Los fracasos en taquilla más sonados de los últimos años

COMPARTIR 0 TWITTEAR

John Carter

Como suele ocurrir en todas las industrias, la del cine tampoco es un camino de rosas. Estamos acostumbrados a los éxitos de Hollywood y a las grandes producciones que reportan millones de dólares, pero olvidamos que muchas películas no corrieron la misma suerte.

Aunque puede parecer sencillo, atraer al público a los cines es uno de los principales quebraderos de cabeza de todos los productores. Por ello, se esfuerzan en crear productos atractivos que muchas veces llegan de la mano de grandes actores.

Sin embargo, una buena historia o un buen reparto no aseguran el éxito en taquilla. En este post repasamos los fracasos más sonados en los últimos años de historia del cine.

John Carter

Si hablamos de fracasos no podemos evitar mencionar el de John Carter. La producción de Disney costó alrededor de 375 millones de dólares, a los que hay que añadir los más de cien empleados en promoción. En total, registró unos 93 millones en pérdidas tras haber recaudado 282, una cifra muy por debajo de lo esperado.

De hecho, el fracaso fue de tal magnitud que Rich Ross tomó la decisión de dimitir como presidente de los estudios Disney. Ross reconoció pérdidas totales por valor de doscientos millones y dejó su cargo tras anunciarlo.

Tomorrowland

Tomorrowland se ha convertido en el último gran fracaso de Disney. Las cifras todavía no son definitivas, pero la apuesta por George Clooney como principal atractivo de la película no parece haber sido un acierto. Por lo que se sabe hasta el momento, la mítica factoría podría perder cerca de 140 millones de dólares.

La película rodada en Valencia no ha contado con una buena acogida y desde su estreno el pasado 22 de mayo en Estados Unidos ha recaudado más de 170 millones en todo el mundo. A pesar de que no son malas cifras, Disney esperaba mucho más de una película por la que se ha hecho una fuerte apuesta.

Stealth

Stealth intentó recuperar el espíritu de Top Gun, pero en lugar de ello se topó con un estrepitoso fracaso. Josh Lucas, Jessica Biel y Jamie Foxx no lograron salvar la película de acción, que perdió en salas casi sesenta millones de dólares.

Costó 135 millones y únicamente recaudó 76, a los que también habría que restar las pérdidas de promoción. En total, Stealth supuso pérdidas de más de cien millones.

Catwoman

En 2004, Catwoman daba el salto a la gran pantalla ante una gran expectación. Semanas antes del estreno, y tras realizar varias pruebas que predijeron un fracaso en taquilla, se decidió grabar nuevos planos y cambiar el montaje.

Ni siquiera estos precipitados cambios pudieron evitar lo inevitable. Pocos meses después se confirmaba el batacazo tras alcanzar los 63 millones de pérdidas. Halle Berry recibió entonces el Razzie a la peor actriz y llegó a reconocer públicamente que la película era una “porquería”.

Marte necesita madres

Otra catástrofe para el estudio Disney. Robert Zemeckis, director de la cinta, vivió el fracaso de primera mano. Esta película animada contaba con un argumento absurdo que no convenció a los espectadores.

Costó 150 millones y apenas recaudó 38. Las cifras son de escándalo y finalmente Disney asumió pérdidas de 112 millones de dólares.

Sahara

Sahara lo tenía todo para triunfar: aventuras, amor, un escenario único, un buen reparto… Sin embargo, unos costes estratosféricos acabaron con todas las esperanzas de la productora.

Ni siquiera Penélope Cruz pudo conseguir que al menos se recuperara la inversión realizada. Costó la friolera de 241 millones y recaudó 119. Evidentemente es una buena cifra, pero escasa en relación a su coste.

Archivado en Cine de animación, Disney, Estreno, Estrenos, Walt Disney
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (16)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Nuestros blogs