van unos consejos:

Comprar con cabeza

Sí, ya sé que esta guía está orientada a disfrutar de más por menos, pero ese tema también se encuentra en nuestra cabeza. Si tenemos un Samsung Galaxy S5, no vamos a necesitar un Samsung Galaxy S6. Da igual lo frikis que seamos, a ciertos niveles se debería imponer la lógica. ¿Eres de los que les gusta cacharrear con los móviles, y compras uno nuevo cada tres meses? Bien, está claro que hay mucha gente que lo hace, pero no se puede decir que se trate de un comportamiento ejemplar. Seguro que en esos casos los dispositivos, prácticamente nuevos, tendrán una segunda vida, pero en estas situaciones hablamos más de vicio que de afición.

Tienda de electrónica

Respeto las decisiones de todos, pero muchas veces tenemos la impresión de que “nos estamos quedando atrás” porque salen muchos productos nuevos… que no aportan nada sobre los que poseemos. U otros de utilidad bastante limitada, como los smartwatches. Por ejemplo, si tenemos un phablet, ¿necesitamos una tablet? Obviamente, la queremos, pero no siempre resulta posible, y debemos ser realistas respecto a lo que deseamos. Una vez aclarado este tema, entremos en el meollo de la cuestión.

La segunda mano, tu aliada

Si compramos siempre lo último de lo último, acabaremos con miles de euros en gadgets guardados en un cajón sin usar. Pero los entusiastas saben que la mejor forma de financiar su último capricho es vender el anterior.

La regla de oro: debes tratar tus aparatos con muchísimo cuidado, para que los puedas poner a un precio más alto por su impecable estado. Resulta duro, pero piensa que se trata de una inversión. Lo mejor es recurrir a fundas y protectores de pantalla, que además incluirás “de regalo” cuando vendas el dispositivo, y lo harán más atractivo. Este vídeo te dará pistas para introducirte en el mundo de los productos de ocasión:

Otra opción interesante es adquirir tus propios dispositivos también de segunda mano. Aunque sean una novedad, siempre hay quien se cansa pronto o no le ha gustado su compra. Desde luego, en estas circunstancias no vamos a ahorrar mucho, pero toda ayuda cuenta. Compremos o vendamos, debemos recurrir a estos sistemas, por orden de preferencia:

Familiares y amigos: lo mejor es intentar hacer un trato con una persona cercana. No vamos a sufrir sorpresas desagradables, la negociación será más fácil y el precio final, todo lo justo posible. Además, resulta más sencillo conocer si el objeto que compramos ha tenido un buen trato o no.

Internet: sin duda, el sistema más trabajoso y arriesgado, pero el que mejores márgenes ofrece. Nosotros ya te hemos dado unos consejos para las compras de segunda mano, pero la regla de oro es ser cautos y desconfiar de los chollos. Mejor negociar en foros con sistemas de reputación (o en eBay) que en anuncios clasificados, por la seguridad extra que se obtiene. Luego, todo se trata de esperar a encontrar la oportunidad y, a veces, ser hábil regateando. Por otro lado, en las ciudades grandes tienen más fácil ahorrarse los gastos de envíos mediante una entrega en mano, algo que a veces se vuelve un factor clave.

Tiendas de segunda mano: esta es la opción para los vagos, o para los desconfiados. Vamos a una tienda (o mejor comparar varias) y vendemos o compramos lo que queramos. En el segundo caso contamos con una cierta seguridad de que el producto se encuentra en buen estado, y suele venir con un período de garantía. Pero el establecimiento tiene que ganar dinero, así que eso se refleja en las cantidades que paga o cobra por los bienes con los que comercia.

Tienda de segunda mano

Una segunda vida para tus dispositivos

Un móvil, ordenador o tablet que se ha quedado viejo para un geek puede seguir siendo un aparato maravilloso para otras personas. Y seguro que puedes regalárselo a tus padres (¡o hijos!) para que se introduzcan en el mundo de la tecnología. No sólo quedas muy bien, sino que quizá así no seas tan criticado por tu vicio de las maquinitas. Obviamente, en este caso no ahorras tanto dinero… aunque puedes aprovechar para entregar tu antiguo gadget en un cumpleaños o en Navidad y saltarte el regalo. En algunas situaciones, que sea un producto usado no lo hace para nada menos apetecible.

Otra opción es donar los dispositivos que no quieras aunque, obviamente, no vas a estar regalando productos caros continuamente. También puedes darles un nuevo uso: ese móvil viejo se transforma en tu reproductor MP3 para hacer deporte, el ordenador antiguo en un media center para ver series, tu televisión ya-un-poco-vieja pasa del salón a la habitación…

No apuestes por los tope de gama

Este consejo es difícil: a todos nos gustaría tener un iPhone 6 Plus de 128 GB, especialmente a los fanáticos de la tecnología. Pero ya hemos visto que el bq Aquaris E6 también está muy bien y cuesta la tercera parte, así que nos debemos conformar. Vale, se trata de un ejemplo un poco extremo, pero la idea es que, aunque nos guste cacharrear, tampoco tenemos que comprarnos los dispositivos más caros siempre. Hay buenas opciones en la gama media, que no para de evolucionar y ofrecer novedades de lo más interesantes.

Nuevo Motorola Moto G

Si realmente eres un entusiasta, es difícil que aceptes un Motorola Moto G en vez de un Motorola Moto X pero, en casos de presupuestos limitados, eso puede marcar la diferencia entre quedarse sólo con un smartphone o comprarse otro juguetito, como un smartwatch barato.

Cuidado con los caprichos

Da igual que se lance la Microsoft Surface 3, la genial New Nintendo 3DS o el nuevo Ultrabook más delgado del mundo: durante la semana posterior a su aparición estaré convencido de que se trata de un producto genial, y de que lo necesito desesperadamente. No soy al único al que le pasa eso, así que hay que tener muy claro que uno no debe dejarse llevar por la emoción. Al fin y al cabo, reservar algo sin leer antes reviews se trata de la forma más segura de llevarse una decepción.

Otro peligro es el de la tarjeta de crédito: paseamos por una tienda y vemos un gadget que nos gusta y no es muy caro (o peor, está de oferta), así que lo compramos de manera impulsiva. Si caemos en este error, acabaremos con un dispositivo que seguro que no necesitábamos, y que nos resultará poco útil. Ya no digo que no compres mucha electrónica pero, si lo haces, al menos intenta elegirla de forma concienzuda… ¡que es muy cara!

—-

Hasta aquí llegan nuestros consejos para estar al día en tecnología sin arruinarse. Aparte de los trucos para vender y comprar de segunda mano, podrían resumirse en ser consumistas, pero con un poco de moderación e inteligencia. La verdad, no tengo claro que estas ideas vayan a resultar útiles: seguro que muchas veces te has planteado no comprar otro móvil hasta que el tuyo se rompa, pero luego Apple presentó ese iPhone tan bonito y…

¿Qué opinas de estas propuestas? ¿Las vas aplicar a la hora de comprar dispositivos electrónicos, o eres de los que se hacen con un gadget nuevo en cuanto ahorra un dinerillo?

Archivado en Ahorro, Segunda mano
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (15)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Publica tu opinión usando tu cuenta de Facebook.

Otras webs de Difoosion