El problema de los anuncios y el crecimiento de los ad-blockers

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Adblock

Los bloqueadores de anuncios son una opción cada vez más extendida entre los usuarios de Internet. El desgaste psicológico que nos producen los anuncios cada vez que vemos un programa de televisión o estamos intentando mirar un vídeo en YouTube ha creado la necesidad de utilizar este tipo de software, que provoca una mala reacción por parte de algunos medios.

El crecimiento de los ad blockers siempre ha sido lento y continuo, pero a partir de 2013 fue cuando las tasas de crecimiento empezaron a despuntar. En los últimos 3 años, los usuarios que bloquean anuncios han aumentado de 40 millones hasta más de 200 millones en la actualidad. Nosotros ya hablamos hace un tiempo sobre si era equiparable a robar, pero lo que está claro es que la publicidad cada vez nos invade más y al final nos vemos obligados a tomar estas prácticas.

Crecimiento Ad blockers

Los problemas de la publicidad

Los consumidores y usuarios están en pleno derecho de tener miedo de la publicidad, ya que la industria se ha descontrolado en este sentido. Muchas páginas están utilizando diferentes trackers para poder seguir utilizando publicidad y conseguir rascar algún céntimo de las distintas visitas que recibe la página.

Esto lo que genera es que las páginas empiecen a cargar de una manera más lenta, de manera que algunos usuarios con ordenadores menos potentes se vean obligados a abandonar la página antes de que se haya cargado por completo. Incluso los ordenadores más modernos pueden llegar a tener dificultades para cargar toda la cantidad de datos que requiere la página, por lo que se necesita hacer más eficiente este modelo.

No obstante, el crecimiento de los ad blockers no se debe a los problemas de rendimiento que se puedan presentar, sino que más bien es culpa de la pérdida de privacidad. Hay cientos de trackers en toda la red, y estos colaboran entre sí recogiendo datos de los lectores para aumentar los ingresos por publicidad. Cuando los usuarios han empezado a darse cuenta de ello, han tenido que buscar nuevas maneras de evitarlo.

anuncios internet

El problema del contenido gratis

La publicidad, tal y como está diseñada actualmente, es un problema difícil de solucionar. Si tenemos en cuenta el gasto anual de Internet del año pasado en Estados Unidos, este alcanzó los 51.000 millones de dólares, y se prevé que en el futuro continuará aumentando este gasto.

Esto parece una gran cantidad de dinero, y es una de las razones principales por las que las compañías tienen miedo de que el bloqueo de anuncios se convierta en algo más común. No obstante, si nos paramos a pensar un poco, no es tanto dinero por usuario como puede parecer. Casi toda la población de Estados Unidos tiene Internet, por lo que el gasto es de 170 dólares por persona al año.

Esto se traduce en unos 14 dólares al mes. En otras palabras, podríamos acabar con toda la publicidad que hay en Internet si las tarifas subieran esa cantidad, pero tampoco tendrían que ser tan elevadas. Solo tendríamos que subirlas en una cantidad equivalente a lo que reciben esas compañías, no los gastos que incurren.

Ya hemos hablado de los problemas que surgen al tener contenido gratis en los distintos ámbitos de la vida. Todo tiene un precio, incluso cuando creemos que estamos viendo algo de manera gratis, seguramente una tercera persona ya haya pagado por ello. Lo gratis nos gusta a todos, pero tenemos que tener en cuenta que el trabajo que realizan los demás tiene un coste.

Anuncios en Internet

¿Hay alguna solución?

Hay algunas opciones que podemos tener en cuenta. Una de ellas sería ofrecer un modelo de suscripción equivalente a la oferta televisiva de pago que tenemos hoy en día. Las diferentes páginas web podrían unirse y crear un paquete de suscripción mensual sin anuncios y ofreciendo la mejor experiencia posible al consumidor.

Este modelo tiene un problema, y es que beneficia a las empresas que ya están establecidas en un mercado y no a las startups. No obstante, el modelo actual también peca de lo mismo, puesto que las nuevas empresas tienen muchas dificultades para aumentar sus ingresos si no tienen suficiente audiencia.

La opción alternativa es cambiar radicalmente la manera en como se ofrece publicidad en Internet. Las páginas web son las que deben tomar el mando aquí, ya que son las que escogen los trackers que se deben poner en las diferentes páginas. Se puede intentar construir un modelo simple de publicidad, aunque tampoco no se sabe a ciencia cierta como cambiarían los ingresos recibidos por publicidad.

Sea como fuere, los anuncios se han convertido en una especie de enfermedad para los consumidores de Internet, y que parece que intentan evitar de todas las maneras. La única respuesta posible parece ser la de intentar no luchar contra los lectores e intentar innovar para encontrar un modelo que funcione para todo el mundo.

¿Qué piensas de los bloqueadores de anuncios? ¿Utilizas alguno o estás dispuesto a sacrificar un poco la libertad para dar ingresos a una página web?

Archivado en AdBlock, Anuncios, Estados Unidos, Sociedad
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (8)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

¿Te ha gustado? ¡No te pierdas nada más!

follow us in feedly

Otras webs de Difoosion