Segundas partes nunca fueron buenas: spin off y crossover que arruinaron la serie original

COMPARTIR 0 TWITTEAR

Frasier Cheers

Los seriéfilos estamos cada día más acostumbrados a los populares spin offs y crossovers. Las televisiones se han empeñado en recuperar viejas fórmulas que en su día les reportaron éxito, pero el resultado no siempre es tan bueno como esperaban.

Como todos sabemos, tanto los spin offs como los crossovers comparten personajes con su serie original y entremezclan varias tramas, algunas conocidas y otras no tanto. El problema, como decíamos, llega cuando arruinan la serie original.

A veces es mejor terminar por completo una serie y no dar lugar a un completo desastre que podría acabar con el prestigio de la producción madre. En este post os mostraremos claros ejemplos, estamos seguros de que estaréis de acuerdo con nosotros.

Buffy cazavampiros y Angel

Como todos sabemos, Buffy pasó varias temporadas intentado salvar el mundo hasta lograrlo. En la última temporada de Angel, que terminó un año después que Buffy, los protagonistas volvieron a salvarlo, lo que significa que todos los intentos previos de la protagonista fueron en vano. Spike resucita y su sacrificio queda manchado por una sorprendente resurrección sin ton ni son.

Cheers y Frasier

Frasier finaliza cuando el protagonista decide mudarse a la ciudad en busca del amor de su vida. Sin embargo, lo que vimos Cheers sabemos que ese no es, ni mucho menos, el verdadero final de su historia. En uno de los capítulos se muestra una escena del futuro en la que Lilith sigue siendo su mujer.

¿Que qué significa esto? Pues que Frasier nunca vivió feliz junto a su amor verdadero, sino que su destino fue regresar a Boston con su ex mujer. Sin duda, una gran decepción para todos los seguidores de la serie que no pasaron por alto este detalle.

Dharma & Greg y Dos hombres y medio

Aunque no podemos hablar de spin off, estas dos series fueron creadas por Chuck Lorre. En uno de los episodios de Dos hombres y medio, Dharma y Greg vuelven a aparecer, aunque no como esperábamos. Cuando la serie terminó, vimos como ambos comenzaban a llevarse bien dejando a un lado sus diferencias, pero en este capítulo volvimos a verles como un matrimonio infeliz y continuamente enfrentado.

Chuck Lorre nos había regalado un final perfecto lleno de felicidad, pero su vuelta a la televisión nos demostró que únicamente había sido un espejismo.

Arnold y El Príncipe de Bel Air

El final de El Príncipe de Bel Air nos conmovió con la venta de la casa familiar. El creador de la serie quiso aprovechar este final para hacer un homenaje a Arnold y Drummond, que van a ver la casa. El efecto no fue el esperado, ya que Gary Coleman, el actor protagonista, ya pasaba de los 30 años. Todos nos quedamos algo decepcionados al comprobar que a pesar del paso de los años, Arnold no había progresado y seguía viviendo con su padre adoptivo.

¿Se os ocurre algún otro spin off desastroso? ¿Pensáis que los crossover siguen siendo una buena idea? ¿Os gustaría recuperar alguna vieja serie de esta forma? No dudéis en dejar vuestra opinión en los comentarios.

Archivado en Crossover, Spin Off
COMPARTIR 0 TWITTEAR

Comentarios (13)

Usa tu cuenta de Facebook para dejar tu opinión.

Otras webs de Difoosion