¿Deberían los iPad renovarse cada 2 años?

COMPARTIR 0 TWITTEAR

iPad con el juego Monument Valley

Desde luego, tengo claro que los iPad se tratan de las mejores tablets que se pueden encontrar en el mercado para un uso general. Pero lo cierto es que nunca ha estado muy claro qué necesidad concreta satisfacen este tipo de dispositivos, y poco a poco están pasando de moda. Las tablets llegaron para comerse el mundo, pero cada vez venden menos, y parece que van camino de convertirse en un segmento más del mercado, de cierta popularidad, pero mucho menos relevante de lo que es a día de hoy.

Apple no se rinde, y sigue queriendo potenciar los iPad, a pesar de que trimestre tras trimestre obtienen cifras de ventas cada vez más discretas. Tal vez una solución al problema sea pasar a actualizar los iPad cada dos años, turnándose el iPad de tamaño completo con el iPad mini. Así que en este artículo vamos a comprobar que existen indicios de que este cambio de política podría aplicarse en el futuro, analizaremos su potencial para mejorar las ventas y concluiremos que Apple parece tener ganas de experimentar un poco. Comienza nuestro recorrido:

Los antecedentes

La idea de que Apple pudiera dejar de actualizar los iPad de forma anual no se trata de pura especulación, sino que existen razones para pensar esto. Se trataría un cambio radical frente a la costumbre de presentar un modelo nuevo cada 12 meses, pero el año pasado “casi” ha ocurrido esto: el iPad mini 3 que se puso a la venta representaba una actualización insignificante. Sólo aportaba el lector de huellas dactilares y una versión en color dorado. Cuesta 100 euros más que el iPad mini 2, prácticamente idéntico, así que seguramente el iPad mini 3 tendrá el dudoso honor de ser uno de los menos vendidos de la historia.

iPad Air 2 e iPad mini 3

El año pasado Apple llevó a cabo una actualización de compromiso (¿tal vez una forma de tantear el mercado?) y ahora se rumorea que en el 2015 no va a salir un iPad Air 3. Seguramente a cambio veremos un nuevo iPad de 12,9 pulgadas y prestaciones más profesionales en los próximos meses. Así que tenemos motivos para pensar que el ritmo de actualización de los iPad va a bajar.

¿Ayudaría a las ventas?

Ya hemos visto que aunque los iPad venden menos cada día, Apple no los abandonará. Lo que sí encuentro muy posible es que vaya a realizar diversos experimentos de insuflar un poco de vida al formato. El modelo de 12,9 pulgadas que acabamos de mencionar se trata del más claro ejemplo. Pero lo cierto es que puede que modificar la frecuencia de lanzamiento de nuevos productos se trate de una nueva estrategia bien planificada.

En general, las tablets no son renovadas tanto por los compradores como los smartphones porque no las usamos demasiado, y lo que ofrece un modelo de hace unos años tampoco difiere en exceso de lo que nos permiten hacer los actuales. Por medio del nuevo sistema operativo iOS 9 parece que Apple quiere forzarnos a comprar nuevos iPad, pero puede no ser el único cambio. Hasta ahora, con un modelo al año, estaba claro que nadie renovaba cada 12 meses su tablet, y eran los avances sucesivos de varias generaciones los que nos animaban a adquirir un nuevo iPad… tras haber usado el nuestro durante dos, tres o más años.

Recreación de un iPad de 13 pulgadas

A la vista está que esta estrategia no funciona, así que puede que Apple vaya a actualizar cada menos tiempo, pero ofreciendo novedades de mucho más calado en los nuevos modelos, capaces de convencer a sus clientes. Además, de esta forma se evitaría los gastos de desarrollar varios iPad al año. Por otro lado, alargando así la vida comercial del producto, se volvería posible llevar a cabo bajadas de precio cuando lleve bastantes meses en mercado… algo que Apple rara vez hace.

La idea de las fechas flexibles

Otra posibilidad es que Apple se olvide de lanzamientos anuales o bianuales, para presentar los iPad sin fechas fijas, como muchas veces ocurre con la gama Mac. Apple siempre ha actualizado el iPhone cada 12 meses, pero con el iPad ya fue flexible una vez: en el 2012 lanzó dos modelos, principalmente para incluir el conector Lightning, algo que no gustó a los que tenían una unidad recién comprada y vieron como se quedaba atrás en muy poco tiempo.

Una posibilidad es lanzar un iPad cuando sólo haya bastantes mejoras que ofrecer, ya sea seis meses o dos años tras su antecesor. Desde luego que no creo que con esto se consiga que un número elevado de usuarios adquieran un nuevo modelo teniendo el anterior, pero puede que sí ayude a lograr más actualizaciones. De todas formas, ignoro si los estudios de mercado de Apple indican lo contrario, pero a mí esto me suena a experimento, cuando no a medida desesperada.

iPad Air 2

Así que resulta probable que dejemos de ver un nuevo iPad de cada tamaño una vez al año. Eso sí, aunque Apple tome esa decisión, tampoco podemos descartar que la revierta si consigue recuperar los niveles de ventas de sus tablets. Y resulta más que probable que el hipotético iPad de 12,9 pulgadas sea actualizado cada año al principio, porque seguro que sufre carencias iniciales que hay que subsanar, y además se competirá un segmento menos saturado. En cualquier caso, a la vista de que el futuro de Apple no depende en absoluto del iPad, tampoco me parecería raro que experimentase con el ritmo de lanzamientos aun asumiendo ciertos riesgos.

¿Qué opinas de este tema? ¿Crees que sería adecuado que los iPad sólo se actualizaran cada dos años, o piensas que el sistema habitual se trata del idóneo y no ves necesidad de cambiarlo?

Archivado en Apple, iPad, Tablets
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (9)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion